15 de enero de 2014

Estimada Mª José ... recuerda que aunque a veces hay malas experiencias, nunca debes retroceder ni rendirte, quien persevera alcanza.
Joan Busquets i Verges. Exmaqui libertario del Berguedá 28/12/2013
"Muero contento, porque equivocado o no, muero por una idea" Manuel Barreiro dos días antes de ser fusilado 12/3/1939

martes, 25 de febrero de 2014

Familiar de víctimas del franquismo: "Cuando mataron a mi padre lo primero que hicieron fue quedarse con sus tierras"

laSexta.com
Gonzo ha estado con uno de los muchos españoles cuya única esperanza de conseguir justicia está en un juzgado de Buenos Aires. Josefina Lamberto tenía 7 años cuando  un grupo de falangistas y requetés entraron en su casa para llevarse a su padre y a su hermana de 14 años. Nunca más volvieron a verlos. Durante la dictadura sufrió hambre y en democracia sufrió la indiferencia de las autoridades.

lunes, 24 de febrero de 2014

Lo que ha hecho Jordi Évole

 
Miguel G. Macho - 24/2/14 - El futuro del capitalismo es totalmente utópico – Blog de autopublicación
Lo que ha hecho Jordi Évole esta noche en el programa "Operación Palace" ha sido una manera muy bufónica de no dar ningún argumento para ridiculizar el secreto a voces que fue el 23F: un golpe orquestado para reforzar la imagen del Rey. Ha ...intentando tirar por tierra todos los hechos sobre el asunto con una reducción al absurdo nada original y bastante cobarde, porque sirve de paso para aupar la imagen de la monarquía en un momento donde por fin anda de capa caida. Ha reforzado de manera secundaria a todos esos hijos de perra con corona y sangre azul, que fueron escogidos por Dios y Franco como la jefatura del Estado del Reino de España.

En general ha sido muy hostiable Évole, porque van a ser legión los que ahora se burlarán con suficiencia de la consolidación que supuso el 23F para la transacción, que no transición, calificándolo todo de "conspiranoia". No ha dado ni un solo argumento, pero al sentirse los televidentes tan idiotas por haberse tragado esta tontería, esto será algo que no perdonarán a todo aquel que les venga con argumentos sobre el tema. Así funciona la comunicación de masas, no se proyecta para un público crítico precisamente, aunque busques la reflexión con la sátira.

El asunto en cuestión, y usando siempre la navaja de Ockham, fue mucho más simple que la paranoia que ha copiado Évole a Orson Wells y su invasión alienígena donde se terminó tirando gente por la ventana asustada. El 23F obedeció a la última orden de Francisco Franco hacia sus militares: "Sentid la misma lealtad hacia el Rey que habéis sentido hacia mi, pues es garante de que todo quede atado y bien atado". No es algo que diga yo, sino el General de División Alfonso Armada que orquestó todo el golpe junto con el CESID para, citándole, defender al Rey que andaba en peligro por las pretensiones que existían de reclamar aquí una República burguesa, con toda la inestabilidad que hubiera supuesto para la oligarquía franquista el no tener a alguien educado por Franco en la jefatura del Estado. Tejero al salir de la cárcel también lo confirma, siendo el primer lugar que visita la misma Zarzuela para cobrar por sus servicios y su dramático paso por una cárcel de lujo. García Carrés, Pedro Mas y otros tipejos tradicionales del régimen fascista pues más de lo mismo, todos refuerzan esta órden y sus intereses con el golpe.

Ni los periodistas, ni los políticos, ni los suboficiales que participaron en el golpe sabían nada; y puede que el Rey tampoco hasta el mismo momento del "alzamiento", porque el personaje real es bastante idiota debido a la endogamia tan tradicional entre los Borbones. El golpe no tenía desde el principio interés alguno en tomar el poder sino precisamente reforzarlo, porque ya lo tenían desde 1939, evitando de este modo que aquí hubiese la más mínima posibilidad de que no quedase todo atado y bien atado.

El Rey terminó con el golpe -solo apoyado por Tejero y el idiota de del Bosch en Valencia- soltando por televisión el esperadísimo discursito. Un texto simplón escrito desde el CESID que le mandaron leer sin que se equivocase en lo más mínimo, con el lógico resultado de ser declarado entre la asustada opinión pública (el silencio del Rey no fue casual) como el gran y valiente salvador de la Democracia. Desde entonces la continuidad del régimen franquista quedó garantizada hasta hoy, concediendo durante estos años migajas a un pueblo que pagó su precio regando con sangre las calles durante la transacción (más de 900 muertos, transición pacífica por mis cojones). Estas migajas como la libertad de prensa burguesa, de reunión, manifestación, servicios sociales mediocres y demás; pues solo cabrearon al sector más tradicional del fascismo español, porque la oligarquía se conforma con tener el dinero y el poder real, sudándoles los genitales que tengamos un pollo o un escudito en la bandera si no peligran sus puestos de poder económico.

El resultado fue lo que vemos hoy en esta triste España. El tribunal de orden público convertido en la Audiencia nacional, el poder judicial sigue en las mismas manos, los partidos políticos mayoritarios están compuestos por gentuza tradicional del régimen fascista, el dinero conseguido durante la dictadura sigue en las mismas familias fascistas que ahora se declaran demócratas de toda la vida, las leyes siguen siendo iguales o hasta más represivas (que esto si que suena a coña) y en general toda mejora real de nuestras condiciones de vida ha tenido el coste que ya he citado: la sangre de los nuestros en la calle peleando por cada una de ellas.

Pero todo esto da igual, porque Évole ha sacado una chorrada en donde se burla de todo el genocidio franquista que se consolidó sobre esas cunetas donde aún descansan nuestros abuelos. Se burla de nuestra historia y encima habrá todavía algunos que le tachen de "genio" por copiar una idea tan trillada como que "los medios engañan y pueden crear alarma social". Por lo visto algo así de mezquino y simplón tiene que hacernos mucha gracia o invitar a la reflexión sobre lo que se burla, ninguneando la verdad sobre un día vital para este presente tan infame que muchos no pueden soportar ya más.

