15 de enero de 2014

Estimada Mª José ... recuerda que aunque a veces hay malas experiencias, nunca debes retroceder ni rendirte, quien persevera alcanza.
Joan Busquets i Verges. Exmaqui libertario del Berguedá 28/12/2013
"Muero contento, porque equivocado o no, muero por una idea" Manuel Barreiro dos días antes de ser fusilado 12/3/1939

sábado, 30 de julio de 2011

PNV «in Fraganti»

Asociación de Víctimas del 3 de marzo * E.H

Los autores de artículo critican la actitud del Partido Nacionalista Vasco en el Congreso de los Diputados español ante la votación de la reforma de la Ley 46/1977, llamada de Amnistía, que con los votos y abstenciones de PSOE, PP, CIU y el partido jeltzale quedó intacta. La referencia del portavoz del PNV a Manuel Fraga les parece especialmente insultante, toda vez que perciben la intención de exculpar al ex ministro franquista por motivo de su temprana edad cuando era ministro de la dictadura. Y para que no queden dudas de su implicación y responsabilidades en los desmanes de aquel régimen, hacen un recorrido histórico de su paso por el Gobierno español, desde 1962 hasta 1976, un recorrido repleto de víctimas.

La expresión viene del latín in flagranti (delicto), y en castellano ha evolucionado a in fraganti, utilizándose cuando alguien es pillado en el mismo momento en que está realizando una acción censurable. In Fraganti, con F de Fraga y protagonizando una acción censurable para las víctimas del franquismo, así hemos pillado al PNV en el Congreso de Madrid.

Se votaba reformar la Ley 46/1977, conocida como «Ley de Amnistía». Nacida de las entrañas del régimen, que se autoindulta de «los delitos y faltas que pudieran haber cometido las autoridades, funcionarios y agentes del orden público contra el ejercicio de los derechos de las personas» (párrafo literal de su artículo segundo), en realidad es una auténtica ley de punto final que impide juzgar los crímenes de la dictadura. Un objetivo tantas veces escondido por el relato oficial que pretende hacernos creer que la amnistía era para los presos políticos a los que se les perdonaba el inexistente delito de enfrentarse al fascismo.

PSOE, PP, CIU y PNV unieron sus votos negativos y abstenciones para avalar esa ley que garantiza la impunidad, con argumentos que fueron más insultantes todavía. Sobre todo los del portavoz del Grupo Vasco que tras anunciar la abstención de su grupo se preguntó «a quién se podría juzgar», para contestarse a continuación: «como no estemos pensando en un senador que era el junior del gobierno en los estertores del franquismo», en lo que era una evidente alusión al senador Manuel Fraga Iribarne.

Si se trataba de exculpar a Fraga de sus responsabilidades por el tema de la edad, lo de «junior» es cuando menos curioso, porque entró en el gobierno franquista con 40 años, en 1962. Fue ministro de Información y Turismo hasta 1969 y en este primer periodo, además de bañarse en Palomares, tuvo la misión propagandística de amortiguar en el exterior la vulneración sistemática de los derechos humanos que se producía en el Estado español. En este sentido se le acumuló el trabajo porque el asesinato del dirigente comunista Julián Grimau en 1963 despertó reacciones diplomáticas en todo el mundo y Fraga se convirtió en un agente muy activo para neutralizar la repercusión de este fusilamiento en el panorama internacional. Otro tanto con las ejecuciones a garrote vil perpetradas ese mismo año contra los anarquistas Francisco Granados y Joaquín Delgado. Los guerrilleros antifascistas Ramón Vila Caracremada y José Castro O Piloto también fueron asesinados por las balas de su gobierno, en 1963 y 1965 respectivamente. Al igual que el joven Enrique Ruano, que moría bajo custodia policial a comienzos de 1969 al «caer» maniatado desde un séptimo piso en Madrid tras ser brutalmente torturado.

El balance represivo en Euskal Herria de esa primera fase (1962-1969) en la que el actual senador participó en el gobierno y por tanto es responsable de esa violencia terrorista de estado, también es suficientemente trágico como para que el PNV se permita el lujo de pasar de puntillas. Más si cabe cuando dos miembros de EGI-Batasuna, organización con vinculaciones directas con las estructuras del PNV, murieron en abril de 1969 cuando preparaban una acción con explosivos dirigida a contrarrestar la propaganda del régimen dirigida por Fraga desde su ministerio. Puede que al PNV le incomode la memoria de Jokin Artajo y Alberto Asurmendi, pero somos muchos los que nunca olvidaremos su sacrificio y compromiso. Por eso también queremos recordar al resto de víctimas y luchadores antifranquistas asesinados en Euskal Herria durante esos años de «información y turismo»: Vicente Lertxundi (27-12-1962), Jesús do Santos (22-01-1965), Goñi (6-06-1965), Manuel Thomas (13-3-1966), Miguel Iturbe (11-09-1967), José María Quesada (17-01-1968), Txabi Etxebarrieta (7-06-1968), Segundo Urteaga (15-5-1969) y Félix Arnaiz (2-08-1969). El 29 octubre de 1969 Fraga acabó su primer periodo como ministro y precisamente dejó la cartera en el mismo momento que en Erandio la policía mataba a Antxon Fernández y Josu Murueta en la represión contra las protestas por la contaminación atmosférica.

