15 de enero de 2014

Estimada Mª José ... recuerda que aunque a veces hay malas experiencias, nunca debes retroceder ni rendirte, quien persevera alcanza.
Joan Busquets i Verges. Exmaqui libertario del Berguedá 28/12/2013
"Muero contento, porque equivocado o no, muero por una idea" Manuel Barreiro dos días antes de ser fusilado 12/3/1939

jueves, 11 de noviembre de 2010

“Quienes tienen derecho a la verdad, al reconocimiento y a la reparación son las propias víctimas”

El autor mostrando su libro en Sigüenza

Se trata de un trabajo colectivo de Xulio García Bilbao, Pedro A. García Bilbao y P. Carlos Paramio Roca, miembros del Foro por la Memoria de Guadalajara. El voluminoso libro con un gran número de datos inéditos está publicado por Ediciones Silente. El libro tiene una primera parte donde se narran documentalmente los hechos luctuosos acontecidos en Guadalajara capital, Sigüenza, Molina de Aragón, Brihuega y otros lugares de la provincia durante la guerra civil y sobre todo en la postguerra. En la segunda parte se da cuenta de una manera contrastada y exhaustiva, nombre a nombre y pueblo a pueblo, de las víctimas y de la suerte que corrieron durante la represión franquista en la provincia, una información que hasta la fecha permanecía oculta.

– ¿A qué se debe tu interés sobre la memoria histórica en la provincia y cómo surge el Foro por la Memoria de Guadalajara?

– Soy gallego pero vivo desde muy pequeño en Guadalajara. Cuando llegué aquí me encontré que había un silencio sobre lo que había ocurrido en la Guerra Civil. Decidí, junto a mi hermano y otras personas interesadas por estas cuestiones crear en 2007 una asociación para investigar lo que ocurrió: el Foro por la Memoria de Guadalajara. Yo no tengo a nadie personalmente represaliado lo cual extraña a algunas personas. Nuestro interés es el de la defensa de los derechos humanos y valores democráticos. No somos una asociación de familiares de las víctimas. Hay miles de víctimas que no tienen familiares y también tienen derecho a ser reconocidas. Además hay que tener en cuenta que algunos familiares son opuestos a este reconocimiento. Quienes tienen derecho a la verdad, al reconocimiento y a la reparación son las propias víctimas. Si los familiares están de acuerdo, estupendo, pero eso no es indispensable.

– ¿En qué se ha plasmado el trabajo de este foro por la memoria de Guadalajara?

– El Tribunal Supremo encargó que se hiciera después de la guerra una investigación sobre las víctimas de la represión en la zona republicana en la guerra civil. Es lo que se llama la Causa General, que publica sus conclusiones sobre Guadalajara en 1944. Desde una fecha muy temprana sabemos las cifras de la represión en la retaguardia republicana pero a fecha de 2010 no sabíamos las de la represión franquista. Nos ha llevado tres años en acabar la investigación y el trabajo ha consistido en revisar todas las sentencias judiciales de las víctimas de esta represión. El libro que presentamos es el resultado de esta investigación. La investigación para el libro la cerramos en marzo y ya tenemos 150 nombres más. En ese momento ciframos en 6.230 los represaliados de la provincia, es decir, personas que sufrieron condenas de cárcel o pena de muerte. Concretamente se aplicó la pena de muerte a 822 personas. Estas cifras se refieren a las muertes provocadas después de una decisión judicial, no de aquellas que fueron ejecutadas extrajudicialmente sin ningún tipo de juicio, que fueron muchas más. En nuestro listado por ejemplo en Sigüenza aparecen sólo 11 porque son los fusilados por juicio sumarísimo a partir de 1939, pero en realidad fueron muchos más.

– ¿Cuáles han sido vuestras fuentes para elaborar este libro?

– El libro está hecho utilizando múltiples fuentes, la principal son las sentencias que están en el Archivo Histórico Provincial. En Guadalajara hemos tenido la suerte de tener dos trabajos previos muy buenos para la investigación de la represión franquista. Uno lo hizo una persona del PSOE llamada Cesar González Camarero que hizo una investigaciónen en los años 90 sobre los fusilamientos. El otro es el de una persona del PCE, Tomasa Cuevas, militante histórica de las JSU en Brihuega que emprendió por su cuenta una investigación sobre las cárceles, (ella pasó 14 años en la cárcel) en los años 77-78. Escribió el libro Mujeres en las cárceles con muchos datos sobre la de Guadalajara.

– ¿Cuál es la motivación de vuestra investigación?

– Creemos que esto no es una cuestión de izquierdas y de derechas, es una cuestión de valores democráticos. Mientras una parte de las víctimas han tenido 40 años de reconocimiento y ayudas institucionales, la otra parte ha vivido en el ostracismo más completo, han tenido que ocultar su duelo y ni siquiera sabemos cuántas personas son. La primera obligación de la democracia es honrar a las personas que murieron defendiendo esos valores democráticos.

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++