15 de enero de 2014

Estimada Mª José ... recuerda que aunque a veces hay malas experiencias, nunca debes retroceder ni rendirte, quien persevera alcanza.
Joan Busquets i Verges. Exmaqui libertario del Berguedá 28/12/2013
"Muero contento, porque equivocado o no, muero por una idea" Manuel Barreiro dos días antes de ser fusilado 12/3/1939

martes, 9 de diciembre de 2008

El silencio de las fosas de Franco

El coordinador del único grupo valenciano que trabaja en la apertura de fosas del franquismo, el forense Manuel Polo, advierte de que la mayoría de las exhumaciones que se hacen en España acaban sin poder identificar los restos hallados.

Efe/R. M., Valencia. 9/12/08. El mal estado de los huesos, la falta de documentación histórica contrastable, la ausencia de familiares válidos para la identificación genética o la inexistencia de una solicitud de identificación son las causas que explican que la mayor parte de las excavaciones de fosas de la Guerra Civil y el franquismo llevadas a cabo en España se han terminado sin poder identificar los restos encontrados en ellas, según revela el antropólogo forense valenciano Manuel Polo.
Este experto lidera el grupo Paleolab, un equipo multidisciplinar que reúne a ocho investigadores formados en la Universitat de Valencia, que es el único de la Comunitat Valenciana que se dedica a excavar fosas comunes. En el resto del País sólo existen otros cuatro equipos especializados en arqueología funeraria.
La apertura de fosas ha sido objeto de polémica después de que el juez Garzón planteara abrir una causa para investigar los delitos cometidos durante el franquismo, posibilidad que fue desechada por la Audiencia Nacional."En la mayor parte de las exhumaciones se han vuelto a enterrar los restos encontrados sin identificar", apunta Polo, quien ha recordado que Paleolab ha trabajado desde su creación en la recuperación de los cadáveres de siete fosas encontradas en Albacete, Teruel y Cuenca, casi todas ellas de maquis, colaboradores y familiares represaliados de la Agrupación Guerrillera de Levante y Aragón (AGLA). Estos trabajos se han hecho gracias a las subvenciones del Ministerio de la Presidencia.
Las familias de las víctimas "piensan que se van a resolver los casos y muchísimas veces no se consigue nada" debido a la dificultad que entraña adjudicar su identidad a cada uno de los cadáveres, ha insistido Polo, quien ha reconocido que "exhumar sin identificar no tiene sentido".
El proceso previo a realizar una exhumación comienza normalmente con la petición de un familiar canalizada a través de asociaciones de recuperación de la memoria. Paleolab siempre ha trabajado con La Gavilla Verde, colectivo estatal con sede en Santa Cruz de Moya -el municipio conquense que enlaza los Serranos con el Rincón de Ademuz- y la agrupación aragonesa de los Pozos de Caudé.
Primeras excavaciones en Valencia
Este es el caso de las tres fosas que La Gavilla y Paleolab quieren excavar este año en los cementerios de Valencia, Benagéber y Albalat dels Tarongers, a petición de los hijos de los 19 desaparecidos que están enterrados en ellas. Para abrir estas tres fosas, las primeras que se excavaran en la Comunitat, la Gavilla ha solicitado una subvención al Ministerio de la Presidencia. Además, también necesitará de los permisos del área de Patrimonio de la Conselleria de Cultura, de los ayuntamientos de Valencia y Benagéber, así como de la parroquia de Albalat.

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++