15 de enero de 2014

Estimada Mª José ... recuerda que aunque a veces hay malas experiencias, nunca debes retroceder ni rendirte, quien persevera alcanza.
Joan Busquets i Verges. Exmaqui libertario del Berguedá 28/12/2013
"Muero contento, porque equivocado o no, muero por una idea" Manuel Barreiro dos días antes de ser fusilado 12/3/1939

martes, 28 de febrero de 2012

Una absolución que cierra toda posibilidad de investigar judicialmente los crímenes de la Guerra Civil y el franquismo en España

Rights International Spain 28/2/12
Tal como dijimos en el pronunciamiento conjunto emitido por RIS y otras organizaciones internacionales y nacionales de derechos humanos en la mañana del día de ayer, la sentencia absolutoria en el proceso contra el Juez Garzón no resuelve la cuestión de quién tiene competencia en España para investigar los crímenes de la Guerra Civil y el franquismo. Tras un primer análisis detallado del texto de esta sentencia, debemos reconocer que nuestro primer posicionamiento se quedó muy corto.

La sentencia, en esencia, lo que hace es cerrar toda posibilidad de que un tribunal español investigue dichos crímenes. Esto es, la respuesta que nos ofrece es que nadie es y será competente en España para ello.

Queremos por ello llamar la atención de la comunidad jurídica internacional, manifestando nuestro profundo rechazo y preocupación por las tesis sostenidas por el Tribunal Supremo en su sentencia respecto a cuestiones tan fundamentales como la eficacia y aplicación directa –e indirecta- del Derecho internacional en España, el carácter y naturaleza de la desaparición forzada de personas y de los crímenes contra la humanidad, o la licitud de la Ley de Amnistía. Más aun, el Tribunal Supremo niega con esta sentencia el derecho a la verdad, el derecho a la justicia y a la reparación por la vía judicial de la víctimas de los crímenes de derecho internacional de la Guerra Civil y el franquismo; restringiendo, además, el rol de los jueces a meros implementadores automáticos de las normas adoptadas por el Poder Legislativo. Con todo ello, se ha
conformado en España un desolador panorama para las víctimas de los crímenes de la Guerra Civil y el franquismo, quedando la absolución del Juez Garzón en un segundo plano.

Esta sentencia deja así a las víctimas huérfanas de tutela judicial en España, rechazando de plano cualquier aplicación del Derecho internacional, que también es Derecho interno español. La sentencia es igualmente, y cuanto menos, diametralmente opuesta a las tendencias actuales en la protección de los derechos humanos. El Tribunal se refiere a la “fuerza expansiva” de los derechos humanos, para agregar que sin embargo está sometido al principio de legalidad del ordenamiento jurídico español –esto es, al modo en que interpreta este principio y el “ordenamiento jurídico español” en esta oportunidad.

En relación con la acusación contra el Juez Garzón, el Tribunal Supremo concluye que “la actuación jurisdiccional del magistrado acusado, aunque haya incurrido en excesos en la aplicación e interpretación de las normas […], no alcanza la injusticia de la resolución que requiere el tipo de prevaricación y no merece el reproche de arbitrariedad exigido en la tipicidad del delito de prevaricación objeto de la acusación”.

Es decir, el Tribunal Supremo no considera que el Juez Garzón llegase a prevaricar con sus actuaciones respecto de los crímenes que fueron denunciados ante la Audiencia Nacional; pero, insistimos, subraya en múltiples ocasiones que las mismas fueron jurídicamente “erróneas”.

La pregunta entonces es: ¿cuáles son pues las tesis jurídicamente adecuadas respecto a los crímenes de la Guerra Civil y el franquismo? La respuesta del Tribunal Supremo, en este punto, es ciertamente preocupante. Para el Alto tribunal español:

1) Respecto a una de las demandas de las víctimas de la Guerra Civil y el franquismo, sostiene que "la búsqueda de la verdad es una pretensión tan legítima como necesaria", pero que "no forma parte del proceso penal" ni "corresponde al juez de instrucción". En otras palabras, que conocer la verdad de lo ocurrido y la suerte de los desaparecidos no es algo, en sí mismo, propio al proceso penal en España y/o a sus fines. En este punto, señala que tal labor “corresponde al Estado a través de otros organismos”; aunque parece olvidar, o quiere olvidar, que las víctimas de todos estos crímenes acudieron a la Justicia también porque, como es patente, ningún “organismo” del Estado ha atendido sus demandas durante años y años.

