15 de enero de 2014

Estimada Mª José ... recuerda que aunque a veces hay malas experiencias, nunca debes retroceder ni rendirte, quien persevera alcanza.
Joan Busquets i Verges. Exmaqui libertario del Berguedá 28/12/2013
"Muero contento, porque equivocado o no, muero por una idea" Manuel Barreiro dos días antes de ser fusilado 12/3/1939

sábado, 6 de diciembre de 2008

Hipérbaton e hipérbole en la Audiencia Nacional

4 diciembre 08 , un artículo del filósofo Nicola Lococo

El otro día, dando clase a un alumno de bachillerato, según tratábamos los distintos recursos literarios, éste me vino a plantear la terrible duda de qué diferencia había entre el hipérbaton y la hipérbole, pues como bien decía, ambos eran hiper. Huelga decir que de haber sido uno “super” y el otro “mega”, más fácil lo hubiera tenido. Pero algo es algo cuando nos encontramos a día de hoy con curiosidad semejante, dado que este interrogante sólo puede formularlo quien, al menos, se conoce las palabrejas. Y no sé cómo, según buscaba el modo de exponerle un ejemplo contundente que le esclareciera, de una vez por todas, semejante incertidumbre, germinó en mi sesera la siguiente ocurrencia, que brindo a la concurrencia habitual para disfrute y deleite de las almas quevedescas que aún pululen por la Orbajosa de Pepe Rei, que tan bien describiera Galdós en Doña Perfecta:

Los miembros de la Audiencia Nacional, personas de la más baja catadura moral, sin ningún tipo de escrúpulos en oprimir y reprimir al pueblo, entregados de lleno al disfrute y frenesí del omnimodo poder que les procura el cargo, auténticos crápulas degenerados de la jurisprudencia, aberraciones propias de una sociedad acostumbrada a la tiranía y el peor de los despotismos, gentuza de la peor ralea…. ¡no son!. Esto, propiamente, es un hipérbaton. Sin embargo, una hipérbole vendría a ser Los miembros de la Audiencia Nacional, son personas de una gran ética e intachable comportamiento moral, con una exquisita conciencia, solidaria y altruista para con sus semejantes, a quienes están entregados en cuerpo y alma para servirles y ayudarles en lo que puedan desde sus cargos, como corresponde que suceda en una sociedad libre y democrática, con individuos de su talla y grandeza.

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++