15 de enero de 2014

Estimada Mª José ... recuerda que aunque a veces hay malas experiencias, nunca debes retroceder ni rendirte, quien persevera alcanza.
Joan Busquets i Verges. Exmaqui libertario del Berguedá 28/12/2013
"Muero contento, porque equivocado o no, muero por una idea" Manuel Barreiro dos días antes de ser fusilado 12/3/1939

viernes, 2 de julio de 2010

Constantino Enguídanos Ruiz

Constantino Enguídanos Ruiz nace el 12 de abril de 1930 en Rubielos Bajos, Cuenca. Es agricultor y jornalero.
El 28 de abril de 1948 ingresa en la Agrupación Guerrillera de Levante y Aragón.
Estuvo en Cerro Moreno durante los días previos al asalto.
Tras cuatro años de lucha por las montañas de Cuenca, Teruel y Valencia, fue evacuado a Francia desde donde escribió un "INFORME" para el PCE; por este informe, sacado de los Archivos Históricos de PCE, sabemos que en Abril de 1952 vivía y se encontraba Saint Etienne de Baigorry, población francesa, frente a los pueblos navarros de Elizondo, Irrazu, Irurita, etc..
Los posible testigos son todos aquellos compañeros que fueran evacuados a últimos de 1951 y primeros del 52. Contactar con alguna de estas personas sería primordial para ésta investigación.

V JORNADAS EL MAQUIS EN SANTA CRUZ DE MOYA 2004 

DESAPARECIDOS EN EL TIEMPO DEL MAQUIS

INTRODUCCIÓN A LA PRESENTACIÓN

Desde que finalizara la guerra civil española hasta nuestros días, han transcurrido la friolera de sesenta y cinco años.
Más de la primera mitad de este ciclo, y como consecuencia política de esta guerra fratricida, se pasó ahogando el recuerdo, el dolor y el llanto con el silencio forzoso impuesto por los ganadores. Traer a la memoria hechos o personas contrarias al régimen, es considerado delito por los franquistas.
Entre los años cuarenta y cincuenta, se crean grupos de resistencia, formados en su mayoría por jóvenes procedentes del campo que, dirigidos y organizados por políticos y políticas de izquierdas, quieren derrocar al dictador. Son jóvenes y valientes. Son los "Maquis". Son nuestros abuelos, hermanos, tíos, primos, etc, y queremos y tenemos derecho a saber qué fue de ellos.
Ya en el segundo ciclo y con la muerte del dictador, se abren nuevas perspectivas. Pero seguimos en el oscurantismo, la pasividad y el silencio. Sería en mil novecientos ochenta y dos, con la victoria en las urnas y la llegada al poder del PSOE, cuando definitiva y realmente se irían abriendo puertas poco a poco.
Ahora que tenemos las puertas abiertas, Sres. Mandatarios en las instituciones públicas, (G. Civil, Policía, Archivos Históricos etc), enciéndannos las luces para poder encontrar, ver con claridad y conocer lo que desde hace tanto tiempo anhelamos saber ¿Cuál fue el destino de nuestros familiares y amigos que desaparecieron durante la guerra y la posguerra?

PRESENTACIÓN

NOMBRE.:………………………………....... Constantino Enguídanos Ruiz

LUGAR DE NACIMIENTO.:…………...... Rubielos Bajos (Cuenca)

FECHA DE NACIMIENTO.:.…………..... 12 de abril de 1.930.

HIJO DE.:………………………………....... Manuel y Teresa.

HERMANOS.:………………………........… Dionisio (fallecido), Eutimio y Apolonia

FECHA DE SU DESAPARICIÓN.:……... 28 de abril de 1.948.

ALIAS EN GUERRILLAS.:……………..... Juanito

Venía de familia humilde y trabajadora, pero buenas gentes. Vivían de los frutos que las pocas tierras que cultivaban les proporcionaba y de los jornales que, él y sus hermanos podían dar en las "CASAS GRANDES", en épocas de recolección o cuando el "SEÑORITO" los buscara para realizar cualquier faena doméstica.
No se le conocía afiliación política alguna, a pesar de venir de una familia discretamente de izquierdas. Sin embargo hemos sabido con posterioridad y de boca de "camaradas de fuga", que habían mantenido reuniones clandestinas nocturnas en varias ocasiones con maquis venidos de las montañas, con el fin de prepararlos ideológicamente y preparar también la fuga con toda clase de detalle para que todo saliera bien. Según familia y amigos, Constan, como le llamaban, era una persona extrovertida, alegre, vivaracho y sobre todo era muy inteligente. A pesar de haber dejado la escuela muy tempranamente, para ayudar a la familia económicamente, leía y escribía perfectamente, tenía muy buena ortografía y las matemáticas aprendidas, las dominaba con facilidad.