Salud y al carajo estos bufones con sus chorradas camufladas como reflexiones.
 

Machado

 
Jesús Gomez Gutiérrez -  LQSomos. Febrero 2014
 
El alcance de un poeta
Cantan a Machado como si fuera una postal bonita, de paisajes. Que no han leído a Machado, es obvio. Y si lo han leído, no lo entienden. Esta «nación casi analfabeta, donde la ciencia, la filosofía y el arte se desdeñan por superfluos» convierte a Machado en un cicerone que besa a los niños y regala dulces. Hace tiempo, las grandes mentes de esa nación se toparon con cierto poema de Tristan Zara y se mordieron la lengua para no exclamar: «¿Pero cómo? ¿Qué pudo ver en él el padre de las vanguardias?». Buena pregunta, pero cómo (pueden ser tan ignorantes). Va Machado por el mundo y surge un día por dadá y otro en la Suite furlana de Pasolini, que empieza con este verso: «Mi juventud, veinte años en tierras de Castilla».

Setenta y cinco años después de su muerte, festejan a Machado sin conocer a Machado. No entienden el alcance del poeta. No quieren saber del prosista, envuelto en la bandera tricolor. En el último libro del hombre que se negó a abandonar Madrid cuando decían que Madrid iba a caer, se lee: «Pienso en España vendida toda» (La guerra, 1936-1937). Conocer a Machado es reconocer que España está enterrada en Colliure, advirtiendo a sus jóvenes contra los jóvenes sin juventud que, «ya maduros, mejor diré, ya podridos, levantan en la retaguardia de sus ejércitos mercenarios los estandartes de la reacción». Y en Colliure seguirán, Machado y España, hasta que la gente vuelva a ser República y se gane el derecho a pensar, como Carver: «Todo es perfecto, Machado está aquí».
 
* Escritor y traductor literario. Editor del diario La Insignia

domingo, 23 de febrero de 2014

Servini pidió exhumar el cuerpo de una víctima del franquismo en España

 
Terra - 20 de febrero de 2014
La jueza federal María Servini de Cubría, a cargo de la investigación local por los crímenes del franquismo, pidió hoy a la justicia de España la exhumación del cadáver de un hombre fusilado por el régimen del dictador Francisco Franco.
 
Se trata de Timoteo Mendieta Alcalá, cuya hija declaró ante Servini en la causa promovida por familiares y víctimas de delitos de lesa humanidad en España en base al principio de justicia universal que Argentina acepta.
 
Fuente judiciales revelaron que la jueza envió a la Cancillería un exhorto para que la Justicia de España exhume el cadáver que estaría enterrado en una fosa común en el cementerio de la ciudad española de Guadalajara.
 
La denuncia fue hecha por la octogenaria Iluminda Asención Mendieta Ibarra, hija del fusilado, quien reclamó el cuerpo de su padre identificando el sitio de entierro, lo que motivó que la jueza argentina pida la extracción de muestras de ADN para confirmar su identidad.
 
El pedido de la justicia argentina se produce en momentos en que el gobierno de Mariano Rajoy avanza en la sanción de una norma que impida la aplicación de la justicia universal aduciendo los problemas diplomáticos que le produjo con China.
 
La justicia universal permitió, en su momento, la detención y juzgamiento en España de represores argentinos impunes en el pais, como el piloto naval Adolfo Scillingo, participante de los vuelos de la muerte.lam

sábado, 22 de febrero de 2014

Nuevo escandalo en el deporte español

Denuncia: Deportistas españoles se fotografían haciendo el saludo nazi en
 la sede del Consejo Superior de Deportes de León
 
Información: Sare Antifaxista 22/2/2014


jueves, 20 de febrero de 2014

Detenidos tres presuntos guardianes de Auschwitz en Stuttgart

 
Berlín, 20 feb.- La policía alemana detuvo hoy a tres hombres de entre 88 y 94 años que están bajo sospecha de haber sido guardianes en el campo de exterminio nazi de Auschwitz y de haber formado parte de las SS.
 
 
Así lo informó hoy la fiscalía de Stuttgart (en el sur de Alemania) que indicó que los tres hombres están en prisión preventiva.
 
Los tres hombres están bajo sospecha de haber tenido parte en el asesinato de prisiones en Auschwitz.
Las detenciones forman parte de una acción policial en la que se han realizado registros domiciliarios en diversos lugares de Alemania en viviendas de personas que pudieron pertenecer a las SS.
 
Uno de los tres sospechosos admitió, según la fiscalía, haber estado en Auschwitz pero niega haber participado en los asesinatos.
 
(Agencia EFE)

miércoles, 19 de febrero de 2014

¡Pena de jueces con escrúpulos!

EL PAÍS SEMANAL -  Juan José Millás 16/2/14
Observen cómo da la cara Juan Antonio González Pacheco, Billy el Niño, tras declarar ante el juez. Parece que viene de atracar una gasolinera, una tienda de ultramarinos, un estanco, y podría hacerlo, pues todavía tiene su pistola. Pero atracar no es lo suyo, no le pone, a menos que pudiera torturar después al dependiente, un chico joven al que le mandaría bajarse los pantalones y los calzoncillos para meterle una picana en los testículos. Significa que Juan Antonio González Pacheco, Billy el Niño, sería un mal atracador. Perdería el tiempo metiendo la cabeza en el retrete de la dueña de la mercería.
 
