15 de enero de 2014

Estimada Mª José ... recuerda que aunque a veces hay malas experiencias, nunca debes retroceder ni rendirte, quien persevera alcanza.
Joan Busquets i Verges. Exmaqui libertario del Berguedá 28/12/2013
"Muero contento, porque equivocado o no, muero por una idea" Manuel Barreiro dos días antes de ser fusilado 12/3/1939

martes, 27 de agosto de 2013

66 Aniversario de la toma simbólica de la cerollera por los Maquis

bajoaragontv.es  Ago 26 2013
El municipio de La Cerollera quiso conmemorar el 66 aniversario de la toma simbólica que la guerrilla (el maquis) realizó el 18 de julio de 1947, con una jornada destinada a dar a conocer el complejo en el que se asienta el Campamento escuela que la AGLA (Agrupación Guerrillera de Levante y Aragón) mantuvo en esta localidad durante los años 1946 y 1947.

Como explica el Presidente de la Asociación SERVA, Ángel Mora, “el emplazamiento del Campamento escuela ha sido siempre conocido por los vecinos del pueblo, sin embargo, la localización exacta de las chabolas y la zona correspondiente a la escuela se habían perdido con el paso del tiempo, ahora lo que pretendemos, una vez recuperado, es continuar con la labor de investigación”.

Su recuperación ha sido posible gracias al empeño del Ayuntamiento de La Cerollera y de la Asociación de Desarrollo Local SERVA, cuyo interés en localizar exactamente la escuela y en recuperar este recurso del patrimonio cultural ha visto dados sus frutos.

Las primeras actuaciones comenzaron en el año 2006 con la búsqueda de las chabolas: construcciones de piedra, madera y tierra que utilizaban los guerrilleros. Las primeras búsquedas dieron como resultado la localización de cuatro chabolas.

Tras este primer paso, la Dirección General de Patrimonio Cultural del Gobierno de Aragón, a través del programa “Amarga Memoria”, que se propuso trabajar en la investigación y difusión de este periodo histórico, y con la ayuda de la Asociación La Gavilla Verde, decide adecuar y señalizar la zona del campamento y se habilita un espacio expositivo con el título “La Guerrilla en La Cerollera”.

Finalmente, en octubre de 2012, los miembros de la Asociación SERVA, coordinados por un equipo de investigadores dirigidos por el Doctor de la Universitat Rovira i Virgili, Josep Sánchez Cervelló, logran reconocer el emplazamiento de lo que fue la Escuela de capacitación guerrillera.

Jornada Cultural para conmemorar el 66 Aniversario
El programa de la jornada se inició por la mañana, con una marcha hasta “Les Julianes”, lugar de emplazamiento del Campamento Guerrillero y la posterior visita a todo el complejo, donde se emplaza la Escuela de capacitación guerrillera. Se trata de un lugar que, como explica el Presidente de la Asociación SERVA, Ángel Mora, es testimonio único de la llamada “guerra irregular o guerra de guerrillas” efectuada durante la posguerra.

A continuación, a las 12:30 horas, el programa incluyó la apertura del espacio expositivo “La Guerrilla en La Cerollera”, ubicado en la propia localidad. Dicho espacio también está incluido en el Programa “Amarga Memoria” desarrollado por el Gobierno de Aragón, con el fin de difundir la historia de la guerrilla antifranquista en Aragón y reconocer el papel de los vecinos que vivieron la presencia guerrillera en sus localidades.

La importancia de las actuaciones guerrilleras en La Cerollera y en sus proximidades motivó la creación de este espacio expositivo de carácter permanente. La presencia de la guerrilla en La Cerollera está documentada desde enero de 1945, aunque fue en 1947 cuando Ángel Fuertes, jefe del sector 17 de la Agrupación Guerrillera de Levante y Aragón (AGLA) estableció en La Cerollera su cuartel general, así como un campamento escuela para guerrilleros.

La Jornada Cultural continuó por la tarde, con una conferencia en el Pabellón Municipal, sobre “Efectos colaterales de los maquis en el territorio”, a cargo de Marc March, historiador y coautor del libro Maquis: el puño que golpeó al franquismo. Finalmente, tuvo lugar la conferencia, a cargo de Manuel Casado, que ofreció una “Visión cronológica de la guerrilla en La Cerollera”.

