15 de enero de 2014

Estimada Mª José ... recuerda que aunque a veces hay malas experiencias, nunca debes retroceder ni rendirte, quien persevera alcanza.
Joan Busquets i Verges. Exmaqui libertario del Berguedá 28/12/2013
"Muero contento, porque equivocado o no, muero por una idea" Manuel Barreiro dos días antes de ser fusilado 12/3/1939

lunes, 15 de junio de 2009

Franquismo o fascismo

diario PÚBLICO, 28 de Mayo de 2009
Este artículo muestra como la ideología que sostenía la dictadura que existió en España desde 1939 hasta 1978 era una dictadura totalitaria que intentaba imponer una ideología fascista que se reproduce en la ideología que cohesiona ahora a grandes sectores de la derecha española. Definir aquella dictadura como una dictadura personalista (llamándola dictadura franquista) es aceptar un proyecto político intelectual promovido por los vencedores de la Guerra Civil.Una de las mayores sorpresas que experimenté a la vuelta de mi exilio fue el encontrarme con una percepción, bastante generalizada en los medios de comunicación españoles, de que la dictadura que existió en España había sido un régimen autoritario dirigido por un Caudillo, el General Franco (de ahí que se la llamara dictadura franquista), que con el tiempo fue convirtiéndose en una dictadura blanda, que en su evolución (dirigida por el Rey) llegó a ser un régimen democrático, homologable a cualquier otra democracia en Europa. Esta percepción de la dictadura representa el éxito de un proyecto político-intelectual promovido por los vencedores de la Guerra Civil.

Un intelectual que jugó un papel clave en la promoción de esta visión histórica fue Juan J. Linz, procedente de la nomenclatura de aquel régimen (y más tarde Catedrático de ciencias Políticas de Yale University, en EEUU), quien en un libro prologado por el Sr. Fraga Iribarne (que fue Ministro de aquella dictadura) escribió que, aún cuando reconociendo que aquel régimen no era democrático, tampoco se le podía definir como una dictadura totalitaria, es decir, una dictadura que impusiera una ideología totalizante que intentara configurar todas las dimensiones de la sociedad y del ser humano. Era, pues, un régimen autoritario (que Linz definió como “católico, social y representativo”) pero en absoluto una dictadura totalitaria, distinguiéndosela así de las dictaduras comunistas, en las cuales el estado sí que imponía una ideología totalizante –el comunismo- a todos los ciudadanos.

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++