SUCESIÓN DE HECHOS

Tal como se cuenta en el apartado anterior, hubo varias reuniones anteriores en las que les instruían políticamente y planificaban la escapada. A éstas reuniones secretas acudían varios jóvenes del pueblo y un par de guerrilleros bajados de las montañas de Cuenca o Valencia. Uno de estos guerrilleros, Juan José Checa Enguídanos (alias Felix o Picantes), era también natural de Rubielos Bajos, por lo que éstos jóvenes confiaban ciegamente en ellos.
Todo transcurría normalmente; nada hacía sospechar a las familias de los jóvenes, lo que éstos estaban tramando y los días, meses y años que a partir de ese día les tocaría sufrir.
Llega el día marcado para la huida: 25 de abril de 1.948. El día lo pasan cada uno en sus quehaceres sin novedad; después de cenar, como cada noche, se juntan los amigos para jugar o charlar sobre lo acaecido durante el día. Pero esta noche no se habla de nada de eso. A las afueras del pueblo y tras las tapias del cementerio les están esperando dos guerrilleros bajados de las montañas, Juan José (alias Félix) y Vitini. Los cuatro jóvenes acuden a la cita a las doce de la noche, y tras recibir las últimas instrucciones, emprenden el viaje. Tenían por delante ocho o diez jornadas de marcha nocturna con frío, agua, quizás nieves y hambre.
Nadie conoce los hechos, nadie sabe nada; solo una nota manuscrita encontrada a la mañana siguiente por su hermana sobre la almohada, denunciará su desaparición:

QUERIDOS PADRES Y HERMANOS: CUANDO LEAIS ÉSTA NOTA YA ESTARÉ LEJOS DE AQUÍ. CUIDAOS MUCHO Y NO SUFRAIS NI OS PREOCUPEIS POR MÍ, PORQUE YO ESTARÉ BIEN. NO ME BUSQUEIS NI PREGUNTEIS A NADIE, SOLAMENTE DENUNCIADLO A LA GUERDIA CIVIL. OS QUIERO MUCHO A TODOS. ABRAZOS………CONSTAN.

A la mañana la noticia corre como la pólvora. Todo el pueblo era un rumor y una pregunta: ¿has oído eso……?, ¿te has enterado de lo otro…?, ¡¡¡dicen que ………!!! nadie sabía nada y todos se preguntaban cómo y por qué.
Estaba hecho; los cuatro jóvenes se habían unido a la guerrilla para luchar contra el enemigo opresor. Los otros tres jóvenes hasta ahora no citados eran:

Ángel Ruiz Toledo (Angelito). En guerrillas alias "Peñaranda"

Francisco Serrano Carbonera (Paco el de la Cirenia) "Joaquín"

Inocente Simarro Pinar "Amancio"

Su destino era el campamento que los guerrilleros tenían en los montes de Camarena de la Sierra (Teruel). Tenían varias jornadas a pie; había casi doscientos Kilómetros para andar y solo por la noche para no ser descubiertos. En la octava jornada de marcha, pasando por un campamento abandonado en Las Casillas de Ranera, aldea de Talayuelas, la G. Civil les interceptó he hizo fuego contra ellos, matando al compañero Amancio. Cada uno corrió para donde pudo.
Cuando se volvieron a juntar, Félix se había marchado sólo para Valencia, donde volvió a contactar con el Partido. Los restantes, tres de Rubielos junto con Vitini, siguieron la marcha hasta alcanzar su destino.

