15 de enero de 2014

Estimada Mª José ... recuerda que aunque a veces hay malas experiencias, nunca debes retroceder ni rendirte, quien persevera alcanza.
Joan Busquets i Verges. Exmaqui libertario del Berguedá 28/12/2013
"Muero contento, porque equivocado o no, muero por una idea" Manuel Barreiro dos días antes de ser fusilado 12/3/1939

martes, 20 de enero de 2009

La travesía de los exiliados

Iniciativa en el Maresme para recuperar la Memoria Histórica

Un grupo de Mataró recorre el camino de quienes huyeron a pie a Francia en 1939

FEDE CEDÓ-MATARÓ-19/1/2009
Lo que empezó como un intento de reivindicar rutas de senderismo trazando la línea virtual del meridiano común entre Mataró y el Canigó ha acabado por generar uno de los focos más activos de recuperación de la memoria histórica de los últimos días de la guerra civil. Los Marxaires Mataró-Canigó recorren cada año la ruta de los republicanos que huyeron a pie del fascismo rumbo a la frontera.

"La idea de las travesías del exilio surgió cuando intentábamos consolidar la ruta GR-83" conocida como el Camino del Norte o del Canigó, relata Miquel Torner, uno de los integrantes del grupo excursionista. "El azar quiso que, cuanto más avanzábamos, más testigos del exilio hallábamos", cuenta. Era una parte de la memoria colectiva "que desaparecía con los años".

Una foto histórica

Fue en el 2003 cuando los de Mataró, junto a otra asociación hermana de Prats de Molló, localizaron los escenarios de algunas de las fotografías más impresionantes de 1939 en la frontera. Poco después les acompañaba el único miembro vivo de una familia, los Gracia, originarios de Monzón, que involuntariamente formó parte de la historia anónima a través de una de esas fotografías.

La instantánea, que ha dado la vuelta al mundo, muestra en Prats de Molló un primer plano de un hombre ayudando a su hija con la pierna amputada, seguidos por un niño, Amadeo Gracia, al que le faltaba un pie, mientras era ayudado por un voluntario, Thomas Coll.

El propio Amadeo decidió acompañar a los marxaires de Mataró para rememorar sus pasos por el camino de la retirada, como lo llaman los franceses, y coma uno más de las 450.000 personas que, entre el 9 y el 13 de febrero de 1939, cruzaron la frontera pirenaica por los montes de Ares, Malrem, Lille, El Pertús y Portbou. Desde entonces las historias se han sucedido para que cientos de estudiosos y organizaciones las engranen en centros de documentación, como los que impulsa la Direcció General de la Memòria Democràtica.

"El silencio se rompió en la Catalunya Nord hace seis años cuando la gente, muchos de ellos exiliados, se nos acercaba intrigada por las banderas republicanas que llevábamos", recuerda Torner. La travesía Setenta años de Exilio transcurrirá esta vez entre el 31 de enero y el 3 de febrero partiendo del collado de Ares, paso emblemático de los exiliados, y se centrará en los exiliados y los descendientes de estos que se integraron en el sur de Francia pese a las dificultades y para los que el exilio, 70 años después, es aún memoria viva.

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++