2)La sentencia mantiene a partir de una restrictiva interpretación del principio de legalidad penal, que los hechos denunciados no pueden ser considerados “crímenes contra la humanidad” en los años que se cometieron.

Y ello porque a su juicio, “el cuerpo normativo que conformaba la legalidad penal internacional no estaba vigente al tiempo de la comisión de los hechos.”

Tampoco entiende que sea posible acudir al “elemento de contexto” en este caso, en la línea en que sí fue posible en la sentencia del mismo Tribunal Supremo en la causa contra Sclingo.

3) La sentencia rechaza la posibilidad de que los hechos denunciados –en esencia, según los denunciantes, delitos de desaparición forzada de personas- tengan carácter permanente. Sostiene el Tribunal Supremo que “la argumentación sobre la permanencia del delito no deja de ser una ficción contraria a la lógica jurídica”.

4) En consecuencia, mantiene que todos los crímenes denunciados están, en fin, prescritos.

5) Igualmente, afirma que la Ley de Amnistía de 1977 es plenamente aplicable.

Y en este punto, manteniendo que si bien una ley como la española “puede ser considerada como una actuación que restringe e impide a la víctima el recurso efectivo para reaccionar frente a la vulneración de un derecho”, los compromisos internacionales que España adoptó en este sentido sólo serían aplicables a violaciones a los derechos humanos cometidas después de 1977 (con la entrada en vigor del Pacto Internacional de Derecho Civiles y Políticos, y aunque éste entrase en vigor, en fin, antes de aprobarse la Ley de Amnistía española).

Estos han sido los fundamentos básicos que han sostenido la sentencia del Tribunal Supremo en lo que ahora nos interesa subrayar. Nos ocuparemos de ellos en mayor detalle en análisis subsiguientes; pero en este momento es importante destacar una primera conclusión. Aunque el mismo Tribunal pretende decirnos que “la normativa internacional de protección de los derechos humanos, en permanente discusión, está propiciando importantes debates jurídicos que impiden hoy un pronunciamiento categórico sobre su extensión”, lo cierto es que el Tribunal Supremo se ha manifestado categóricamente: según su interpretación del Derecho aplicable, no hay lugar para ninguna investigación judicial en España por los crímenes cometidos en la Guerra Civil y el franquismo. Todos estos crímenes estarían prescritos, cuando no amnistiados, y si las víctimas desean ver satisfechos sus derechos a la verdad y a la reparación, los tribunales penales españoles no tienen nada que decir o aportar.

En resumen y esencia, las tesis del Tribunal Supremo llevan a afirmar que cualquier investigación judicial de los crímenes de la Guerra Civil y el franquismo en España es hoy, más que nunca, imposible.

lunes, 27 de febrero de 2012

Sentencia del Tribunal Supremo: Prevaricación judicial





¿Seguirá la Causa de las víctimas del franquismo su curso absuelto Garzón?

Absuelto Garzón por la causa de las víctimas del franquismo supongo que las costas del juicio recaeran en la parte que perdio la demanda osea manos sucias tiene que pagar las costas, me gustaria saber a cuanto ascienden, seria increible que fueran de oficio...

Dicho esto varias cuestiones más:

1ª ¿Qué ocurre con la demanda del juzgado nº 5 de la AN?, ¿la borran del mapa o deberia seguir su curso con el nuevo juez del juzgado nº 5 de la AN?

2º Acabado el culebrón Garzón a que se van a dedicar desde ese partido que abanderó la desgracia del santo exjuez. ¿Villarejo volvera a darse de alta en la S.S. ahora que la edad de jubilacion se lo permite?

