15 de enero de 2014

Estimada Mª José ... recuerda que aunque a veces hay malas experiencias, nunca debes retroceder ni rendirte, quien persevera alcanza.
Joan Busquets i Verges. Exmaqui libertario del Berguedá 28/12/2013
"Muero contento, porque equivocado o no, muero por una idea" Manuel Barreiro dos días antes de ser fusilado 12/3/1939

jueves, 5 de febrero de 2009

Muestra sobre la Facultad de Filosofía y Letras de Madrid en la II República

Hasta el 15 de febrero de 2009 está abierta en el Centro Cultural Conde Duque de Madrid la exposición 'La Facultad de Filosofía y Letras de Madrid en la Segunda República', con motivo de su 75 aniversario (1933-2008), organizada por el Ayuntamiento de Madrid y la Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales. Sobre esta muestra, que fue inaugurada el 18 de diciembre de 2008, dicen sus responsables: "El domingo 15 de enero de 1933 el Presidente de la República, Niceto Alcalá Zamora, en compañía del Jefe de Gobierno, Manuel Azaña, y varios ministros del Gobierno —Fernando de los Ríos, Indalecio Prieto, Luis de Zulueta, etc.—, inauguró el edificio de la Facultad de Filosofía y Letras en la Ciudad Universitaria. Dicho acto fue enormemente simbólico y tuvo gran repercusión en la prensa y en los medios intelectuales, pues se trataba del primer edificio que se inauguraba en el nuevo campus. «¡Renovación del cuerpo y del espíritu! La Facultad de Filosofía y Letras despierta a una nueva vida en un nuevo paisaje», exclamaría su Decano, Manuel García Morente".

"A partir de la nueva ubicación y hasta la Guerra Civil, la Facultad de Filosofía y Letras de Madrid vivió una auténtica edad dorada. De hecho, de todo el revolucionario proyecto urbanístico e intelectual de la Ciudad Universitaria, este edificio sería el único que llegaría a funcionar plenamente durante la II República. Desde el punto de vista arquitectónico, esta obra de Agustín Aguirre destacaba por su modernidad. Fiel ejemplo de la arquitectura racionalista de vanguardia, partiendo de una estructura simétrica, disponía de amplios pasillos y escaleras para facilitar la circulación de personas, mientras que en las aulas grandes ventanales permitían aprovechar al máximo la luz en el espacio docente. Asimismo, este edificio «sereno y limpio como un soneto», en palabras de Víctor de la Serna, sobresalió por novedades tecnológicas punteras —sistema de enfriamiento del aire y calefacción, ascensor tipo ‘noria’ (Paternoster), sistema de proyección en el aula magna—, valiosos elementos decorativos —una gran vidriera Art Decó en el vestíbulo principal— y un mobiliario de esmerado diseño, del propio Agustín Aguirre a partir de modelos estudiados en un viaje que hizo por Europa con este objetivo".

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++