Los atracadores de verdad lo considerarían una peste, porque los atracadores distinguen el trabajo de la diversión, saben dónde se gana la pasta y dónde se ejercita el sexo. Lo cierto es que cada uno disfruta con lo que puede, y el tipo de la foto solo gozaba moliendo a palos a jóvenes indefensos. Le ponías delante a un crío con esposas y se le hacía la boca agua. La ley es el refugio de las psicopatías más repugnantes. Cuando se dan las condiciones objetivas, salen de sus grietas, como ratas enloquecidas, violadores, ladrones, asesinos, verdugos… Unos vienen de la judicatura; otros, de los ejércitos; algunos, como en el caso del tipo de la foto, de la poli. Cuando la dictadura cae, regresan a sus madrigueras, como las cucarachas al encenderse la luz, y viven de las leyes de punto final, de las prescripciones, de las complicidades explícitas o implícitas de los Estados. La alimaña de la foto, ya se ve, ha vuelto a su rendija. ¡Pena de jueces con escrúpulos!

lunes, 17 de febrero de 2014

Paco Etxeberria ...


 
 
14/02/2014
Paco Etxeberria es uno de los forenses más reputados del mundo.
Violan a una mujer brasileña en una comisaría de Bilbao y nadie es condenado. Pese a que la mujer consiguió identificar en 13 ruedas de reconocimiento en las que comparecieron 65 policías al acusado de la violación y ahora absuelto, Valentín González González, algunas de las imprecisiones en sus declaraciones no permiten una sentencia condenatoria.

lunes, 10 de febrero de 2014

Las maestras de la República’, Mejor Película Documental de los Goya 2014

 
10/2/14 mujeremprendedora.net
Las maestras de la República‘, de Pilar Pérez Solano, ha sido elegida Mejor Película Documental de los Premios Goya 2014, una categoría en la que competía con los documentales ‘Con la pata quebrada’ (Agustín Almodóvar y Enrique Cerezo), ‘Món Petit’ (Adriá Cuatrecasas, Victor Correal y Oriol Maimó) y ‘Guadalquivir’ (José María Morales).
 
Este documental a través de la recreación de una maestra de la época, e imágenes de archivo inéditas, nos descubre el legado que nos han dejado las maestras republicanas y que ha llegado hasta nuestros días.
 
Articulado en base a testimonios de investigadores y familiares, permite conocer el momento histórico que vivieron estas docentes y su participación en la transformación social de nuestro país a través de la educación
 

lunes, 3 de febrero de 2014

El relator de la ONU insiste: España debe juzgar los crímenes del franquismo

El País - Natalia Junquera -  Madrid 3 FEB 2014
Pablo de Greiff, relator especial de Naciones Unidas para la promoción de la verdad, la justicia, la reparación y las garantías de no repetición, pidió visitar en primer lugar España para comprobar qué grado de todas las cosas que componen el largo nombre de su cargo tienen aquí las víctimas del franquismo. Y a juicio de sus conclusiones preliminares, que ha presentado esta mañana antes de regresar a Nueva York, no es, ni de lejos, suficiente. El Estado, afirma, debe dejar sin efecto la ley de amnistía, que en la práctica, en España "cumple las funciones de una ley de punto final en tanto que se ha utilizado para archivar prácticamente la totalidad de los casos que llegan ante los jueces".
 
De Greiff ha recordado que en países donde no se han derogado leyes de amnistía, los tribunales han encontrado interpretaciones de esas normas "que no han impedido el procesamiento de los presuntos responsables". Aquí, sin embargo, se invoca constantemente para impedir el acceso de las víctimas de la justicia. El relator ha confesado su "preocupación" por la posición de la Fiscalía de la Audiencia Nacional al denegar la solicitud de extradición a Argentina de los dos presuntos torturadores franquistas José Antonio González Pacheco, Billy el Niño, y Jesús Muñecas Aguilar.
 
El relator, como hace unos meses hicieron sus compañeros del Grupo de trabajo y el Comité de Naciones Unidas contra las desapariciones forzadas, ha insistido en la necesidad de que el Gobierno haga una "política de Estado" para reparar a las víctimas de franquismo, y que lo haga, además, "con urgencia", debido a la avanzada edad de muchas de ellas. En este sentido, recordó que el mapa de fosas - "que no hubiera sido posible sin los esfuerzos de historiadores y asociaciones memorialistas"- recoge hasta 2.382 enterramientos clandestinos que "contendrían los restos de 45.000 personas". El relator ha criticado en estos términos que el Estado hubiera dejado en manos de los familiares la responsabilidad de la localización y apertura de fosas de la Guerra Civil:  "El modelo de privatización de las exhumaciones facilita la indiferencia de las instituciones del Estado".
 
El experto ha comentado que durante los diez días que había pasado en España entrevistándose con miembros del Gobierno, como el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, jueces, defensores del pueblo y víctimas, le había llamado especialmente la atención la "inmesa distancia" entre las instituciones del Estado y las víctimas, en este caso, de los crímenes del franquismo. Nunca en sus 20 años de experiencia, ha destacado, se había encontrado algo parecido.
 
De Greiff también ha comentado que durante su visita había querido ver el Valle de los Caídos, un asunto al que se referirá ampliamente, ha avanzado, en su informe definitivo, que presentará en septiembre. "Las víctimas exigen, y considero que merecen, la reconsideración de este tema", ha dicho, refiriéndose al cambio de significado del monumento que Franco ideó para inmortalizar su victoria. "A día de hoy", lamentó el relator, "no hay nada en el sitio que proporcione algún tipo de información o señalización acerca de la forma en que fue construido (por presos) ni sobre las condiciones bajo las cuales muchos de los cuerpos que ahí descansan fueron trasladados". 
 
El relator también ha instado al Gobierno a anular todas las sentencias de los consejos sumarísimos, una vieja reivindicación de las víctimas que se descartó durante el debate sobre de la ley de memoria histórica entre otras cosas por el temor a que los afectados reclamaran indemnizaciones.
 
Finalmente, de Greiff también ha manifestado su "preocupación" ante la proposición de ley del PP sobre la justicia universal que "limitaría significativamente" la aplicación de este principio en los tribunales españoles.
 