3º Volveria IU a votar la ley de la MH o pedira perdón a víctimas y familiares por haberlo hecho.

4º Rectificar es de sabios o ¿defendiendo a capa y espada al exjuez purgaron sus culpas con el texto de la ley de MH que por cierto el término "ilegitimas" es atribuido al señor Villarejo desde fuentes muy fiables?
 
5º Seguiran ciertas formaciones políticas manejando la impunidad en el Estado español o por el contrario víctimas y familiares ocuparemos el lugar que nos corresponde.
 
y Por último...me puedo solidarizar con el Pueblo palestino, me puedo solidarizar con las Abuelas de la Plaza de mayo...pero nunca...nunca ocupar su lugar.
 
PxDx ¿Qué son los activistas?
 
MJBarreiroLG

jueves, 23 de febrero de 2012

Ahora sí: Franco fue un dictador

Público JESÚS MIGUEL MARCOS Madrid 23/02/2012
Prestigiosos Historiadores  como Angel Viñas, Paul Preston o Julian Casanovas lanzan en abril en "El combate por la Historia", 'un contradiccionario' para responder a la visión revisionista del 'Diccionario Biográfico Español' de la RAH

No se trata de una cuestión de orgullo, sino de rigor profesional. Un historiador debe contar la historia para iluminarla, pero también estar al acecho de quienes quieren oscurecerla con visiones interesadas o directamente erróneas. El santo revisionismo. Y el Diccionario Biográfico Español de la Real Academia de la Historia (RAH) era una mancha demasiado grande y gruesa para aquellos historiadores que, por encima de todo, aman su profesión. "Hemos tragado mucho polvo, pateado muchos archivos y gastado mucho dinero para permanecer impasibles ante el Diccionario Biográfico, que es una provocación a la Historia, a los historiadores y a la sociedad española", declaró ayer a Público Ángel Viñas, coordinador de En el combate por la Historia, un "contradiccionario" elaborado por 33 expertos en el periodo 1931-1975 que viene a arreglar el desaguisado histórico provocado por la RAH el año pasado.

Viñas recibió este mismo lunes el último texto de la obra, que publicará a mediados del mes de abril la editorial Pasado & Presente. En poco más de medio año, han armado un libro de mil páginas llamado a convertirse en la obra de referencia del periodo que cubre la II República, la Guerra Civil y el franquismo. "Los historiadores tenían ganas, supongo que por el cabreo con la Academia", relató el editor, Gonzalo Pontón. "Es difícil poner a trabajar a los grandes de la Historia en este país y que reaccionen con tanta rapidez y cumplan con los plazos como lo han hecho", añadió.

Los mayores expertos

No son precisamente gente con mucho tiempo libre, pero el reto de devolver las aguas del siglo XX español a su cauce motivó especialmente a firmas como Julián Casanova, Enrique Moradiellos, Josep Fontana, Antonio Elorza, Julio Aróstegui, José Carlos Mainer o Carlos Barciela. "Los que escriben aquí son los mayores expertos en su tema, o como mínimo gente muy avanzada y al tanto de las últimas investigaciones", dice Ángel Viñas.

Y para bajar a Franco del altar al que le subió Luis Suárez (un medievalista que fue amigo personal del dictador y en la actualidad preside la Hermandad del Valle de los Caídos), Ángel Viñas eligió al que se considera el mayor experto en su figura, Paul Preston. Por si a alguien le asaltaban las dudas a estas alturas de la partida: el dictador vuelve a ser un dictador.

La vida de En el combate por la Historia comienza el día que Público reveló que el Diccionario Biográfico de la RAH, subvencionado con 5,8 millones de euros, decía que Negrín era un dictador y que Franco era un valeroso militar que "montó un régimen autoritario, no totalitario". Aquello hizo daño a la vista del editor Gonzalo Pontón: "Toda la mierda del Diccionario me cabreó muchísimo y decidí que había que hacer algo sólido, científicamente irreprochable. Esa misma noche me senté a la mesa y pensé 50 voces para un nuevo diccionario. Franco, Azaña, Negrín, Golpe de Estado, Guerra Civil... y a la derecha iba escribiendo los grandes especialistas en cada tema".

