15 de enero de 2014

Estimada Mª José ... recuerda que aunque a veces hay malas experiencias, nunca debes retroceder ni rendirte, quien persevera alcanza.
Joan Busquets i Verges. Exmaqui libertario del Berguedá 28/12/2013
"Muero contento, porque equivocado o no, muero por una idea" Manuel Barreiro dos días antes de ser fusilado 12/3/1939

martes, 31 de mayo de 2011

Cuando Alfonso Armada fue procesado por los "sucesos del 23-F"

El diccionario evita calificar la toma del Congreso de golpe de Estado en la entrada sobre el militar

Público.es- CARLOS PRIETO Madrid 31/05/2011 Se han escrito tomos y tomos sobre el intento de golpe de Estado del 23 de febrero de 1981. Pero quizás nunca antes se había calificado el asalto armado al Congreso de los Diputados de "suceso", término usado habitualmente para referirse a una riña en la calle o un incendio en un domicilio. "Tras tomar posesión como 2º jefe del Estado Mayor del Ejército (12 de febrero de 1981), fue procesado por los sucesos del 23 de febrero de ese año y condenado a 30 años de prisión por el Tribunal Supremo, cesando en toda actividad militar". Así resume el Diccionario Biográfico Español la participación de Alfonso Armada en el 23-F.

En efecto, el hecho fundamental de la vida de Armada se ve reducido a uno de los nueve párrafos escritos por el historiador Hugo O'Donnell y Duque de Estrada sobre la vida del militar golpista español, nacido en Madrid en 1920.

El texto de Hugo O'Donnell evita también calificar el alzamiento militar que provocó la Guerra Civil: "En julio de 1936 [Alfonso Armada] sentó plaza como voluntario en el Regimiento de Artillería nº 13 en el que siguió sus vicisitudes. Enviado a Brunete, fue propuesto para sargento de Artillería, en defensa de Chapinería".

Hugo O'Donnell y Duque de Estrada es un militar y noble español. Comandante de Infantería de Marina e historiador militar, O'Donnell es miembro de la Real Academia de la Historia y caballero de la Orden de Malta, orden católica surgida en el siglo XI dentro del marco de las cruzadas.

Elogios para el fundador del Opus Dei, Álvarez-Cascos y Francisco Franco

Alfonso Armada

"Tras tomar posesión como 2º jefe del Estado Mayor del Ejército (12 de febrero de 1981), fue procesado por los sucesos del 23 de febrero de ese año".

El historiador militar Hugo O’Donnell dedica una parte mínima de su texto sobre Armada al 23-F.

Escrivá de Balaguer

"El 14 de febrero de 1943, mientras celebraba la santa misa, el Señor le hizo ver al padre Escrivá la solución jurídica que iba a permitir la ordenación de sacerdotes a título del Opus Dei: la sociedad sacerdotal de la Santa Cruz".

Luis Suárez, miembro del Opus Dei y presidente de la Hermandad del Valle de los Caídos, dota a Escrivá de poderes sobrenaturales.

"Cuando estalló la Guerra Civil, que estuvo acompañada de una de las más sangrientas persecuciones religiosas de la Historia...".

Suárez sólo menciona la persecución desde el bando republicano y no la del Ejército sublevado en su única valoración del alzamiento militar y la Guerra Civil.

"En medio de los rencores despertados por la guerra [Escrivá de Balaguer] sembró perdón y reconciliación".

El autor magnifica las actividades del líder religioso durante el periodo bélico.

Álvarez-Cascos

"Como militante político, Álvarez-Cascos cuenta con un brillante recorrido [...] En su gestión como ministro de Fomento reformó profundamente el sistema de transportes español, mediante tres leyes liberalizadoras: la Ley de Seguridad Aérea, la Ley de Puertos y la Ley del Sector Ferroviario y generalizó la apertura a la financiación privada de las infraestructuras, con la Ley reguladora del Contrato de Concesión de la Obras Públicas, ley que puede considerarse como la más moderna de Europa".

Manuel Jesús González González, secretario de Estado de Universidades en tiempos de Esperanza Aguirre, se muestra elogioso con Álvarez-Cascos.

Xabier Arzalluz

"Influenciado por las doctrinas separatistas y etnicistas de Sabino Arana [...] Sus relaciones con la banda terrorista ETA, con la que en cierto modo comparte objetivos, han sido muy ambiguas y del más frío oportunismo".

El diccionario hace una entrada crítica con el antiguo presidente del PNV.

Francisco Franco

"Montó un régimen autoritario, pero no totalitario, ya que las fuerzas políticas que le apoyaban, Falange, Tradicionalismo y Derecha, quedaron unificadas en un Movimiento y sometidas al Estado".

Franco deja de ser dictador para convertirse en un gobernante autoritario.

"Anunció desde el primer momento su propósito de que las reformas por él emprendidas desembocasen en la Monarquía, pero sin partidos políticos ni sistema liberal, declarándola, sin embargo, confesionalmente católica".

Para el historiador Luis Suárez, encargado de la entrada de Francisco Franco, una monarquía sin partidos políticos ni sistema liberal no es una dictadura.

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++