15 de enero de 2014

Estimada Mª José ... recuerda que aunque a veces hay malas experiencias, nunca debes retroceder ni rendirte, quien persevera alcanza.
Joan Busquets i Verges. Exmaqui libertario del Berguedá 28/12/2013
"Muero contento, porque equivocado o no, muero por una idea" Manuel Barreiro dos días antes de ser fusilado 12/3/1939

viernes, 20 de enero de 2012

Fraga, candidato fracasado en Madrid y ministro de Franco en Galicia

(Un artículo del periodista Gustavo Luca).- Insurgente.org 17-1-12
A Fraga lo echó, como jefe de la oposición en Madrid, su propio partido. Se le habían agotado todos los recursos: el insulto a los nacionalistas, contar chistes en las Cortes, aceptar entrevistas en programas de humor, renovar por edad lo que el llamaba “el gobierno en la sombra”. El voto no llegaba. "Es el mejor pero no le votan porque asusta", decía su equipo.
Fraga sabía la verdad: “no me niegan el voto a mi, se lo niegan a Franco”. Otros candidatos marcaban distancias con la Dictadura mientras el buscaba un "franquismo sociológico", algo parecido a un peronismo sin Perón. Solía repetir que acabarían llevando a Franco a los altares.
Una canonización que tal vez lo alcanzase a él mismo como al perro de San Roque: había sido voluntario en la masacre de Vitoria, en donde daba órdenes a la tropa desde el Gobierno Civil, mientras mantenía el engaño de que se encontraba en Bonn; defensor de la tortura y asesinato de Grimau, de las palizas a los huelguistas de Langreo y del corte de pelo al cero a sus mujeres; falsificador de un perfil de suicida para el estudiante Enrique Ruano, arrojado por la escalera por los guardias; ordenante de una paliza de madrugada, casi mortal, para José Antonio Novais, por el delito de ser corresponsal de Le Monde, amenazado por el poderoso ministro en vociferantes ruedas de prensa; dinamitador del diario “Madrid” y responsable de asedio y multas insoportables para 550 publicaciones.
Cuando alguien recordaba estas medallas, su gabinete protestaba: “Es cierto que su carácter le ha traicionado muchas veces, pero es honrado”. Habría que recordar con que generoso desprendimiento saldaron el Sáhara en los Acuerdos de Madrid. No una industria del INI cedida a un banco, no uno de aquellos fabulosos contratos del BOE franquista, sino un país entero. Fraga presidía la mesa de liquidación.
El Estado no le cabía en la cabeza, como aún repiten los suyos, sino en un fichero del CESID al que tenía acceso directo. Fraga creó un gobierno paralelo conectado a los servicios de información. Estaba mejor informado que el entorno de confianza de Franco. Aún asi, el Dictador lo utilizó y luego se lo entregó a las fieras del Opus Dei.
Después de Franco mantuvo su esta red de información, pero eso no le conseguía votos. Hasta el día en que a Romay Beccaría se le ocurrió buscarle un destinito en Galicia. Antes, cuando ya estaba quemado como candidato a la Moncloa, le habían ofrecido la Alcaldía de Madrid pero él disolvió el consejo con voces y lanzamiento de ceniceros.
Al gobierno de su partido, le dijo: “Voy a Galicia con una condición: exijo mayoria absoluta”. Una mayoria que el mismo consideraba inalcanzable para la Moncloa le parecia fácil en Galicia. Su plan consistía en preparar una saca de 850 votos de emigrantes en Venezuela que aplicados al exiliado censo de Ourense prometían los 4-5 escaños de seguridad sobre encuestas. De hecho, Fernando González Laxe, candidato del PSOE, lo habrúa superado en votos de no haberse dado la trampa de Ourense. Cuevas garantizó a Fraga una campaña sin techo de gasto a cambio de la subvención de plantaciones de eucalipto y el bloqueo indefinido del Plan Forestal anunciado por el PSOE. Una pavorosa campaña de incendios cargaba de pólvora la campaña del ministro contra sus adversarios y extendía enormemente la especie ignífuga codiciada por la CEOE.
El voto anómalo de los emigrantes de Venezuela por Ourense en 1989. apareció colgado en la página del PP hasta que alguien del propio partido comprendió que era, más que un trofeo electoral atribuido al Jefe, el reconocimiento de un pucherazo.
Los fondos del FEDER facilitaron a Fraga sucesivas campañas millonarias con informativos y portadas comprados, transporte masivo de votantes de edad y nuevas sacas de voto emigrante. Un acta de diputado autonómico de la izquierda costaba cien veces más votos que un escaño del PP. Fraga no citó nunca en Galicia la palabra democracia. ¿Es que cabía esperar otro discurso de un ministro de Franco y de Arias Navarro que solía presumir de su biografía de fascista? La modernización propuesta a Galicia fue, de hecho una gran privatización con comisiones para el partido. El clientelismo de la Restauración fue reconstruido con prensa de una sola tendencia, contratas millonarias, deserción del parlamento autonómico. La recuperación del idioma propio de Galicia, objetivo central del Estatuto de Autonomía, se fue convirtiendo en una caza de brujas de los profesores galego-falantes.
Hoy Galicia tiene el indice de paro y emigración juvenil más alto de la UE. La población es la más envejecida del mundo. El nivel de asistencia sanitaria pública y las pensiones, son las más bajas de todo el Estado. Los medios de comunicación privados y los del Gobierno Autonómico están al servicio del Partido Popular. En un año cerraron todos los medios escritos de información diaria en Galego: tres periódicos y tres sitios electrónicos.

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++