TIEMPOS DE ESPERA Y SUFRIMIENTO

Van transcurriendo los días y los meses y no hay noticias de Constan. Mientras la esperanza se va desvaneciendo, el sufrimiento de toda la familia se va incrementando. La Guardia Civil conoce los motivos de la escapada de los jóvenes, y de vez en cuando, la Pareja, se pasa por el domicilio familiar y hay interrogatorios e incluso registros domiciliarios para ver si está escondido. El padre, Manuel, advierte que su casa es vigilada durante la noche por los Civiles, que se apostan a escasos doscientos metros, tras unos matorrales, desde donde se puede ver la parte trasera de su casa y los corrales que dan al campo.
Se oyen rumores de que anda con los maquis por la provincia de Valencia, pero nada es seguro ni oficial. Ya se conocía la muerte de Amancio. También la Guardia Civil llegó a decir a los padres de Peñaranda que en un enfrentamiento de maquis con ellos, a su hijo le habían arrancado la nariz de un mordisco; la falta de la nariz era cierta, pero ésto ocurrió cuando un camarada manipulaba una granada de mano y ésta estalló. El camarada murió en el acto y Rufino y Peñaranda, que estaban cerca, resultaron heridos
Tres años después, en marzo del cincuenta y uno, fallece repentinamente Teresa, la Madre. El médico dictamina la causa del fallecimiento, pero la familia sabe que la causa ha sido el sufrimiento. Cuatro años después, en abril del cincuenta y cinco, fallecería Manuel, el padre. Conforme va pasando el tiempo y los acontecimientos se suceden, se van esfumando casi todas las esperanzas de ver a Constan con vida.
Los hermanos, cada uno con su familia y sus vidas independientes, aunque no se olvidan de él, no pueden hacer nada. Mientras Franco y su dictadura estuvieran en el poder, sería casi un suicidio atreverse a buscar o preguntar cualquier cosa sobre éstos temas. Pasarían muchos años hasta que todo ésto fuera saliendo a la luz.