El alcalde de La Cerollera, Antonio Arrufat, agradeció a los vecinos su colaboración, así como a la Asociación SERVA y a los propietarios de los terrenos donde se ubica el campamento, “un emplazamiento que queremos que sea un nuevo recurso turístico, que atraiga a los visitantes y se sume a la importante riqueza natural del municipio”.

Espacio Expositivo “La Guerrilla en La Cerollera”
Este espacio expositivo, que consta de una exposición permanente, se ha hecho realidad gracias a la firma de un convenio de colaboración entre el Ayuntamiento de la Cerollera y el Departamento de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón, contando además con la colaboración de La Gavilla Verde, la Asociación Local SERVA y los propios vecinos de la localidad.

La exposición está ubicada en la planta baja del edificio del antiguo horno del municipio, y fue inaugurada el 18 de marzo de 2011 por el entonces Director General de Patrimonio Cultural del Gobierno de Aragón, Jaime Vicente Redón.

Esta exposición permanente contiene un completo multimedia que recorre la historia de la Agrupación Guerrillera de Levante y Aragón (AGLA) en tierras aragonesas y un audiovisual que recoge el testimonio de varios vecinos de la localidad, que vivieron durante su infancia las actividades de la guerrilla y su lucha contra las fuerzas de la Guardia Civil.

La exposición se completa con un panel mural con destacados hechos históricos, titulado “La Guerrilla en el tiempo”, y un panel o mapa del campamento escuela de La Cerollera.

Campamento escuela de La Cerollera.
Como explican los propios paneles del Campamento Escuela de la Cerollera, “cuando finalizó la Guerra Civil muchos de los que la perdieron se echaron al monte para sobrevivir y seguir combatiendo al franquismo. Al finalizar la Segunda Guerra Mundial en 1945, el Partido Comunista Español organizó desde Francia grupos de guerrilleros que se introdujeron en España para contactar con los núcleos que ya existían y crear nuevas agrupaciones. Su objetivo fundamental era hostigar las estructuras del régimen y fomentar un levantamiento general”.

Continúa la explicación señalando que “los grupos que actuaron en esta zona formaban parte de la AGLA (Agrupación Guerrillera de Levante y Aragón), que se organizó en 1945 tras el fracaso de la invasión del Valle de Arán, en octubre de 1944. Las actividades de la AGLA comenzaron a decaer a partir de 1948, retirándose todos los miembros de la agrupación a Francia en 1952”.

Los paneles explican que “los guerrilleros, conocidos también con el término francés maquis, crearon diversos y diferentes campamentos. Los hubo de paso, estables y de emergencia. El campamento escuela de La Cerollera fue considerado de los estables. Este campamento, creado aproximadamente en diciembre de 1946, fue sede del Estado Mayor de la AGLA y una escuela de guerrilleros”.

A pesar de la buena ubicación del Campamento Escuela de La Cerollera, el 14 de marzo de 1947, éste sufrió un ataque de la Guardia Civil y dos guerrilleros, Ángel Sastre y Vallejo Carrasco, fueron fusilados y sus restos se encuentran hoy en el cementerio de La Cerollera. Posteriormente, los guerrilleros se establecieron a dos kilómetros de distancia, en el paraje de La Empedrada, donde continuaron su labor política y militar. El nuevo campamento fue atacado con mortero el 9 de agosto de 1947 produciéndose un incendio que se extendió por los montes vecinos.

A partir de los restos hoy conservados, se puede advertir que el campamento se componía de cuatro cabañas, aunque probablemente existiera alguna más. Fueron construidas en ladera y disponían de una canalización posterior para evitar la entrada de aguas. Se aprovechaba el talud, para levantar la pared posterior. El resto se construía mediante muro de piedra seca. El aula, de planta cuadrangular, era la mayor de estas construcciones.

Las cabañas estaban techadas de ramas y tierra, menos una de ellas cubierta con juncos, que podía destinarse a nevera o despensa. El empleo de materiales de la zona y el pinar que lo rodeaba, enmascaraba su localización.

