15 de enero de 2014

Estimada Mª José ... recuerda que aunque a veces hay malas experiencias, nunca debes retroceder ni rendirte, quien persevera alcanza.
Joan Busquets i Verges. Exmaqui libertario del Berguedá 28/12/2013
"Muero contento, porque equivocado o no, muero por una idea" Manuel Barreiro dos días antes de ser fusilado 12/3/1939

miércoles, 18 de febrero de 2009

Discurso en la Conmemoración de recuerdo del 70 aniversario de la Retirada de febrero de 1939

ASOCIACION PARA LA RECUPERACION
DE LA MEMORIA DEL EXILIO
DE LOS REPUBLICANOS ESPAÑOLES EN FRANCIA


85 Avenue de Minimes 31200 Toulouse


CONMEMORACION DEL 70 ANIVERSARIO
DE LA RETIRADA DE FEBRERO DE 1939


7 de Febrero 2009


Señora diputada, Sres representantes del Consejo General de la Haute Garonne, Sres Representantes del Consejo Regional, Sres. Alcaldes y estimado público.


Henos aquí de nuevo reunidos para conmemorar el 70 aniversario de la tragedia que fue la Retirada de febrero de 1939 después de la no menos tragedia de la Guerra Civil de 1936-1939 con sus miles de muertos durante la guerra y miles de muertos también una vez terminada esta. Esta guerra que fue el preludio de esta otra guerra civil que fue la guerra en Europa primero con su extensión al resto del mundo que provocaría millones de muertos y que el próximo mes de septiembre conmemoraremos también el 70 aniversario de su comienzo. Acontecimiento terrible que los demócratas europeos de entonces se pudieron librar si hubiesen cumplido un mínimo de solidaridad con el pueblo español defendiendo la República.


Nos encontramos reunidos aquí delante y bajo la presidencia de estas tres banderas representantes así como este monumento a la Retirada que a nuestra demanda el entonces Alcalde de Toulouse Sr. Dominique Baudis tuvo la gentileza de erigir en 2002. La bandera de la España actual, la bandera de Francia que nos acordó el asilo político en momentos extremadamente difíciles cuando habíamos perdido todo. La Patria, la familia, los amigos. Para muchos ha hecho falta cuarenta años para poder volver a la tierra que nos vio nacer. Para otros muchos ha sido demasiado tiempo, se quedaron en el camino


La otra bandera es la republicana de tres colores que ha navegado todo a lo largo del tiempo del exilio acompañando a nuestros padres y madres durante esos cuarenta años de espera. Hoy también nos acompaña en esta conmemoración del recuerdo. Un exilio que comenzó en el mes de febrero de 1939 y que terminó, para muchos, (los mas numerosos) a la muerte del Dictador en 1975. Otros miles de hombres y mujeres se han quedado en los caminos de la expatriación. Primero en los senderos de Cataluña que abandonaban empujados por las fuerzas rebeldes ametralladas por los aviones italianos al servicio del Dictador, y después del paso de la frontera, aparcados en los campos de concentración de triste memoria descritos perfectamente en el libro “Les Camps du Mepris”de nuestros amigos Rene Grando y “Entre Alambradas” del amigo y paisano Eulalio Ferrer y otros muchos que han escrito sobre esta tragedia


Estos campos del desprecio donde fueron a parar nuestros padres y madres fueron: Le Barcares con 70.000 hombres. Argeles Sur Mer con 43.000. Saint Cyprien con 30.000. Gurs con 16.000. Bram con 16.000. Agde, Le Vernet, Septfonds, Mazieres, Boghari-Boghar en Argelia, Bizerta en Tunicia, etc. Campos en Francia que según algunos historiadores provocarían 14.600 victimas en los ,primeros meses de aquel terrible invierno de 1939, principalmente de niños y personas ancianas. Aquellas victimas representaban el comienzo de la Apocalipsis de la libertad.


Aquellos expatriados que según algún historiador representaban 668.000 entre los cuales se encontraban 68.000 niños, van a sufrir el martirio acostándose en la arena húmeda con vientos terribles que venían del mar y de las montañas limítrofes que rodeaban los Campos de tormento. Se encontraron obligados de realizar agujeros en la arena para ensayar de cubrirse del frío y del mal tiempo y en muchos casos aquellos agujeros les servirían de tumba. Y esto durante semanas en espera de la fabricación de las barracas de madera.


También tenemos que recordarnos de nuestros hermanos del Levante español que perseguidos por las tropas rebeldes se encontraron obligados de abandonar España hacia el Africa del Norte, principalmente hacia Argelia y Marruecos, donde las autoridades francesas de la época van a destinarlos al emplazamiento del transahariano. Aquella epopeya fue también terrible.


Aquellos españoles que venían de batirse contra el fascismo nacional e internacional durante tres años se ven aparcados como animales y abandonados del mundo entero. Se encuentran rechazados por el Gobierno que preside Daladier y una gran parte de la población francesa influenciada por una prensa reaccionaria que no demuestra ninguna simpatía por estos republicanos que no han hecho mas que defender unas instituciones soberanas y legitimas y el ideal republicano. Por fortuna, otra gran cantidad de franceses van a aliviar el peso del destierro y sus miserias que han encontrado desde su llegada.


Estos defensores de la libertad se encuentran guardados en los campos como vulgares bandidos por las tropas coloniales francesas. En estos Campos de triste memoria no ha sido previsto nada. Ni barracas decentes, ni agua potable ni ningún sistema de higiene. Los hombres y mujeres se encuentran obligados de ir al borde del mar a defecar sus terribles diarreas. Fue algo terrible y desesperante que provocarían muchas muertes.


