15 de enero de 2014

Estimada Mª José ... recuerda que aunque a veces hay malas experiencias, nunca debes retroceder ni rendirte, quien persevera alcanza.
Joan Busquets i Verges. Exmaqui libertario del Berguedá 28/12/2013
"Muero contento, porque equivocado o no, muero por una idea" Manuel Barreiro dos días antes de ser fusilado 12/3/1939

jueves, 25 de junio de 2009

La Guardia Civil retiene a un ciudadano por llevar una insignia republicana

Según los agentes, era una afrenta “a la monarquía elegida de forma democrática”

MARCOS PARADINAS 25/06/2009
Según la Guardia Civil, es “anticonstitucional” portar una insignia con la bandera de la República y una afrenta a “la monarquía elegida de forma democrática”. Al menos es lo que le replicaron unos agentes de la Benemérita a un ciudadano de las Palmas de Gran Canaria al que le intentaron obligar a quitarse el pin el pasado 11 de junio.

El hombre creía estar siendo víctima de una broma, cuando los agentes le exigieron que retirase la insignia republicana de su solapa antes de embarcar en el Aeropuerto de La Palma hacia la isla de Tenerife.
Insignia republicana
Sucedió en el puesto de control de la Guardia Civil en el aeropuerto. Los agentes le retuvieron cuando se percataron de la insignia republicana que llevaba el ciudadano palmero en la solapa de su camisa, según denunció el hombre al diario Canarias Ahora.
Monarquía elegida
El hombre pensó estar sufriendo algún tipo de broma, algo entendible a la vista de las explicaciones de los agentes. Según la Guardia Civil, la actitud del hombre era “anticonstitucional” y representaba una afrenta a “la monarquía elegida de forma democrática” y por ello le pidieron que se identificara.“Por mis cojones”Entonces, el afectado solicitó llamar a su abogado y a un medio de comunicación, según Canarias Ahora. Cuando los agentes le pidieron que les acompañara a un cuarto, el ciudadano palmero se negó, asegurando que “si el juez me manda quitarme la bandera, lo haré”. Entonces, la Guardia Civil, con muy malos modos le replicó “por mis cojones”, para hacerle entrar en el cuarto.
Identificaciones
Dentro del cuarto, el hombre siguió negándose a quitarse la insignia y acudieron otros agentes con una actitud más dialogante. Al final, el ciudadano se identificó pero exigió al guardia que también le diera su número de placa, a lo que accedió, pero con reticencias. El caso está ahora puesto en conocimiento del Defensor del Pueblo.

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++