Pontón encargó la coordinación del contradiccionario a Ángel Viñas, que en julio dirigió un curso de verano en El Escorial en el que se analizó a fondo la falta de rigor histórico de la obra de la RAH. "Muchas entradas eran infectas. Examinamos aleatoriamente un centenar de ellas, que estaban llenas de errores de principiante. Esto es algo que Gonzalo Anes [el presidente de la Real Academia de la Historia] nunca ha reconocido. Siempre recuerdo el mismo ejemplo, aunque hay cientos. Una señora que no conoce nadie, y cuyo nombre no recuerdo, escribe en el Diccionario que Santiago Casares Quiroga fue el último presidente de la República española", denuncia Viñas.

Y recuerda: "Los ocho historiadores que participaron en el curso estaban indignados con la obra porque había errores a punta pala. Trabajé todo el verano en la selección de los temas y los autores siguiendo dos principios: que fueran los mayores expertos en cada periodo y que fueran de diferente procedencia geográfica, ideológica y generacional".

Al historiador no le convenció la idea de hacer un diccionario de biografías y prefirió hacer una división por temáticas: desde la reforma agraria republicana a la política represiva del franquismo, pasando por el exilio, los nacionalismos, la violencia, el Ejército popular... "Ahora bien, para dar en el morro a los señores de la Academia elegí 14 personajes imprescindibles de ese periodo, entre ellos Franco. Porque Luis Suárez miente. Esto no es un ataque personal, es algo constatable, está demostrado. Por mucho que se diga que todo es discutible, no es verdad: técnicamente, legalmente y jurídicamente, el régimen de Franco fue una dictadura de principio a fin", exclama Viñas.

El historiador Julián Casanova se encarga de las entradas referidas al anarquismo. "La idea de fondo era contrarrestar el debate que se había originado por la publicación del Diccionario Biográfico, pero también una excusa para poner al día una serie de conocimientos y nuevos documentos. Se trataba de expresar cómo han avanzado estos temas frente al revisionismo", explicaba ayer a este periódico Casanova.

Ángel Viñas se encontraba ayer terminando un texto de presentación para el libro, en el que relatará las motivaciones que lo han alumbrado. "Explicaré a los lectores la génesis de la obra. Creemos que el Diccionario de la Academia presenta una visión deformada del pasado que hay que rectificar. Si ellos no rectifican, allá ellos, pero los contemporaneístas no podemos dejarlo pasar", revela antes de destacar que en la Real Academia tan solo hay tres especialistas en Historia Contemporánea.

Residuos y desviaciones

En el epílogo también afina la puntería para alcanzar en el centro de la diana. Viñas ha elaborado junto a Alberto Reig un escrito sobre la pervivencia de los mitos franquistas con un apéndice titulado Residuos y desviaciones franquistas. "Habrá ejemplos concretos, por lo que algunos autores se van a coger un berrinche importante: Suárez, Ricardo de la Cierva, César Vidal...", avanza el historiador.

La obra estará dividida en tres grandes bloques: ocho artículos sobre la Segunda República, 20 sobre la Guerra Civil y 13 sobre el franquismo. No habrá notas a pie de página y el perfil de su lector natural no será el de un especialista. Entre otros temas, Josep Fontana escribirá sobre el Frente Popular, José Carlos Mainer hará un recorrido por la evolución de los intelectuales a lo largo de los tres periodos, Ricardo Robledo abordará la reforma agraria, Enrique Moradiellos se encargará de las políticas de no intervención, José Luis Ledesma y Francisco Espinosa profundizarán en el tema de la violencia y Antonio Elorza hablará de la década de los sesenta.