De este calvario, pasando el tiempo, van a salir muchos de estos hombres a trabajar para hacer fortificaciones de defensa para la guerra que se ve venir a pasos de gigante. La guerra comenzada, muchos españoles sufriendo aun el dolor moral de la pérdida de sus libertades y empujados por la autoridad francesa con el discurso de o con Franco o la Legión. muchos, efectivamente, sabiendo lo que les espera si vuelven a España van a incorporarse en la Legión extranjera; situación que les lleva a muchos destinados a guerrear en Narwik (en Noruega) donde la autoridad militar les han destinado y donde van a morir cerca de 500 compatriotas. Muchos otros van a incorporarse a la resistencia, y en algunos casos a ser los precursores. En esta resistencia, muchos van a encontrar la muerte en Annecy (Alta Savoya) y otros lugares como Oradour sur Glane. Otros muchos se incorporan en la 2e División Leclerc desde Africa, quienes después de las batallas de Africa van a llegar a Francia para participar de una forma activa en la liberación de este país que tan mal les había recibido en aquel año de 1939.


Acompañan a Leclerc y llegan a Paris aquel 24 de agosto de 1944 los primeros conduciendo carros de combate que llevan los nombres de las grandes batallas de la Guerra Civil como Teruel, Guernica, Blechite, Madrid, El Quijote, Guadalajara, Santander, etc. Son los primeros en cumplir en esta gesta de liberación que va a conducirles hasta Berschtesgaden en Alemania. Y lo que es triste es que la Francia oficial no ha reconocido nunca esta España republicana combatiente en la resistencia francesa por la liberación.


De esta Francia de asilo, unos 15.000 van de nuevo expatriarse hacia nuevos cielos que esperan sean mas acogedores. Así se determinan por los países de América del Sur tales como Chile y en el centro como México. País que terminará siendo el solo que permaneció fiel a su palabra dada de que no reconocería jamas al Gobierno del Dictador. Palabra que seria respetada todo a lo largo de los diferentes gobiernos que aquel país se dio y esto hasta la promulgación de la Constitución de 1978.

De estos españoles que se quedan en Francia, los mas, cerca de 10.000 seran hechos prisioneros por los alemanes nazis que ocupan ya Francia después del “la guerre eclair” 7.000 españoles van a morir en los campos de concentacion alemanes principalmente en Mathausen. El Gobierno de Vichy no ha querido reconocerlos como auxiliares en la defensa de Francia y Franco no ha deseado reconocerlos como españoles. La guerra terminada en Europa llegaremos a conocer las miserias sufridas por estos combatientes de la libertad. Estos hombres y mujeres van a reclamar cerca de las capitales del mundo libre un reconocimiento del sacrificio ofrecido. “Peine perdu”. Silencio absoluto que duraría 40 años. Todos estos hombres y mujeres serón en definitiva los olvidados de la Historia.


Una vez la libertad recobrada, estos hombres y mujeres van a comprometerse en la reconstrucción de los partidos políticos y organizaciones sindicales con los mismos nombres que habían tenido en España. Así renace el PSOE, el PC, los varios partidos republicanos, las organizaciones sindicales UGT, CNT, etc; y muy particularmente en este villa de Toulouse que va a ser la capital de la resistencia republicana española a la Dictadura implantada en España. Esta lucha contra el franquismo que duraría 40 años permitiría con el tiempo reconquistar las libertades perdidas, pero muchos hombres y mujeres que se quedaron en el camino no llegaran a poder contemplarlo.


Hoy en día, los españoles se encuentran con una Ley denominada Ley de la Recuperación de la Memoria Histórica aprobada en diciembre del 2007, y si es cierto que es un paso adelante, no es menos cierto que esta Ley es una Ley insuficiente. Insuficiente porque ella no reconoce los sacrificios tantas veces enunciados del Exilio que nosotros todos representamos. No podemos estar de acuerdo con los Artículos 7 y 10 de esta Ley que lamentamos decir es una Ley discriminatoria y, de ahí, anticonstitucional contraria al Articulo 14.


La Ley que ha olvidado totalmente al exilio de hombres y mujeres.Una Ley, en definitiva, que ademas de habernos olvidado nos ha borrado de la Historia. Es de lamentar que nos encontremos obligados de denunciar hoy esta realidad después de haber requerido del Gobierno varias veces enmiendas a esta situación que hubiera permitido el que todos, los de dentro y los de fuera, hubiéramos quedado satisfechos. No ha sido así. Es de lamentar que el Gobierno de R. Zapatero haya olvidado de reconocer que el 1939 miles de hombres y mujeres se exiliaron a causa de su lucha por la libertad en España. Libertad que hoy disfrutan los españoles en todos los ámbitos políticos.


Vuestros padres y madres, vuestros hermanos y hermanas amigos míos hacen parte de la Historia. Nosotros no podemos olvidarlos. No tenemos derecho al olvido. Razón del por qué nuestras cuatro intervenciones cerca del Presidente R. Zapatero y dos veces cerca de la Sra. Fdez de la Vega, solicitándoles la erección de un monumento a la memoria de las victimas de la libertad y el exilio conjuntamente. Solicitud que sería aceptada en principio por la Vicepresidenta del Gobierno pero que luego no veríamos plasmada en el texto de la Ley.


Y para terminar amigos todos los presentes, no olvideís las palabras de un hombre que ha pasado a la Historia; !Peor que la muerte es el olvido!


Mil gracias por vuestra atención.

Amadeo Calzada

Consejero del Consejo General C.E.E.

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++