En septiembre, presentará su informe de recomendaciones definitivas para España. Preguntado por hasta qué punto creía que el Gobierno haría caso a Naciones Unidas, ha contestado que él no es ni un "cínico" ni un "romántico". Que se ha cuidado mucho de no cometer "la crueldad" de prometer a las víctimas cosas que no puede prometer o generar expectativas que no vaya a poder satisfacer. "Pero si ellos no se rinden, yo tampoco. La única promesa que he hecho es mi compromiso a seguir velando por el ejercicio de los derechos a la verdad, la justicia y la reparación"
 
 

sábado, 1 de febrero de 2014

La lista de la infamia: Curas del 36 en Valladolid


Curas en formación de pelotón de fusilamiento
Últimocero.com- Orosia Castán, Miembro del Colectivo Verdad y Justicia,12 de Octubre de 2013
En el año 1936, tras la sublevación militar, los párrocos de los pueblos tomaron mayoritariamente partido por los alzados, en quienes veían unos valedores que les iban a devolver el poder que detentaban antes de la llegada de la República. Bien sabían estos curas que el alzamiento era ilegal y que se estaba haciendo mediante el derramamiento de sangre inocente. Prácticamente en todas las localidades, falangistas y guardias civiles desleales detenían a las autoridades legales, a los dirigentes sindicales, a los obreros significados, a sus mujeres y a sus familiares, y los sometían a tratos inhumanos, golpeando, violando, robando y asesinando a muchos de ellos.

El mandato de los religiosos está bien claro para todos: su deber era detener la violencia, impedir los crímenes y acabar con la orgía de sangre que se desataba sobre la población civil, inerme e indefensa. Sin embargo, la Iglesia desoyó estos mandatos sagrados y alentó a sus párrocos a que se unieran al golpe, al que de inmediato bautizaron como Cruzada, otorgándole todas sus bendiciones.

Los curas tenían una gran autoridad moral. Allí donde se opusieron a los crímenes, éstos no se produjeron. Pero por desgracia para las víctimas, para sus familias, para los pueblos y para su propia imagen y la de la Iglesia, la gran mayoría de los curas apoyaron decididamente el alzamiento y sus procedimientos sanguinarios, y a veces no solo intelectualmente o dando su bendición a los asesinos, sino también materialmente, con las armas en la mano.

Cegada por la posibilidad de ejercer su poder sobre la sociedad entera, la Iglesia católica se dedicó a forzar la voluntad de los ciudadanos que se habían salvado de la muerte obligándolos a casarse por la iglesia, a bautizar a los hijos de los que no eran católicos cambiándoles incluso el nombre si no estaba en el santoral, a penalizar a las personas que no asistían a misa, llevando al día la relación de los que no se confesaban o no comulgaban. Daba igual que esas personas no fuesen creyentes o que profesasen otra religión. La iglesia católica reclamó para sí la obediencia debida de todos los ciudadanos y la obligatoriedad de las prácticas religiosas por las buenas o por las malas. La coacción, la amenaza, los malos informes que destruían la vida de la gente o el señalamiento de los que ellos denominaban “malos cristianos” fueron la seña de identidad de una iglesia inquisitorial, cuyos ministros causaron mucho daño y dolor con sus actos o su pasividad.

Obligar a una persona a practicar la religión en contra de su voluntad está considerado sacrilegio por la propia iglesia, lo que no fue obstáculo para que se implantase la religión de manera obligatoria en todo el país y a todos los niveles de la vida: en la enseñanza, las instituciones, las costumbres sociales y la vida personal.

En muchas localidades de nuestra provincia y en la propia capital, la actuación de los curas fue tan inhumana, tan cruel y tan alejada de lo que puede considerarse un comportamiento cristiano, que quedó impresa en la memoria de los vecinos. Estos curas, que por su posición hubieran podido mediar a favor de las víctimas, muchas veces aparecieron al lado de los verdugos, contribuyendo con sus acciones a empeorar la suerte de sus vecinos. Es una verdadera lástima que la iglesia católica pierda oportunidad tras oportunidad de desmarcarse de estos elementos, condenando sus acciones y pidiendo perdón por su actuación en aquellos años de crimen y terror.

LA ACTUACIÓN DE LOS CURAS SEGÚN LA MEMORIA DE LOS TESTIGOS
Juan Julián, párroco de San Ildefonso, en Valladolid, acudía a las Cocheras de Tranvías para catequizar por las buenas o por las malas a los allí detenidos, aunque se declarasen ateos, agnósticos o protestantes. Acudía a las sacas, dejándose ver por los presos, quienes por su presencia detectaban que iba a producirse un asesinato. Dos o tres curas de Los Filipinos solían acompañar a las patrullas falangistas en sus acciones. Llevaban camisa azul e iban armados. Se les llegó a conocer bien y se les reconocía por su tonsura y sus medallas y escapularios. Además eran los encargados de catequizar a los presos de Las Cocheras. Se llamaban el padre Tirso y el padre Baladrón. Sus homilías eran amenazadoras. Una frase que repetían continuamente y que quedó grabada en la memoria de los detenidos era: “Habéis pasado por una criba ancha; ahora pasareis por otra más fina, y al final no quedará nadie”. Y hubo gente que se atemorizó y marchaba a comulgar, pensando que los curas darían buenos informes y que podrían salir, pero estaban muy equivocados, pues aquellos curas deseaban de verdad que no quedara nadie. (Testimonio de J. P. R., preso en Las Cocheras).

Padre Cid: adscrito a la Cárcel Nueva, impartía la misa obligatoria, descalificaba y humillaba a los presos e intentaba que recibieran los sacramentos cuando los iban a fusilar. Más adelante fundó un Patronato para menores, a donde fueron a parar muchos hijos de estos mismos fusilados; allí intentaba “reeducarles”. Ese lugar, “Cristo Rey”, se financió con el trabajo esclavo de los presos.

