15 de enero de 2014

Estimada Mª José ... recuerda que aunque a veces hay malas experiencias, nunca debes retroceder ni rendirte, quien persevera alcanza.
Joan Busquets i Verges. Exmaqui libertario del Berguedá 28/12/2013
"Muero contento, porque equivocado o no, muero por una idea" Manuel Barreiro dos días antes de ser fusilado 12/3/1939

domingo, 5 de abril de 2015

Si tienes estos libros puedes ir a la cárcel

 
vice.com - enero 19, 2015
Por Eduardo Gómez Cuadrado
 
A mediados de diciembre del año pasado, en una vistosa y mediática operación a nivel estatal, la policía detenía a varios anarquista acusados de varios delitos entre ellos los de pertenencia a organización criminal. Siete de los once detenidos fueron inicialmente enviados a prisión preventiva por el juez de la Audiencia Nacional que instruye el caso, el Sr. Gómez Bermúdez, que por cierto fue también el que juzgó el caso de los atentados del 11-M.

En el auto que motiva el ingreso en prisión de estas siete personas se hace referencia a diversos aspectos relacionados con la presunta estructura y acciones de los "Grupos Anarquistas Coordinados", organización en la que según el juez estarían integrados los detenidos. Entre esos datos que el juez considera relevantes para ordenar el ingreso en prisión de los anarquistas, se encuentran dos que han llamado especialmente la atención por su anormalidad: el hecho de que los detenidos usaran la red de correo seguro RiseUp y que estuviesen en posesión de un texto titulado Contra la democracia.
 
La anormalidad antes señalada radica en la paradoja de que en un estado que se supone democrático, y donde las libertades de expresión, opinión y pensamiento deberían de ser algunas de las libertades básicas que sustentan todo el edificio de convivencia, se pueda considerar que la mera tenencia de un texto con tal título (estoy seguro que no lo han leído) supone una amenaza para el Estado o la seguridad ciudadana.
 
Dicho texto no es que sea especialmente subversivo, tampoco te enseña a fabricar una bomba casera, ni a encriptar correos electrónicos y además se puede descargar fácilmente desde múltiples páginas de internet. ¿Por qué entonces señalarlo como peligroso? Es evidente que el juez en este caso solo se ha fijado en el título, y en su ignorancia ha señalado el contenido como un arma, y ciertamente puede que lo sea pero un arma que lo único que pretende golpear es el pensamiento; luego que cada uno que haga con su pensamiento lo que quiera.
 
En Contra la democracia podemos leer cosas como que los anarquistas "pensamos sencillamente que las personas en igualdad de condiciones son capaces de organizarse sin la mediación ni la directriz de nadie. [...] No queremos homogeneizar nada, ni imponer a nadie como debe ser su vida, sencillamente que tampoco nadie nos lo imponga a nosotras". Inquietante democracia ésta en la que un juez considera estos planteamientos como peligrosos.
 
Lo cierto es que lo que el magistrado de la Audiencia Nacional ha conseguido es dar publicidad al texto y elevarlo suficientemente a la categoría de cuasi-mito, como para que a las pocas horas de conocerse el contenido del auto de prisión, las redes sociales echaran humo con infinidad de enlaces que daban acceso a la descarga del libelo.
 
Pero Contra la democracia no es, ni será, el primer texto cuya mera existencia es considerada por los gobiernos de turno de los países "democráticos" como una amenaza. Siempre han existido, y esperemos que existan muchos más, textos cuya mera tenencia junto con un cerilla, han supuesto el ingreso en prisión de sus poseedores, o cuanto menos se han usado como una suerte de prueba definitiva para apuntalar las acusaciones principales contra los imputados de delitos relacionados con el insurreccionalismo.
 
Otro de estos textos es El placer armado de A. M. Bonanno. Este libro se escribió en 1977, durante los "años de plomo" italianos, y tras su publicación fue prohibido en Italia y su autor condenado a 18 meses de prisión. Ya en 1998 en el prólogo a una nueva edición del texto, el propio Bonanno señala: "El tribunal supremo italiano ordenó que se quemara. Todas las librerías que tenían una copia recibieron una circular del Ministerio de Interior ordenando su incineración. Más de un librero se negó a quemar el libro, considerando tal práctica equivalente a la de los nazis o la inquisición, pero por ley el volumen no se puede consultar. Por la misma razón el libro no se puede distribuir legalmente en Italia y a muchos compañeros que tenían copias se las confiscaron durante una vasta oleada de redadas, llevadas a cabo con ese propósito".
 
En 2004 Bonanno fue condenado, dentro del "proceso Marini" contra anarquista italianos (54 imputados, 11 condenas), a 6 años de prisión por "apología y propaganda subversiva".
 