El título del libro, En el combate por la Historia, se decidió este mismo martes. "Hay que combatir por la Historia científica, basada en documentación y en el estudio riguroso, no como hacen divulgadores de medio pelo como César Vidal", señala Gonzalo Pontón. Tanto Pontón como Viñas creen que el libro se convertirá en una obra referencial en el estudio del siglo XX español. "No hay nada similar en el mercado, ni en España ni fuera. Con esta perspectiva que mezcla diccionario biográfico y eligiendo temas concretos, yo no conozco nada", señala Viñas.

Mientras tanto, una comisión sigue revisando el Diccionario Biográfico Español en la RAH. Nueve meses después de su presentación por los reyes de España, la obra sigue en el almacén. Sin embargo, ya se puede reservar desde la web de la Academia, pese a que el Congreso exigió en julio que no se difundiera hasta que se corrija. El Partido Popular, que votó en contra, no se ha pronunciado.

miércoles, 15 de febrero de 2012

ONU: España debe abolir Ley de Amnistía e investigar crímenes de la dictadura

Domingo, febrero 12, 2012
La oficina de derechos humanos de Naciones Unidas dijo que España debe investigar los crímenes contra la humanidad cometidos durante la época del dictador Francisco Franco y debe revocar su amnistía a los autores ya que no hay un estatuto que limite los procesamientos, informa Reuters.

Rupert Colville, portavoz de la Alta Comisaria de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, dijo que “España está obligada bajo el derecho internacional a investigar las graves violaciones contra los derechos humanos del pasado, incluidas aquellas cometidas durante el régimen de Franco y perseguir y castigar a los responsables si es que alguno vive aún”.

Durante una comparecencia ante la prensa, Colville dijo que también existe el deber de defender el derecho de las víctimas y de sus familias a una compensación.

“Según la recomendación del Comité de Derechos Humanos 2009, España debería abolir la Ley de Amnistía, que no está en conformidad con la ley internacional sobre derechos humanos”, indicó.

Colville se refería a las recomendaciones del Comité de Derechos Humanos de la ONU, integrado por 19 expertos independientes que supervisan el acatamiento del Pacto Internacional de Derechos Políticos y Civiles. España ratificó el histórico pacto en 1966.

Los expertos recomendaron específicamente que España debe considerar la derogación de la Ley de Amnistía y reformar las leyes que garanticen que los tribunales nacionales reconocen que el estatuto de las limitaciones no se aplica en los crímenes contra la humanidad, dijo.
LibreRed.net / Reuters

martes, 7 de febrero de 2012

La Comuna

Hola a todos/as, como muchos/as de vosotros/as sabéis el día 21 pasado se prewsentó la nueva Asociación de presos/as y represaliados del franquismo "La Comuna", de la que formo parte desde sus incios, junto a compañeros/as, camaradas y amigos/as, entre ellos os digo los más conocidos/as como Víctor Díaz Cardiel, Manuel Blanco Chivite, Acacio Puig, Valentín García Navalpotro, Jesús Rodríguez Barrio o el "Chato" Galante, entre otros muchos/as, hace ahora dos años que empezamos esta nueva aventura y despues de muchas y variadas reuniones nace esta Asociación por la Recuperación de la Memoria Histórica, que biene a llenar un hueco que estaba vacío, y es el de los/as conbatientes del franquismo nacidos en la posguerra y que se nos tenía olvidados, supongo que por estar vivos o no sabemos porqué, muchos de nosotros/as fuimos perseguidos , torturados y codenados por el simple hecho de profesar ideas contrarias al fascismo y luchar por un mundo más juso y libre, nuestro lema será "Verdad, Justicia y Reparación", con esta idea nacemos y lo primero que haremos es presentarnos ante la jueza argentina que tiene abierta una causa contra los culpables. Nada más amigos/as, os dejo el enlace de la página WEB de la Asociación y los vídeos de la presentación. Salud, besos y abrazos para todas/os.

V. Antonio

Presentación de la asociación LA COMUNA. 21 /01 / 2012

El 20 de noviembre del año pasado, día en que las fuerzas más conservadoras han recuperado el gobierno de España, se cumplieron 36 años desde el 20 de noviembre de 1975, día de la muerte del dictador Franco.