Rufino Caldevilla, párroco de La Magdalena y sobrino del canónigo Valero Caldevilla, acudió al Alto del León, presa de un ataque de patriotismo, según testimonio de J.L. Galindo, un falangista camisa vieja, que estuvo con él; iba armado. Es un alegre clérigo… me lo imagino disparando trabucos y no le cae mal la imagen… Cuando regresó a Valladolid y volvió a hacerse cargo de la parroquia, denunció a aquellos vecinos que bajo su punto de vista eran “indeseables”. Anteriormente se había mostrado beligerante con los sectores de la izquierda, y cuando se produjo el golpe colaboró con eficacia: denunció personalmente a la familia de Heraclio Conde, quien fue fusilado junto con sus dos hijos varones (testimonio de Conde Conde).

Eladio Tejedor Torcida, párroco de Barcial de la Loma en 1936, estaba enfrentado con las gentes de izquierdas desde el advenimiento de la República. Cuando se produjo el golpe, el alcalde impuesto por los golpistas fue Vicente Vázquez de Prada, que era partidario de detener y entregar a los izquierdistas, pero se opuso a que los mataran. El cura insistió e insistió en la necesidad de “limpiar el pueblo, como se estaba haciendo en todos los pueblos de alrededor”, y al final se hizo así. Este cura, tras inducir al asesinato del alcalde elegido, Modesto Rodríguez, obligó a la viuda a bautizar al hijo de éste y a cambiarle el nombre que su padre le había puesto (Besteiro). Otro acto de este cura fue el de casar in extremis al vecino Florencio Sinde, destrozado por las torturas recibidas, con brazos y piernas rotos e inconsciente en los calabozos del ayuntamiento de Barcial; este hombre estaba casado por lo civil, y antes de rematarlo, hizo que llevaran allí a su esposa y los casó religiosamente (testimonio de la esposa).

Florentino, cura de Bocigas, acompañaba a las patrullas de asesinos, según él para confesar a las víctimas.

Lorenzo Pérez González “Lucilina”, fue uno de los máximos responsables de los hechos sangrientos ocurridos en el pueblo de Villabáñez. Mantenía un enfrentamiento directo con los vecinos de ideas izquierdistas y con la Corporación Municipal; intervenía en las cuestiones políticas, en los temas económicos, como la gestión de los montes comunales; impulsó un sindicato católico, con el que se enfrentaba a la Casa del Pueblo… El propio arzobispo Gandásegui llegó a decir de él que “había envenenado al pueblo”. En 1936 designó a las víctimas y no movió un dedo para frenar la represión desatada contra los vecinos, aunque salvó al que le pareció oportuno, con lo que demostró que tenía poder para haber impedido la matanza.

José de Rojas Martín, ejercía como párroco en Castrillo Tejeriego, donde dio el visto bueno y firmó la lista de los que debían ser represaliados. La madre de este cura iba diciendo por el pueblo que “había que fusilar a los hijos de los detenidos, porque llevaban el mismo camino que sus padres”.

Sergio Martín Martín, procedente de Medina de Rioseco, donde también colaboró en la elaboración de las listas de los que debían morir, estaba en Castromonte como párroco. En julio de 1936 se encontraba en Asturias, pero pudo regresar a mediados del mes de septiembre, y fue entonces cuando comenzó la represión en Castromonte. Muchos testimonios le atribuyen responsabilidad directa en muertes ocurridas en Rioseco y la zona de la Santa Espina, además de las ocurridas en Castromonte.

Ictinio, párroco de Tiedra, ayudó a elaborar las listas de víctimas; alentó a los falangistas de la localidad, y fue directamente responsable del asesinato de David Criado, un vecino que estuvo detenido y regresó al pueblo al finalizar la guerra.

Bibiano del Campo Mucientes, natural de Villalba de los Alcores. Estaba de párroco en Wamba en la época de la sublevación. Colaboró haciendo listas y también de manera material: él mismo llevó cuerdas para atar a los detenidos.

Pablo Rojo era párroco en Mojados. En los locales del ayuntamiento estaban detenidos medio centenar de vecinos. El día 25 de julio, los sublevados del pueblo decidieron asesinar a varios de ellos. El cura acudió a la prisión e intentó confesarlos con argucias y amenazas. A pesar de los ruegos de las familias y de la cantidad de huérfanos que dejaban y de que el cura sabía positivamente que todos eran inocentes y que los asesinatos se producían sin juicio ni asistencia de autoridad legal alguna, Pablo Rojo colaboró con los asesinos hasta que el último detenido subió al camión. Ese día 25 vecinos de Mojados fueron trasladados al puente que une los términos de Boecillo y Laguna de Duero y tiroteados allí. Algunos no fallecieron en el acto y cayeron al agua con vida. Por fin los remataron a todos. Uno de ellos, J.N. logró llegar herido, hasta el Coto del Cardiel, donde el guarda de campo lo remató con su escopeta.

Andrés del Amo, de Saelices. Fue un inductor fundamental de los crímenes cometidos en Villacarralón, donde era párroco, pues señaló a los vecinos que según él eran peligrosos. Años después de la guerra, vino al pueblo un cura nuevo. Estando en la plaza, un hijo de Petra Cimas, asesinada por una patrulla venida de otros pueblos ante los ojos de sus dos hijos, lo reconoció como integrante de una de las patrullas y se dirigió a él: “Usted bajaba de paisano a detener gente”. El cura se llamaba Jesús Ceinos Casero, y fue reconocido por otros vecinos como uno de los hombres que iban sacando a la gente de sus casas en el verano de 1936, vestido con un mono azul y armado con un fusil.

Teodosio era el nombre del párroco de Quintanilla de Abajo. Cuando se pidió el indulto de los condenados a muerte dijo en la puerta de la iglesia ante muchos vecinos que si les conmutaban la pena, él quemaba la sotana.

