15 de enero de 2014

Estimada Mª José ... recuerda que aunque a veces hay malas experiencias, nunca debes retroceder ni rendirte, quien persevera alcanza.
Joan Busquets i Verges. Exmaqui libertario del Berguedá 28/12/2013
"Muero contento, porque equivocado o no, muero por una idea" Manuel Barreiro dos días antes de ser fusilado 12/3/1939

martes, 1 de diciembre de 2009

Exposición "Los Rusos en la Guerra de España 1936-1939" hasta el 10 de enero del 2010 en Madrid

Entre agosto de 1936 y febrero de 1939, los soviéticos combatieron al lado de la República española, y aunque hubo ucranianos, bielorrusos, georgianos, etc., los ciudadanos españoles de la época los percibieron a todos como "los Rusos".

La URSS decidió participar en la guerra apoyando a la República, y la ayuda efectiva llevó el nombre, en clave, de "Operación X" (en que "X" era España). Rusia envió un volumen de 648 aviones, 347 tanques, 60 vehículos blindados, 1.186 piezas de artillería, 340 morteros, 20.486 ametralladoras, 497.813 fusiles, 862 millones de cartuchos, 3 millones y medio de proyectiles, 110.000 bombas de aviación y 4 torpederas. Las armas hubo que pagarlas y, para hacerlo, el gobierno republicano trasladó a Moscú la mayor parte de las reservas de oro del Banco de España.

Además de las armas, la URSS también envió una red de personas compuesta por la misión diplomática (Marcel Rosenberg), los Servicios de Seguridad (Orlov), y, por fin, los Asesores, Instructores, Especialistas e Intérpretes (Vládimir Górev, Nikolai Kuznetsov, Yan Berzin, etc.).
Los asesores militares y los combatientes soviéticos en España

La institución soviética más implicada en España fue el Ejército Rojo, a través del envío de asesores, instructores, especialistas, miembros de la Inteligencia Militar (GRU) y combatientes directos. El cargo de consejero militar jefe lo ostentaron sucesivamente Yan Berzin («Grishin» y «Donizetti») en 1936‑1937; Grigory Stern («Sebastián», «Grigoróvich») en 1937‑1938, y Kuzmá Kachánov en 1938‑1939. Entre los consejeros adjuntos más importantes a lo largo de la guerra, cabe citar a K. Meretzkov, N. Vóronov, Ya. Smushkiévich, A. Rodímtsev, N. Liáschenko y M. Nedelin.

Una de las principales contribuciones de los asesores soviéticos fue su colaboración en el diseño del Nuevo Ejército Popular de la República, en el que participaron V. Górev, K. A. Meretskov y B. M. Simonov. Después del éxito defensivo de Madrid, y en colaboración con los mandos republicanos (especialmente con Vicente Rojo, jefe del Estado Mayor), los asesores diseñaron numerosas operaciones del Ejército Popular, como las batallas del Jarama, Guadalajara y Teruel
¿Cuántos rusos hubo en España a lo largo de la guerra?

Nunca hubo demasiados rusos; al contrario, su número fue muy reducido. En cuanto a los asesores, en 1936 prestaron asistencia militar unos 100 asesores; en 1937 aproximadamente 150; en 1938 unos 250, y, por último, a la altura de enero de 1939 el número de asesores militares era de 84 personas. Y en cuanto a combatientes directos, a lo largo de la guerra la URSS envió a 772 aviadores (para pilotar 648 aviones rusos de diferentes modelos), de los cuales 99 murieron; a 351 tanquistas (para 347 tanques), de los que 53 murieron; a un número menor de marinos, y a un total de 204 intérpretes, sobre todo mujeres, de las que tres murieron en España.

Los soviéticos que vinieron a España fueron exactamente 2.105 individuos, como lo prueba esta Exposición y el Catálogo que la acompaña, en donde se nombra a todos y cada uno de los que intervinieron en la guerra de España. Los asesores que no combatieron directamente fueron unos 600 aproximadamente.

La remoción constante de los asesores soviéticos llamados a Moscú, dificultó la continuidad de las líneas de trabajo. A este factor negativo de la excesiva movilidad de los Asesores se sumó el clima enrarecido -percibido por todos ellos-, de que su trabajo era estrechamente vigilado desde Moscú y de que sobre ellos pendía la amenaza de ser removidos de sus cargos, llamados a casa y purgados sin contemplaciones.
¿Fueron eliminados los asesores y combatientes soviéticos a su vuelta a Moscú?

La respuesta es negativa. Todos los que volvieron de España ocuparon destacados puestos en el organigrama del Ejército Rojo. Cuando fueron detenidos y fusilados -a veces hasta 4 años más tarde de su vuelta de España-, lo fueron por "cargos" derivados de su disconformidad con las previsiones sobre un ataque alemán, que Stalin siempre rechazó como inminente. Los "españoles" (así se llamó a los ex combatientes en la guerra de España) sobrevivieron a las "purgas". Ni a su vuelta, ni más tarde, sufrieron la condena estalinista importantes militares que estuvieron en España combatiendo directamente como militares o bien haciendo una labor de instrucción como asesores: Nikolái Kuznetsóv, Nikolai Vóronov, Lev Vasiliévski, Iliá Stárinov, Jandzhi Mámsurov, V. Troyan, P. Bátov, I. Eremenko, M. Yakushin, S. Krivoshein, A. Novak, G. Prokofiev y A. Rodimtsev, fueron todos ellos ascendidos a generales de diversos grados. R. Malinovsky alcanzó el rango de Mariscal y fue nombrado Ministro de Defensa, y K. A. Meretskov, también ascendido a Mariscal, llegaría a ser jefe del Estado Mayor del Ejército Rojo.

Conclusión

La contribución de la Unión Soviética a la defensa de la República fue la que permitió que ésta prolongara su vida, pero la ayuda de 2.105 hombres de la URSS no contrapesó, ni mucho menos, la que recibió el bando de Franco: la alemana Legión Cóndor de 19.000 hombres y el italiano Corpo Truppe Volontarie (CTV) de 80.000 combatientes. Las Brigadas Internacionales (de 35.000 individuos -y no más de 7 a 8.000 hombres a la vez) no fueron contrapeso de la balanza, pues no dejaron de ser valientes y generosos voluntarios sin ninguna preparación militar. Esta Exposición demuestra, de manera elocuente, que la desproporción fue tal en contra de la República que cualquier historia de la guerra civil debería de partir de esta constatación tan elemental y resolver con ecuanimidad sobre la realidad desequilibrada de la contienda.



Fecha: Hasta el 10 de enero de 2010
Horario: De martes a sábado: De 10,00 a 21,00h // Domingos y festivos: 10,30 a 14,30h // Lunes: Cerrado

Lugar: Conde Duque - Sala Juan de Villanueva, Madrid

Dirección: Calle Conde Duque , 9 [Ver mapa]

Teléfono: (+34) 91 588 58 34

Metro: Ventura Rodríguez (L3) , San Bernardo (L2, L4) , Plaza de España (L2, L3, L10)

Autobús: M2, 21 , 1 , 2 , 44 , 74 , 133 , 2 , C

Servicios: Servicios generales: Acceso p.c. discapacidad

Visitas para grupos. Duración de la visita: 45 minutos . Máximo 15 personas.

Imprescindible reservar.

Teléfono 91 588 58 34

Fundación Pablo Iglesias.

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++