15 de enero de 2014

Estimada Mª José ... recuerda que aunque a veces hay malas experiencias, nunca debes retroceder ni rendirte, quien persevera alcanza.
Joan Busquets i Verges. Exmaqui libertario del Berguedá 28/12/2013
"Muero contento, porque equivocado o no, muero por una idea" Manuel Barreiro dos días antes de ser fusilado 12/3/1939

viernes, 20 de febrero de 2009

TV-3 reconstruye el drama de los refugiados republicanos en el sur de Francia

70º Aniversario del exilio español

FERMÍN ROBLES - Barcelona - 20/02/2009 "Vivir con la memoria es terrible, pero hacerlo sin ella es aún peor". La frase es del veterano documentalista Felip Solé, autor en TV-3 de títulos como Exilis y El tresor del seté camió, donde abordaba el éxodo republicano tras la Guerra Civil. Ahora ha vuelto a investigar sobre la migración de los derrotados para reconstruirla en un nuevo documental: la historia del campo de Argelers (Francia), destino trágico para 300.000 refugiados españoles que cruzaron la frontera a principios de 1939. Como relatan los 25 testigos entrevistados, las condiciones de vida allí fueron extremas. "Si después no hubiera llegado el nazismo, aquello sería recordado hoy como lo peor", explicaba Solé en Argelers durante una pausa en el rodaje el pasado 9 de febrero, precisamente el día en que se conmemoraba el 70º aniversario de la apertura del campo.

Un monolito recuerda en Argelers a los españoles muertos en sus arenas. La villa vive del turismo y en invierno tiene un aspecto tristón. Sobre todo en este 2009, en que abundan en su agenda cultural los actos que recuerdan "la retirada". "El franquismo interrumpió la memoria en España, pero aquí ha permanecido intacta", apunta el director, que ha recibido del Ayuntamiento todas las facilidades para rodar. La historia del campo también ha dejado su huella en los habitantes del pueblo. Además de la vida cotidiana en el campo, el documental recoge que algunos de ellos se solidarizaron con los presos y pasaban alimentos a través de la alambrada cuando la guardia se descuidaba. "Muchas personas dicen que no existieron campos de concentración y nosotros debemos dar testimonio de que eso no fue así", dice en un esforzado catalán Pierre Aylagas, hijo de dos españoles internos en el campo y actualmente alcalde de Argelers.

En el documental se han ilustrado los recuerdos de los testigos con un centenar de fotografías -captadas por Robert Capa y Agustí Centelles, entre otros- y con ocho minutos de imágenes que muestran la vida dentro de la alambrada. Algunas de ellas fueron rodadas por el cineasta Jean-Paul le Chanois, que introdujo una cámara en el campo y de forma clandestina consiguió rodar algunas escenas para mostrar el trato que los franceses dispensaban a los republicanos españoles.

El documental, con un presupuesto de 350.000 euros y coproducido por TV-3, Utòpic y Kalimage, recurre a algunas dramatizaciones, en las que han participado 30 actores y decenas de figurantes. Este recurso permite reconstruir algunos de los episodios de los que no se conservan imágenes.

El documental se preestrenará en Argelers el 20 de mayo.

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++