CURAS EN EL FRENTE
La presencia de curas en el frente fue frecuente. Particularmente abundaron en la zona del Alto del León. Iban vestidos con mono y armados. Otros muchos iban de visita, acompañando a grupos.

Núñez, jesuita, coadjutor de la parroquia de San Juan, en Valladolid, marchó al Alto del León en julio del 36, integrado en el grupo de falangistas como combatiente. Este cura, bastante joven, murió en un bombardeo en el Alto del León a finales de julio de 1936. Juan Martínez, cura combatiente, murió en el frente.

Padre Nevares, jesuita: recibió en San Rafael a los falangistas que se iban a incorporar al frente en julio del 36. Al llegar al Hotel Regina, donde comían estas tropas, el padre Nevares vestía mono azul y llevaba casco y una gran cayada. Era beligerante y además confesaba a los voluntarios. Ramón Arregui Moliner, falangista, quiso confesarse con él tras una escaramuza en la que disparó y mató a soldados enemigos. Después relató, escandalizado, que el cura le dijo: “Eso no tiene importancia: es la guerra”. Este cura estuvo siempre a la cabeza de las fuerzas golpistas en San Rafael, dando el beneplácito eclesiástico. Antes del golpe, había organizado en Valladolid las Cooperativas Agrarias de Derechas.

Pedro, un párroco natural de Castrillo de Duero, en julio del 36 se integró en un batallón falangista y marchó al frente. J.L. Martínez Galindo, que coincidió con él, dice que era “un cura guerrillero”.

COSAS DE CURAS
Pedro Cantero Cuadrado, nacido en Carrión de los Condes, fue capellán de la Cuarta Bandera de Castilla. En una de sus arengas pronunció esta frase: “El general Franco es de origen providencial y carismático, y por tanto legítimo. Solo ante Dios y ante la Historia debe dar cuentas”. Llegó a ser obispo de Huelva.

Ignacio Menéndez Raigada, autor del Catecismo Patriótico: “Yo soy cura, pero antes que cura, falangista”. Fue capellán y confesor de Franco.

Enrique Herrera Oria: “Los masones matan niños menores de siete años y beben su sangre en un cráneo”.

Fernando Martín Sánchez Juliá, “Secretario de Dios”, cabeza de la Iglesia, escribió una pastoral: “De los frentes saldrá una nueva España. A nosotros nos toca ayudar al parto y educar a la criatura…”.

La Fiscalía rechaza extraditar a Argentina a 'Billy el Niño' porque según él sus delitos "han prescrito"

El torturador  Antonio González Pacheco
alias 'Billy el Niño'
Título corregido por MJBarreiroLG, original: La Fiscalía rechaza extraditar a Argentina a 'Billy el Niño' porque sus delitos han prescrito
 
EL HUFFINGTON POST / EP  
La Fiscalía española rechaza extraditar a Argentina al exinspector franquista Antonio González Pacheco, alias 'Billy en Niño', acusado de torturas entre 1968 y 1975, con el argumento de que estos delitos han prescrito.
 
En su escrito, el Ministerio Público se basa en el Código Penal franquista de 1973 y argumenta que "el plazo de transcripción, de 10 años" que fijaba este código, ha "transcurrido con creces".
 
Además, la Fiscalía considera que González Pacheco disfruta de arraigo en España, "donde convive con su pareja sentimental y su hija" y "no tiene vinculación alguna, que se conozca, con el Estado que plantea la extradición".
 
El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz citó a declarar el pasado mes de diciembre al exinspector y ordenó la retirada de su pasaporte y la prohibición de salir de España mientras se tramitaba su extradición a Argentina, que les investiga por las torturas que habrían cometido durante los últimos años del franquismo.
 
González, que se negó a ser entregado a las autoridades argentinas, tiene, además, la obligación de realizar comparecer semanalmente en su juzgado o en el más cercano a su domicilio.

Revelan que nazi buscado por Alemania vive en Croacia

Jakob Dencinger Foto: Reproducción
 
Agencia EFE
Se trata de Jakob Dencinger, de 89 años, un exmiembro de las Waffen SS, unidades de elite nazis, que fue vigilante en los campos de Mauthausen, Plaszov, Aushwitz, Buchenwald y Sachsenhausen.
 
Un antiguo guardia de Auschwitz y de otros cuatro campos de exterminio de la Segunda Guerra Mundial, buscado por las autoridades de Alemania, vive tranquilamente en la ciudad croata de Osijek, afirma hoy el diario "Jutarnji list" de Zagreb.

Se trata de Jakob Dencinger, de 89 años, un exmiembro de las Waffen SS, unidades de elite nazis, que fue vigilante en los campos de Mauthausen, Plaszov, Aushwitz, Buchenwald y Sachsenhausen.

La Fiscalía estatal croata ha confirmado al citado diario que ha recibido de Alemania una lista de personas reclamadas por la Justicia en la que aparece ese nombre, aunque no ha confirmado si se trata de la misma persona.

Según "Jutarnji list", la Fiscalía ha pedido más información a Alemania y a Estados Unidos, donde Dencinger vivió durante años.

Según el diario, Alemania no ha ofrecido pruebas de que Dencinger cometiera crímenes de guerra, pero sí se sabe con certeza que formaba parte del aparato militar nazi que los cometía.

La Fiscalía no ha respondido a la petición de Efe de confirmar estas informaciones.

"No tengo interés. Adiós", contestó Dencinger al periodista que trató de hablar con él.

Jakob Frank Denzinger nació en 1924 cerca de Osijek, en el este de Croacia y a los 18 años se incorporó en las tropas SS.

Según sus vecinos, en 1990 regresó de Estados Unidos con una enorme fortuna, se compró dos pisos en el centro de Osijek, donde reside desde entonces.

