15 de enero de 2014

Estimada Mª José ... recuerda que aunque a veces hay malas experiencias, nunca debes retroceder ni rendirte, quien persevera alcanza.
Joan Busquets i Verges. Exmaqui libertario del Berguedá 28/12/2013
"Muero contento, porque equivocado o no, muero por una idea" Manuel Barreiro dos días antes de ser fusilado 12/3/1939

jueves, 25 de junio de 2009

Los del monte

Esta resistencia armada que abarcó toda la península y que congregó alrededor de 10.000 personas en armas y más de 100.000 colaboradores, apoyos y enlaces a lo largo de sus casi treinta años de lucha ha sido y es hasta hoy día otro de los grandes olvidos de la memoria histórica"

2009/06/16. Marcelo Álvarez, Patxi Velasco y Lander García (Ahaztuak 1936-1977)

Un eco que aún nos devuelve las voces militares y los disparos en la borda de Faustino en el 44, la agonía de los cinco guerrilleros allí abatidos. Que nos devuelve el sonido de las pisadas de Quintana, aquel guerrillero que hizo más de treinta veces a pie la ruta desde las montañas cantábricas a territorio francés en busca de armas

"Cautivo y desarmado el ejercito rojo…" proclamó el último parte de guerra del ejercito fascista el 1 de Abril de 1939, pretendiendo escenificar así la derrota total de los sectores sociales que desde concepciones políticas e ideológicas tan diferentes habían confluido alrededor de la potencialidad de la II República, del Frente Popular… de la experiencia democratizadora en lo social, en lo nacional, en lo cultural, en lo económico que ello comenzaba a suponer a través de una práctica y unos debates que no habían hecho más que empezar cuando fueron arrancados de cuajo con el golpe fascista del 18 de Julio del 36.

Cuando desde Ahaztuak 1936-1977, con motivo del setenta aniversario de ese último parte de guerra, decidimos realizar la campaña «1939-2009: Ni cautivos ni desarmados» como contrapunto histórico y como declaración de compromiso, setenta años después y desde nuestro combate por la memoria, con aquellos valores y aquellos sueños supuestamente derrotados hasta el exterminio, teníamos claro que dentro de esta campaña habría un lugar de honor para unos hombres y mujeres que cumplieron, en toda su amplitud y sacrificio, con ese lema porque no estuvieron cautivos y siguieron armados, un lugar de honor para los "fugaos", "fuxidos", "emboscados"… según los términos que el lenguaje popular buscó en los diferentes ámbitos geográficos del estado español para referirse a estos constructores de una voluntad, de una lucha y una esperanza que como muchos investigadores comienzan a reconocer hoy a la luz de nuevos datos e investigaciones fue el mayor quebradero de cabeza del régimen franquista a lo largo de sus cuarenta años de existencia.

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++