15 de enero de 2014

Estimada Mª José ... recuerda que aunque a veces hay malas experiencias, nunca debes retroceder ni rendirte, quien persevera alcanza.
Joan Busquets i Verges. Exmaqui libertario del Berguedá 28/12/2013
"Muero contento, porque equivocado o no, muero por una idea" Manuel Barreiro dos días antes de ser fusilado 12/3/1939

sábado, 14 de febrero de 2009

Concentración por la Recuperación de la Memoria Histórica en Córdoba

Martes 17 de Febrero a las 19:00 h.en la puerta del Ayuntamiento.

Convoca : CNT-AIT Córdoba

Decepción, desencanto, desengaño sentiríamos si como organización libertaria no estuviéramos más que acostumbradas al cinismo e hipocresía de la clase política. Sean del color que sean y a la escala local que se quiera, los actores y sustentadores del poder sólo defienden sus propios intereses partidarios y sectarios, acudiendo al pueblo únicamente para sacar réditos electorales a través de la demagogia y el populismo, cuando no aplicando un autoritarismo paternalista de acciones “políticamente correctas” que buscan dar “una de cal y otra de arena”, aplicando en definitiva el olvido en la acción política como mejor medio para poder hacer más manipulables las mentes y de paso poder arañar algún voto de aquellos que se ubican en las “equidistancias”.
Frustración, desaliento y amargura sentiríamos al ver actuaciones de un gobierno que se dice de izquierdas, como el del ayuntamiento de Córdoba, y que actúa con la más hiriente insensibilidad e indolencia ante las víctimas del fascismo, si no supiéramos (por propia experiencia) que las víctimas no interesan porque ya no votan. No interesan porque nos advierten del nefasto modelo de transición sobre el que se asienta nuestra “democracia” (que surge como continuidad del franquismo y avalado por una “ley de punto y final” que perdonó crímenes masivos), no interesan porque levantan vergüenzas, porque crean incomodidades, papeleos tal vez…porque molestan. Como mucho serán capaces de organizar y aplaudir actos formales de homenaje que no remuevan demasiado e incomoden lo justo, perfectos para salir en la foto y mantener el lazo con las sufridas militancias que no ocupan los sillones de la “responsabilidad”.
Y se dirá que entonces, en 1977, fue lo mejor que se pudo hacer dadas las circunstancias, para después seguir defendiendo, 30 años después, ese modelo de transición y, no contentos con ello, llevarlo orgullosamente como ejemplo a otros países. Hasta que en esos países te dicen que NO, que ese modelo de democracia que va en contra de buscar la Verdad, la Justicia y la Reparación para las víctimas no es el que señala la legislación internacional en Derechos Humanos, y que no lo han querido así ni Argentina, ni Chile, ni Guatemala, ni Sudáfrica, ni Ruanda, ni…

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++