Pero el franquismo no murió ese día ni murió en la cama del dictador.

El franquismo murió en la calle: en las fábricas, en las universidades y en todos los lugares en los que lucharon las mujeres y los hombres que se enfrentaron a aquel régimen criminal, antes y después de la muerte del dictador.

Esos hombres y mujeres dieron lo mejor de sus personas en aquella lucha. Y sufrieron, por ello, torturas, cárcel y exilio. Algunos, incluso dieron la vida.

Nosotros somos una parte de ellos.

Hace casi dos años, en el año 2010, unos compañeros lanzaron la idea de constituir una asociación que nos agrupase, en defensa de nuestra memoria y nuestros derechos y para luchar contra la impunidad de aquellos crímenes.

Empezamos con pequeñas reuniones en las que hablábamos de nuestros objetivos y tratábamos de recuperar los lazos que el tiempo había ido borrando.

La idea fue calando en la gente y se fue consolidando un grupo de personas dispuestas a trabajar en el proyecto.

Elaboramos un manifiesto, que recogía nuestras intenciones y objetivos, y convocamos una asamblea constituyente, el día 25 de marzo de 2011.

Allí aprobamos el manifiesto fundacional y los estatutos con los que solicitamos nuestra inscripción en el registro de asociaciones.

Desde entonces, hemos seguido consolidando el proyecto y hemos participado en diversas actividades en defensa de la memoria y contra la impunidad del franquismo.

Hemos colaborado, y seguimos colaborando, con las asociaciones que reclaman la investigación de los crímenes de la guerra y la postguerra: participamos en la Plataforma contra la Impunidad del Franquismo y en la Ronda de la Dignidad, que todos los jueves del año se reúne en la Puerta del Sol en torno al lema: “verdad, justicia y reparación”.

Pero, como decimos en nuestros documentos, nuestro tiempo es otro: queremos representar a los hombres y mujeres que lucharon contra el franquismo en su última época y en los años que siguieron a la muerte del dictador.

Queremos representar a las represaliadas y represaliados vivos: los últimos hombres y mujeres que fueron presos en las cárceles del franquismo.

Queremos luchar por la memoria, la dignidad y los derechos de todas estas personas, la mayoría anónimas, que dieron lo mejor de sí mismas por derribar aquel régimen criminal.

Queremos luchar contra la impunidad de los responsables de aquellos crímenes, muchos de ellos aún vivos y disfrutando de una cómoda vejez, llena de honores.

Y queremos seguir luchando, unidos en el presente, por todo aquello que nos unió en el pasado: en defensa de la libertad y los derechos sociales, por un mundo mejor y más justo.

Pero nuestra asociación no solo quiere agrupar a las mujeres y los hombres que estuvieron presos en las cárceles del franquismo.

Llamamos a participar, también, en nuestro proyecto a todos quienes se reconocen en aquella lucha.

Nos dirigimos, en definitiva, a todos los hombres y mujeres, que piensan que, en defensa de la libertad y la justicia, siempre se debe arriesgar la hacienda y la vida y que, por lo tanto, están convencidos de que todo aquello mereció la pena.

Esto es LA COMUNA, muchas gracias.
Madrid, 21 de enero de 2012

lunes, 6 de febrero de 2012

"La represión fascista en Aller"

"La represión fascista en Aller", libro de mil páginas con  4.900 biografias de represaliados republicanos, escrito por el historiador Manuel Fernandez Trillo que realizó la investigación documental de la represión franquista en el Valle de Aller junto con la Asociacion de Memoria Histórica del Concejo de Aller.

Esta prevista su publicacion en la próxima primavera por lo cual hacen reservas de ejemplares escribiendo a
manueldealler@gmail.com
precio 30€ más gastos de envio.

Haciendo la reserva ayudas a sus edición

Más información en Diario del Aire
Página sobre la represión en el Valle de Aller

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++