15 de enero de 2014

Estimada Mª José ... recuerda que aunque a veces hay malas experiencias, nunca debes retroceder ni rendirte, quien persevera alcanza.
Joan Busquets i Verges. Exmaqui libertario del Berguedá 28/12/2013
"Muero contento, porque equivocado o no, muero por una idea" Manuel Barreiro dos días antes de ser fusilado 12/3/1939

lunes, 24 de agosto de 2009

Destrozos y pintadas en el monumento a los fugados del Fuerte de San Cristóbal


23 de agosto 2009


-En el cementerio de Aizoáin aparecieron consignas falangistas y su placa en homenaje a diez fusilados fue partida


-Los desperfectos se descubrieron ayer pero pudieron ocasionarse con anterioridad


-En el monumento a los fugados del Fuerte se leian pintadas de "Arriba España", "Cristo Rey" y el símbolo de Falange

Miguel Turullols. Pamplona. El monumento del monte Ezkaba, en homenaje a la fuga del Fuerte de San Cristóbal y a los caídos por la "libertad y la Républica", apareció ayer destrozado por un ataque del que se desconoce el agresor o los agresores y la fecha del mismo. El estado del túmulo fue descubierto ayer, pero la agresión pudo haberse cometido a lo largo de la semana. El monolito homenajea desde hace 21 años a los caídos por la "libertad y la República". Desde su inauguración, en 1988 con motivo del 50 aniversario de la fuga del Fuerte de San Cristóbal, este mausoleo ha sido atacado dos veces. La de esta semana es la tercera. Además, el cementerio de Aizoáin también presentaba pintadas en la pared de la placa que homenajea a los fusilados de la Guerra Civil que, asimismo, había sido partida.



Conforme se ascendía la carretera de Ezkaba, se podía presentir la agresión. Pintadas a los lados del asfalto y en los contenedores, con la simbología de Falange y multitud de banderas de España, son tan sólo el prolegómeno de lo que espera en el monumento. Allí, las planchas conmemorativas habían sido destrozadas y más de una decena de pedazos de buen tamaño yacían en el suelo como testigos del ataque. En las propias láminas se podían observar las huellas de hierro de los golpes que habían recibido. Probablemente con alguna maza o algún instrumento de ese calibre. El monolito, de piedra y de un grosor a tener en cuenta, está roto en cinco pedazos. Le han arrancado de cuajo la piedra posterior (pese a estar unida al suelo mediante una barra de hierro encajada a la base) y las laterales, que forman un semicírculo, han sido cortadas. A parte de los golpes, los autores de los destrozos realizaron varias pintadas en las que se podía leer "Arriba España", "Cristo Rey" y el yugo y las flechas características de la Falange.

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++