15 de enero de 2014

Estimada Mª José ... recuerda que aunque a veces hay malas experiencias, nunca debes retroceder ni rendirte, quien persevera alcanza.
Joan Busquets i Verges. Exmaqui libertario del Berguedá 28/12/2013
"Muero contento, porque equivocado o no, muero por una idea" Manuel Barreiro dos días antes de ser fusilado 12/3/1939

lunes, 1 de junio de 2015

¿Movimientos golpistas o creación gubernativa de una “infraestructura terrorista clandestina” en las FFAA y en la Guardia Civil?


Colectivo Anemoi 1/6/15
Rebelión
 
El Diario de León de fecha 24 de mayo publicaba la noticia [i] de la detención de un coronel de la Guardia Civil bajo el título “Un coronel de la Guardia Civil de León detenido por tráfico de armas”. El día 27, el mismo medio publica otra [ii] informando de la detención de un brigada del Ejército, relacionado con el primero. Por último, también el Diario de León informa, el 28 de mayo [iii], de que el coronel citado ha ingresado en prisión incondicional y sin fianza como presunto implicado en una trama de tráfico de armas. La noticia menciona posibles vinculaciones de este personaje con la extrema derecha. 
 
Refiriéndose todavía al brigada, el Diario de León señala: “En el registro de su domicilio y en el del coronel también detenido encontraron gran cantidad de armamento”. El asunto es, pues, muy grave. Requiere investigación urgente -con luz y taquígrafos-; que alcance a todos los niveles de responsabilidad y complicidad, y a toda la extensión geográfica de la trama cuya investigación han iniciado los agentes de Asuntos Internos de la Guardia Civil.
 
Se trata nada menos que del robo masivo de armamento de guerra de las Fuerzas Armadas, con la intervención y responsabilidad de personal militar; de la acumulación secreta del mismo bajo control de altos mandos de institutos armados (la Guardia Civil) y, presumiblemente, de esas mismas Fuerzas Armadas.
 
Requiere también una explicación clara y precisa de los responsables de Interior y de Defensa: el historial personal del Director General de la Guardia Civil [iv] no resulta muy tranquilizador a este respecto.
 
El texto de la segunda noticia es también un paradigma de la “discreción a la que obliga la aplicación gubernativa de la Ley de Secretos oficiales: “Un brigada del Ejército destinado en León ha sido detenido en el marco de la operación contra el tráfico de armas desarrollada por agentes de Asuntos Internos de la Guardia Civil. En esta operación fue detenido el pasador (sic) viernes en Madrid un coronel del la Guardia Civil también destinado en León.
 
Según han informado fuentes de la investigación, en los registros practicados en los domicilios en León de los dos detenidos hasta el momento se han encontrado un gran número de armas.
 
El coronel de la Guardia Civil (con domicilio en Madrid, se supone), detenido estaba destinado en León en comisión de servicio adscrito a la oficina de la plana mayor del instituto armado en Castilla y León con sede en la capital leonesa. [v] 
 
Las fuentes consultadas han informado de que la operación sigue abierta y no se descartan nuevas detenciones”.
 
La noticia tiene una enorme importancia, con múltiples derivaciones y consecuencias:
 
1º.-Genera especial alarma e inquietud la posibilidad de que sectores golpistas de la G.C. estén acumulando armas en depósitos clandestinos. Nada menos que bajo el control de la Plana Mayor Regional de la Guardia Civil en Castilla y León. Además, cabe que lo estuvieran haciendo con la complicidad de los mismos sectores del Ejército que han permitido su sustracción y traslado desde los arsenales militares.
 
2º.- Ya que es la Unidad de Asuntos internos de la Guardia Civil la que procede a las detenciones, la noticia pudiera evidenciar una fuerte fisura en el instituto armado y militarizado. También, presumiblemente y dado el carácter encubierto de los depósitos, en las propias FFAA.
 
3º.- El hecho de que el coronel de la G.C esté adscrito "en comisión de servicio" a la Oficina de la Plana Mayor pudiera tener mucho más graves implicaciones en cuanto a las responsabilidades institucionales en la asignación del destino; implicaría directamente a la DG de la GC, al Mº del Interior y, por lo tanto, al Gobierno.
 
La implicación en una trama de este tipo nos lleva directamente a la comisión de un delito de “lesa patria” o de traición al pueblo. Levantadas las inmunidades e impunidades correspondientes, la Audiencia Nacional no tendría dificultades para encontrar los tipos penales aplicables.
 
El Colectivo de militares Anemoi alerta a sus simpatizantes en las Fuerzas Armadas y Fuerzas de Seguridad del Estado para que mantengan la vigilancia sobre las tramas golpistas que se asientan en ellas; anima a su denuncia inmediata y advierte que la alianza “pueblo-fuerzas armadas” debe mantenerse alerta para oponerse con la firmeza necesaria a todas las amenazas y a los procesos de desestabilización que se pongan en marcha.
 
Al mismo tiempo, exige de los responsables de Interior y de Defensa que se sigan investigaciones inmediatas, exhaustivas y transparentes sobre estos hechos y que se de cuenta pública de su significado, alcance y ramificaciones.
 
Notas
[iv] La biografía, incluso la oficial de Arsenio Fernández de Mesa, actual Director General de la Guardia Civil y su pasado falangista, son muy preocupantes. Véase: http://es.wikipedia.org/wiki/Arsenio_Fern%C3%A1ndez_de_Mesa#Biograf.C3.ADa e informaciones complementarias en medios alternativos. La anulación de la Ley de Amnistía de 1977 y la “recuperación” del derecho humanitario, derogado en carrera vertiginosa por el PSOE y el PP, le llevaría, con toda probabilidad ante un tribunal de justicia.
1. [v] Los resaltados son nuestros.

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++