INVESTIGACIÓN Y BÚSQUEDA

La muerte de Franco y su dictadura dan paso a otro sistema político en el que la gente puede hablar, comentar o preguntar sobre ciertos temas sin temor a ser torturado o maltratado. Se levanta la veda para historiadores y escritores; éstos hurgan e investigan donde hace muy poquitos años era un sacrilegio tocar. Se escribe mucho sobre la historia más moderna y cercana y se editan libros sobre el tema "MAQUIS".
Un libro, "El Maquis en España" de Francisco Aguado Sánchez, cae casualmente en manos de un amigo de Eutimio. Cuando ambos se ponen en contacto y el amigo le comenta que en un libro del tema "Maquis", aparece el nombre de su hermano Constan (a. Juanito), éste se pone muy nervioso y comienza la búsqueda de este libro; pero no lo encuentra, están agotadas todas las ediciones.
Eutimio, que acaba de jubilarse y tiene tiempo y salud, decide hacer lo que hasta ahora, por unas u otras razones no ha podido hacer: buscar y conocer qué fue del hermano que desapareció hace casi cincuenta años. Y se pone manos a la obra. Como el libro que busca no lo encuentra, se dirige a la Guardia Civil; en el Cuartel tienen el citado libro, pero no se lo prestan ni le dejan fotocopiarlo, eso es delito. Tiene que leerlo a ratos y sin sacarlo de allí.
En éste Cuartel le comentan que si quiere conocer más sobre su hermano, debe dirigirse por escrito a la Dirección General de la G. Civil, Servicio de Estudios Históricos. Así lo hace y después de unos pocos días recibe contestación incluyendo la siguiente documentación: una fotocopia de la Memoria Histórica de la Comandancia de Cuenca, otra de Valencia y otra de Teruel; varias hojas fotocopiadas del libro "El Maquis en España" y otra de la "Revista de la Guardia Civil" de Enero de 1950.
En todas ellas dan por muerto a "Juanito" en el asalto de la G. Civil al campamento Maqui de Cerro Moreno, en el término de Santa Cruz de Moya, el día 7 de Noviembre de 1.949. Así conoce Eutimio cual fue el fin de su hermano.
Pero no cejaría en su afán de búsqueda. Si había resultado muerto en aquel enfrentamiento, como toda esa documentación indicaba, ¿dónde habrían sido enterrados los cadáveres?. Vuelta a empezar; más preguntas a la G. Civil sin respuestas. Más viajes; Visitas a aquella zona, especialmente a Santa Cruz de Moya dónde ya se celebraba la I Jornada-encuentro de exguerrilleros de la A.G.L.A. Se entrevista en Valencia con Florián García Velasco (Grande), sin obtener nada positivo; hace mucho tiempo y la memoria ya le flaquea. Pregunta a los paisanos de los pueblos de alrededor de Cerro Moreno que tengan la suficiente edad como para acordarse de aquella historia. Alguien le dijo que lo recordaba y que él mismo había visto cómo bajaban de las montañas los cadáveres a lomos de mulos o incluso arrastras y que habían sido enterrados en una fosa común. Pero, con el paso del tiempo, las transformaciones y las obras realizadas en el cementerio, no podía recordar el lugar exacto donde fueron enterrados.
Así pasan unos años. Eutimio se va haciendo mayor y su salud le juega alguna que otra mala pasada. Ya no se encuentra con suficiente ánimo como para seguir en la búsqueda, y cede el testigo. Tomamos el relevo dos sobrinos, Constantino y yo mismo, Ángel.
Los dos nos ponemos a trabajar; el por medio de cartas y teléfonos y yo utilizando sistemas de comunicación más modernos. Nos llega la información de que la identificación de los cadáveres de Cerro Moreno pudo ser errónea. Constantino toca muchas puertas, entre otras vuelve a pedir información a los Archivos Históricos de la G. Civil. Pocos días después recibe respuesta a su petición; la carta contiene absolutamente la misma documentación que cinco años antes (1997) habían enviado a nuestro tío Eutimio, pero con una coletilla más que literalmente transcribo:
Se adjunta la siguiente información: Dos hojas de la Memoria de la Comandancia de Cuenca. En éstas, su nombre se incluye en un primer momento entre los muertos, dada la juventud de uno de ellos. No obstante por informaciones posteriores se confirmaba que no pertenecía realmente a Constantino Enguídanos Ruiz, ya que éste fue visto con posterioridad a principios de los años cincuenta.
¡¡¡Sorpresa!!!, se vuelve a abrir el horizonte. Aunque estemos casi como al principio, sólo tenemos algunos pasos andados y, eso sí, muchos contactos que pueden ayudarnos. Entre otros, y especialmente, quiero mencionar y agradecer públicamente a Raúl Ibáñez, de Teruel, la colaboración y ayuda inestimable prestada; sin ella hubiera sido casi imposible llegar hasta donde hemos llegado. El me dio la clave para buscar y encontrar en los Archivos del Partido Comunista los documentos que demuestran fehacientemente que nuestro tío Constan en abril del cincuenta y dos todavía vivía y se encontraba huido por algún lugar del sur de Francia.
Los documentos citados son: "Informe de Constantino Enguídanos Ruiz, Juanito" para el Partido y "Carta a los Camaradas jóvenes de la Unión Soviética"
Actualmente tenemos información de que Juanito pudo ser detenido por Gendarmes franceses junto a dos camaradas más, pero al ir éste indocumentado sería entregado a la G. Civil por la frontera con Navarra. Este dato ha sido ratificado recientemente, en agosto, por Florián García (Grande), su esposa Remedios Montero (Celia) y otro exguerrillero, Ángel Enguídanos (Peñaranda), con ocasión de unas jornadas amistosas y familiares en Rubielos Bajos (Cuenca). Ahora necesitaríamos conocer la identidad de estos dos camaradas que acompañaban a "Juanito" cuando éste fue detenido.
Hemos vuelto a pedir información sobre este hecho puntual a todos los organismos oficiales, G. Civil, Policía, D.G. de Instituciones Penitenciarias, Archivo Militar de Guadalajara, Archivo General de la Administración de Alcalá de Henares, etc. Todas las respuestas negativas, excepto Instituciones Penitenciarias, de donde lo único que sabemos hasta ahora es que se está tramitando la petición.
Esperamos que estas V Jornadas nos sirvan para avanzar en el propósito de encontrar a nuestro tío, Constantino Enguídanos Ruiz (Juanito). Igualmente brindamos nuestro apoyo, ayuda y pequeños conocimientos a quien los necesite o nos lo pida, porque… luchamos por una causa justa y…………………………………….

NOSOTROS SEGUIMOS EN LA BRECHA

Fdo:
Constantino Enguídanos Ruiz y
Ángel Ruiz Enguídanos

Nota ABF: esta investigación sigue abierta se ruega a quien pueda aportar datos se ponga en contacto con esta página

Texto aportado por su sobrino Constantino Enguídanos

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++