La desconocida historia de la esclavitud en España


mrdomingo.com 10/4/13
En el Puerto de Barcelona se levanta un monumento en honor a Antonio López y López, primer marqués de Comillas, destacado prohombre de la ciudad que hizo fortuna con la trata de esclavos en las Antillas. Su hija se casó con Eusebi Güell, mecenas de Antoni Gaudí e inspirador del espectacular parque Güell, que a la vez había recibido una considerable fortuna de parte de su padre, Joan Güell i Ferrer (también con un monumento en plena Gran Vía), que se había enriquecido también con la trata de esclavos. Josep Xifré, primer presidente de la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Barcelona (el embrión de La Caixa), también se lucró con el negocio de los esclavos. La familia Vidal-Quadras (los antepasados del eurodiputado del PP, Alejo Vidal-Quadras) participaron del mercado esclavista en el siglo XIX. Alicia y Esther Koplowitz, dos de las empresarias más conocidas de España, son hijas de Esther Romeu de Juseu y Armenteros, aristócrata cubana y como ellas marquesa de Casa Peñalver, de Campoflorido, del Real Socorro y de Bellavista, pomposos títulos unidos a las grandes plantaciones familiares en Cuba con cientos de esclavos. Pablo Epalza, futuro fundador del Banco de Bilbao (BBV) amasó también gran parte de su fortuna con la trata.

No son los únicos, en la actualidad nuestras calles están repletas de reconocimientos en forma estatuaria o en placas nominales a grandes nombres asociados a la trata de esclavos en los siglos precedentes. La reina María Cristina de Borbón, con monumento frente al Casón del Buen Retiro y célebre parada de metro en Barcelona, en compañía de su segundo esposo,  Agustín Fernando Muñoz y Sánchez, Duque de Riánsares, practicó y promovió la trata de esclavos en las islas caribeñas y tuvo participaciones en diversos ingenios azucareros en el siglo XIX.

Leer artículo completo

34 Aniversario del asesinato de Yolanda González

 
ene 31st, 2014 | By Boltxe kolektiboa
Tenía solo 19 años y toda la vida por delante cuando, el 1 de febrero de 1980, miembros del partido de extrema derecha Fuerza Nueva asesinaron a Yolanda Gonzalez Martín, estudiante y militante socialista-revolucionaria. Ahora, cuando se cumplen treinta y cuatro años del crimen cometido en plena transición democrática, el 3 de febrero de 2014 se va a celebrar un homenaje a la luchadora antifascista, en el Ateneo de Madrid, con la proyección del documental “Yolanda en el país de los estudiantes”, dirigido por Isabel Rodríguez y Lander Castro. Como escribe un militante libertario, comentando el aniversario “ésta es una oportunidad más para no olvidar nuestro pasado histórico más reciente y una oportunidad para recordar que con legislaciones similares a la que quieren ‘regresarnos’ afloran comportamientos y situaciones” como la que acabó con la vida de Yolanda González. Nada extraño, por otra parte, cuando además estamos asistiendo en distintos países de Europa a un crecimiento preocupante de la derecha más extrema, recalcitrante, fundamentalista y asesina (el caso de Grecia o Alemania contra los inmigrantes).
 
Yolanda González Martín era la representante del Centro de Formación Profesional de Vallecas (Madrid) en la Coordinadora de Estudiantes de Enseñanza Media. Se había trasladado a la capital de España un año antes para iniciar estudios de electrónica en dicho Instituto. Compaginaba sus tareas formativas, militancia política y estudiantil con eventuales trabajos como empleada del hogar para tener autonomía financiera respecto a su familia, que era de carácter obrera. Era militante del trotskista Partido Socialista de los Trabajadores,1 un pequeño grupo político que no era aún legal, que provenía de una escisión de la Liga Comunista Revolucionaria en el otoño de 1979 denominada “Fracción Bolchevique“. A los 16 años se afilió a las Juventudes Socialistas de España dentro de la corriente izquierda socialista en su Bilbao natal, para evolucionar, posteriormente hacia el trotskismo.
 
Yolanda González Martín fue secuestrada a última hora de la tarde del día 1 de febrero de 1980 en su domicilio, en la calle Tembleque (Barrio de Aluche) de Madrid, cuando se hallaba sola en el “piso de estudiantes” que compartía con su novio y otra compañera del PST, al que los secuestradores irrumpieron engañando a Yolanda enseñando carnés falsos policías.
 
Al regresar a medianoche, su novio encontró todo ordenado y las luces encendidas, pero no estaba ni Yolanda ni la otra compañera. Pensó que estarían en alguna reunión tardía. Al despertarse en la mañana del día 2 de febrero notó, extrañado, que el bolso, cartera y DNI de Yolanda estaban en la mesa del salón, preocupado por si hubiera sido detenida hizo varias gestiones telefónicas en instancias policiales y judiciales de Madrid para averiguar su paradero, sin resultado. En la misma mañana al regresar la compañera de piso y de partido, con dos amigos, se encontró en el piso con policías de paisano registrando la vivienda. Fueron llevados a la Dirección General de Seguridad donde fueron interrogados sobre sus actividades políticas y su posible relación con ETA. El novio, por la tarde, al acudir a la sede del partido le informaron sobre el fatal destino de Yolanda. Al parecer, los secuestradores se presentaron el día 1 por la mañana en la vivienda y al no encontrar a nadie decidieron volver por la tarde-noche.
 
Yolanda González Martín fue asesinada por los miembros de Fuerza Nueva Emilio Hellín Moro e Ignacio Abad Velázquez, que contaron con la colaboración de varios sujetos más (José Ricardo Prieto, Félix Pérez Ajero, Juan Carlos Rodas Crespo y David Martínez). Juan Carlos Rodas Crespo (que era agente de la Policía Nacional anteriormente Policía Armada, posteriormente denominado Cuerpo Nacional de Policía, CNP ), participó en la vigilancia del exterior de la vivienda junto a otros cómplices, mientras Emilio Hellín Moro e Ignacio Abad Velázquez subían para secuestrarla. Al enterarse de su muerte al día siguiente, por la prensa, Juan Carlos Rodas Crespo sorprendido, y arrepentido por el resultado final de lo que creía era un simple interrogatorio, denunció los hechos ante sus superiores policiales de Getafe, lo que aceleró las investigaciones y la resolución del caso.
 