Theodore John Kaczynski, mundialmente conocido como "Unabomber", tuvo en jaque al FBI durante más de 15 años. En 1995 remitió al The New York Times un artículo largo titulado "La sociedad industrial y su futuro" y que la cultura popular acabó finalmente bautizando como El manifiesto Unabomber.
 
"Unabomber" llevaba enviando cartas bomba desde 1978, y condicionó el cese de su explosiva actividad a que el periódico publicara su obra. El periódico finalmente accedió y "el manifiesto" se publicó el 19 de septiembre de 1995. El contenido del mismo llama a una revolución mundial contraindustrial, y para ello proponía que "aquellos que odian la servidumbre a la que el sistema industrial está reduciendo a la raza humana se han de enfrentar a dos tareas. En primer lugar, tienen que trabajar para aumentar la tensión social dentro del sistema así como incrementar la probabilidad de que se colapse o sea debilitado lo suficiente para que una revolución contra él sea posible. En segundo lugar, es necesario desarrollar y propagar una ideología que se oponga a la tecnología y al sistema industrial".
 
Unabomber fue detenido poco después de la publicación del manifiesto, y condenado cadena perpetua por la muerte de 3 personas a consecuencia de las 16 cartas-bomba enviadas a universidades y compañías aéreas. El FBI ha utilizado en alguna ocasión el rastreo en internet de personas que se han descargado su manifiesto para monitorizar la actividad de numerosas organizaciones antidesarrollistas en EE.UU.
 
De Ted Kaczynski, también es muy recomendable un textito, en formato cuento, titulado La nave de los necios.
 
La insurrección que viene es otro de esos textos señalados por el dedo acusador de la "democracia". El libro fue publicado en Francia en 2007 y plantea la hipótesis de un inminente colapso de la cultura capitalista, abogando por la acción directa contra el estado y sus infraestructuras para favorecer ese colapso y con ello una insurrección que giraría en torno a "la apropiación local del poder por la gente, del bloqueo físico de la economía y de una aniquilación de las fuerzas policíacas".
 
En noviembre de 2008 la policía francesa realizó una espectacular operación policial en Tarnac, un pueblecito del departamento de Corrèze en la cual detuvieron a unas veinte personas, de las que nueve acabarían siendo acusadas de "asociación ilícita con fines terroristas" en relación con determinados sabotajes que se habían realizado contra la red ferroviaria francesa, sin más pruebas que la autoría de este texto ("Los 9 de Tarnac"), la cual ellos siempre negaron.
 
En el Berlín de 1970, se constituye la "Facción del Ejército Rojo" (RAF, en su siglas en Alemán), que pasaría a la historia de la insurgencia europea como "Banda Baader-Meinhof" en alusión a los que se señalaron como sus principales cabecillas. Dicha banda terrorista tenía como uno de sus textos de cabecera el Mini-manual del guerrillero urbano redactado por el guerrillero brasileño Carlos Marighela un año antes. El texto pretendía ser una suerte de guía práctica orientativa para los grupos armados marxistas. Su difusión y popularidad mundial fueron tales, que circularon distintas versiones mecanografiadas en las que a cada nueva tirada se le iba añadiendo algo nuevo por parte de las personas que realizaban la tirada, hasta tal punto que hoy en día es prácticamente imposible conocer cual fue realmente el texto original.
 
El manual hace una apología abierta de la lucha armada en el ámbito de las grandes ciudades, algo novedoso para la época, donde la actuación de las guerrillas estaban circunscritas al ámbito rural, y señala que "el guerrillero urbano es un enemigo implacable del gobierno e inflige un daño sistemático a las autoridades y a los hombres que dominan el poder y ejercen el poder. [...] El guerrillero urbano no le teme a desmantelar o destruir el presente sistema económico, político y social Brasileño, ya que su meta es ayudar al guerrillero rural y colaborar en la creación de un sistema totalmente nuevo y una estructura revolucionaria social y política, con las masas armadas en el poder".
 
La policía alemana vino considerando durante más de 30 años (1970 – 1990) que la mera tenencia de este manual, era un indicio inequívoco de la posible pertenencia de una persona a alguna de las células de la RAF y por tanto motivo suficiente para proceder a su detención.
 
Este tipo de textos, y su tolerancia o no, son los que ponen a prueba hasta dónde llega el respeto a la libertad de expresión y pensamiento en nuestras democracias, y señalan la frontera a partir de la cual el pensamiento sí delinque y por tanto se acaba la democracia tal y como nos la han vendido.
 
Decía Raoul Vaneigem, en otro libro también polémico y de muy recomendable lectura, Nada es sagrado, todo se puede decir, que "no hay un uso bueno o malo de la libertad de expresión, tan solo un uso insuficiente", aunque a veces esa libertad, paradójicamente nos pueda costar la libertad, y en algunos casos, como el tristemente ocurrido recientemente en París, la vida.

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++