En el campamento se pueden apreciar tres sectores diferenciados: por un lado, la concina; por otro, la zona de descanso, de almacenaje y de escuela; y por último, la zona de vigilancia y observatorio. En el camino de acceso al campamento existe un pequeño nacimiento de agua, del que se abastecían los guerrilleros.

En la escuela del campamento, no sólo se impartían clases de formación política, sino también otras como táctica guerrillera, sanidad, topografía o cultura general. Además, se instruía en la fabricación de explosivos y en la práctica de tiro.

Desde este campamento escuela se editó propaganda y algunos números del boletín El Guerrillero, a través del cual realizaban una estrategia de propaganda de su lucha armada contra el franquismo.

Charla de Manuel Casado
El primer presidente de la Asociación SERVA y profesional de la Educación, Manuel Casado, explicó en su charla durante la Jornada Cultural, “la Agrupación Guerrillera de Levante (AGL) fue la agrupación antifranquista más importante con que contó el Partido Comunista de España durante la década de los años 40. La AGL siempre buscó sus asentamientos en las serranías con zonas escarpadas pobladas de denso matorral y de bosque de difícil acceso, con lugares altos de amplia visibilidad y con núcleos diseminados de población cercanos a sus refugios naturales”.

Continuó su charla Manuel Casado señalando que “los campamentos variaban en su ubicación y construcción. Desde simples abrigos construidos con piedras, a modo de parapeto, con el sitio para varios hombres y cubiertos de lonas para pernoctar unas pocas noches, hasta grandes espacios con construcciones fijas, compuestas de chabolas levantadas con piedras, y sobre este zócalo iban los muros de tapial. La techumbre se cubría con troncos, ramaje y tierra. Es el caso del campamento de La Cerollera”.

Toma simbólica de La Cerollera
Durante su charla, Manuel Casado explicó la toma simbólica de La Cerollera de este modo: “el 18 de julio de 1947 una partida de guerrilleros tomaron La Cerollera. Se presentaron como miembros del Ejército de la República. Acto seguido, ordenaron que se personase un vecino de cada casa en la plaza. Del balcón de una casa junto al Ayuntamiento habían desplegado una pancarta en la que podía leerse: Campesinos, los guerrilleros de Levante y Aragón te protegen. Izaron luego la bandera tricolor en el balcón del Ayuntamiento. Posteriormente, se dirigieron hasta el cercano cementerio y allí homenajearon a sus camaradas fallecidos en el ataque de marzo. Los guerrilleros presentes, de regreso a la plaza, cantaron el Himno del Guerrillero, saludaron a las autoridades en su despedida y aconsejaron al Señor Alcalde y al Señor Juez de Paz de la Villa que dieran cuenta de estos hechos a la Guardia Civil. La Benemérita se acercó a la localidad y procedieron a retirar la pancarta suspendida en el balcón”.

Charla de Marc March
Por su parte, el historiador Marc March y experto investigador, comenzó su charla señalando que “creo que si conoces el pasado puedes comprender el presente, descubrir aquello que nadie ha descubierto o trabajar con la memoria viva es enriquecedor para mí como persona, y a la vez puede recuperar el pasado de un pueblo”.

Como él mismo señaló, el objetivo de su charla fue “hablar de todas aquellas vivencias de personas que, a veces sin ninguna ideología, a veces por humanidad, ayudaron a los maquis, algunos fueron detenidos, algunos aprisionados, algunos tuvieron que marchar con los maquis, y alguno, incluso murió”.

El historiador explicó que la represión ejercida por la Guardia Civil en estos territorios “originó una importante fragmentación social y el clima de convivencia y de solidaridad ancestral que a pesar de las Guerras Carlistas del XIX y la Civil de 1936 todavía era vivida en amplias zonas rurales, se rompió definitivamente, además, las zonas donde actuó la guerrilla sufrieron una importante crisis económica que fue la causa definitiva de su despoblación y la finalización de un modelo económico de subsistencia. Es el aspecto social y económico, muy a menudo escondido y clave para entender la despoblación que tienen estos pueblos de montaña”.

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++