Emilio Hellín Moro e Ignacio Abad Velázquez tras engañar a Yolanda exhibiendo enseñas policiales falsas, reducirla, y registrar de forma rápida las habitaciones (temerosos de que los otros inquilinos de la vivienda ingresaran de forma sorpresiva), la secuestraron y fue llevada en el automóvil de Emilio Hellín Moro por ambos, siendo maltratada e interrogada por el camino, hasta el lugar de su asesinato, donde una vez bajada del vehículo fue disparada, con una pistola P-38 Walther, calibre 9 milímetros Parabellum por Emilio Hellín Moro dos veces a unos 70-80 centímetros en la cabeza (región temporal derecha, con sendos orificios de salida en la región occipital izquierda), y rematada por Ignacio Abad Velázquez con otro disparo (cara externa del antebrazo derecho, con orificio de entrada y salida que posteriormente produjo contusión erosiva en la mama izquierda) con una pistola Star calibre 9 milímetros Parabellum, estando aún con vida, según relata la sentencia condenatoria. El cadáver de Yolanda fue encontrado por dos trabajadores en torno a las 9 de la mañana del día 2 de febrero de 1980 en un camino cercano al kilómetro 3 de la carretera que une Alcorcón con San Martín de Valdeiglesias (Madrid).
 
En el momento del hallazgo del cadáver, Yolanda vestía debajo de su jersey una camiseta blanca con el escudo de las siete provincias vascas y una medalla con el lauburu, lo que llevó a la policía a determinar que el crimen tenía connotaciones políticas.
 
Los autores del asesinato lo justificaron diciendo que Yolanda pertenecía a un comando de ETA, en Madrid y como venganza por el asesinato a primera hora de la mañana del día 1 de febrero de 1980 de 6 Guardias Civiles en Ispáster en un atentado de ETA. Unas acusaciones absurdas e imposibles ya que el PST al que pertenecía Yolanda González Martín no formaba parte de la izquierda abertzale y sus postulados no eran nacionalistas sino internacionalistas y rechazaba explícitamente la violencia de ETA.
 
El asesinato fue reivindicado por Emilio Hellín mediante un télex enviado a la agencia EFE, firmado por el denominado “Grupo 41″ del Batallón Vasco Español con estas palabras:
“El Batallón Vasco Español, grupo operativo-militar, reivindica el arresto, secuestro y ejecución de Yolanda González Martín, natural de Deusto, integrante del comando de ETA, rama estudiantil-IASI-, del que también forman parte otras dos personas con domicilio en Madrid y que utilizan como tapadera y acción de masas a grupos políticos de ideología trotskista y maoísta, donde se amparan sus actividades.
Por una España grande, libre y única.
¡Arriba España!”.
La Audiencia Nacional procesó (1980), juzgó, sentenció y condenó (1982) por dicho acto criminal a: Emilio Hellín Moro, Ignacio Abad Velázquez, José Ricardo Prieto, Félix Pérez Ajero, Juan Carlos Rodas, y David Martínez Loza, a diversas penas según su implicación penal, bajo el Código Penal vigente en su momento, en los hechos enjuiciados:
Emilio Hellín Moro (algo más de 43 años de condena), asesinato, allanamiento de morada, detención ilegal, depósito de armas de guerra, armas de defensa, municiones, tenencia de explosivos, falsificación de DNI, uso público de nombre supuesto.
Ignacio Abad Velázquez (algo más de 28 años de condena), asesinato, allanamiento de morada, detención ilegal, tenencia ilícita de armas.
Félix Pérez Ajero (algo más de 6 años de condena), allanamiento de morada, detención ilegal, tenencia ilícita de armas.
José Ricardo Prieto (algo más de 6 años de condena), allanamiento de morada, detención ilegal, tenencia de explosivos.
David Martínez Loza (algo más de 6 años de condena), inducción de allanamiento de morada, detención ilegal. Era en el momento de la comisión del delito Jefe Nacional de Seguridad de Fuerza Nueva.
Juan Carlos Rodas (3 meses de condena), allanamiento de morada, detención ilegal. La levedad de la condena se debe a su colaboración con la justicia.
El Tribunal, sin embargo, no quiso condenarles por asociación ilícita o banda armada, aduciendo que para ello se necesitaban requisitos tales como mayor número de integrantes, jerarquía orgánica, y otros. Las penas impuestas fueron superiores a las que pedía el Ministerio Fiscal y las acusaciones particulares. Las condenas fueron impuestas por la sala 1 de lo Penal de la Audiencia Nacional.
 
En 2013 se divulgó que Emilio Hellín habría estado trabajando para los Cuerpos y Fuerzas Generales de la Seguridad y del Estado en técnicas de espionaje y rastreo informático con los diversos gobiernos de la democracia. Según manifestó después el interesado, no se trataba Emilio Hellín, fallecido en 2008, sino Luis Enrique Hellín, su hermano. Sin embargo, en 1996 habría cambiado su nombre como refleja el acta de nacimiento. El Ministerio del Interior confirma la contratación de sus servicios para instruir a los policías en diferentes cursos desde 2006 a 2011. El diario Público (fuente Europa Press) informó de que cuatro agentes de la sección de Nuevas Tecnologías de la Policía Científica de la Ertzaintza asistieron a un curso impartido por dicha empresa en Madrid en el año 2008. Para Asier González, hermano de Yolanda, Emilio Hellín daba cursos a policías por la pervivencia del franquismo en las instituciones españolas. En junio de 2013, pasados tres meses después de conocerse la noticia la respuesta del Ministerio del Interior seguía siendo el silencio.

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++