15 de enero de 2014

Estimada Mª José ... recuerda que aunque a veces hay malas experiencias, nunca debes retroceder ni rendirte, quien persevera alcanza.
Joan Busquets i Verges. Exmaqui libertario del Berguedá 28/12/2013
"Muero contento, porque equivocado o no, muero por una idea" Manuel Barreiro dos días antes de ser fusilado 12/3/1939

domingo, 18 de enero de 2009

Un amerizaje de héroe le costó un consejo de guerra

Un piloto español salvó a 27 personas en 1966 pero una murió y "querían fusilarme"

PÚBLICO - Málaga - 18/01/2009
Eugenio Maldonado, piloto español de 72 años, ya jubilado, vivió en 1966 una situación similar a la del comandante Chesley B. Sullenberger III, que logró evitar una catástrofe el pasado jueves al amerizar sobre las aguas del río Hudson en EEUU.

En los sesenta, Maldonado salvó la vida de 27 personas en un amaraje de emergencia. Sin embargo, tuvo que afrontar un consejo de guerra, porque murió uno de los pasajeros. Sólo se libró cuando quedó acreditado que el viajero había fallecido por un infarto y no ahogado. Eran otros tiempos. El dictador Francisco Franco gobernaba el país.

Sin quitarle mérito al comandante del vuelo de US Airways, Maldonado comparó, en una entrevista con Efe, los elogios que Sullenberger recibió por parte de las autoridades, que lo aclamaron como un héroe, con el calvario que tuvo que pasar él.

"Nunca dudé en dar mi vida por salvar a los pasajeros y querían fusilarme", relató el ex piloto. Además, según explicó, la dificultad de posar un avión sobre el mar es mayor que sobre un río. En el primer caso es necesario buscar la cúspide de la ola.

De lo ocurrido el 16 de septiembre de 1966 recuerda que el avión, un DC-3, despegó de Tenerife con destino a la isla de La Palma y a los tres minutos sufrió un problema en un motor, con nubes y rodeado de montañas, por lo que decidió intentar el amaraje. El impacto sobre el mar originó una cortina de agua que motivó que un avión que volaba por la zona comunicara al aeropuerto que se había hundido.

Maldonado recuerda la urgencia para abandonar el avión antes de que se hundiera y la dificultad para sacar a las madres de los niños que viajaban en el aparato. No querían separarse de los menores para subir a una barca de un pescador que se acercó. El resto del pasaje tuvo después que nadar hacia unas rocas.

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++