Recién muerto Franco, con las estructuras del régimen intactas, Fraga volvería al gobierno el 12 de diciembre de 1975. Sólo en los 20 días anteriores las balas franquistas ya habían dejado cuatro muertes en Euskal Herria: Ángel Esparza (25 de octubre de 1975), Koldo López de Gereñu (2 de diciembre de 1975), José Ramón Rekarte (4 de diciembre de 1975) y Kepa Tolosa (9 de diciembre de 1975). En ese ambiente complicado tras la muerte de su dictador favorito; Fraga entra a lo grande como vicepresidente y ministro de Gobernación.

Estuvo en el cargo poco más de seis meses, hasta julio de 1976. Acuñó la famosa frase «la calle es mía», y este es el reguero de sangre que acompañó a su estancia como responsable de las fuerzas de orden público: Teófilo del Valle (Elda, 24 de febrero de 1976); Romualdo Barroso, Pedro María Martínez Ocio, Francisco Aznar, José Castillo y Bienvenido Pereda (Gasteiz, 3 de marzo de 1976), Juan Gabriel Rodrigo (Tarragona, 6 de marzo de 1976), Vicente Antón Ferrero (Basauri, 8 de marzo de 1976), Oriol Solé (Auritz-Burgete, 7 de abril de 1976), Felipe Suárez (Zarautz, 12 de abril de 1976), Manuel Garmendia Korta (Bera, 18 de abril de 1976), Bernardo Bidaola Txirrita (Etxalar, 24 de abril de 1976); Ricardo García y Aniano Jiménez (Montejurra, 8 de mayo de 1976) y Alberto Soliño (Eibar, 12 de junio de 1976).

El 5 de julio de 1976 dejó el cargo, pero la represión no se acabó. Normi Mentxaka es asesinada en Santurtzi a las 72 horas de que Martín Villa cogiera su relevo en la cartera de Interior, con lo que iniciaría otra larga lista de víctimas policiales y parapoliciales bajo su mandato. Esto deja en evidencia que aunque es una referencia en la materia, la impunidad española no es patrimonio exclusivo de Fraga. Son muchos los franquistas que siguen vivos y tienen responsabilidades en las actuaciones de sus respectivos gobiernos, así que no nos olvidemos de la verdadera dimensión de las atrocidades cometidas y de la impunidad reinante gracias entre otras cosas a la Ley 46/1977.

El PNV, antes de preguntarse a quién vamos a juzgar, debería actuar con más coherencia, que ya es mayorcito (mañana cumple 116 años, 27 más que Manuel Fraga)

jueves, 28 de julio de 2011

La Coordinadora Antifascista de Zaragoza impide el concierto neonazi

Las gestiones realizadas por la Coordinadora Antifascista de Zaragoza frustraron la celebración de un concierto neonazi en la capital aragonesa el pasado sábado 23 de julio.

Coordinadora Antifascista de Zaragoza /Kaos en la Red /27-7-2011
Las gestiones realizadas por la Coordinadora Antifascista de Zaragoza frustraron la celebración de un concierto neonazi en la capital aragonesa el pasado sábado 23. Según fuentes del colectivo, fueron alertados de la presencia de carteles en los que dos grupos, Más que palabras y Batallón de castigo, iban a celebrar un concierto en Zaragoza, sin especificar la hora y el lugar. “Rápidamente – explican desde la Coordinadora – denunciamos el tema públicamente mediante un comunicado e iniciamos las gestiones habituales, cuyo objetivo tienen evitar que grupos con letras repletas de mensajes xenófobos, racistas y fascistas extiendan estas ideas en nuestra ciudad”.

[Comunicado completo]

LA COORDINADORA ANTIFASCISTA DE ZARAGOZA IMPIDE LA CELEBRACIÓN DE UN CONCIERTO NEONAZI

Las gestiones realizadas por la Coordinadora Antifascista de Zaragoza frustraron la celebración de un concierto neonazi en la capital aragonesa el pasado sábado 23. Según fuentes del colectivo, fueron alertados de la presencia de carteles en los que dos grupos, Más que palabras y Batallón de castigo, iban a celebrar un concierto en Zaragoza, sin especificar la hora y el lugar. “Rápidamente – explican desde la Coordinadora – denunciamos el tema públicamente mediante un comunicado e iniciamos las gestiones habituales, cuyo objetivo tienen evitar que grupos con letras repletas de mensajes xenófobos, racistas y fascistas extiendan estas ideas en nuestra ciudad”. Como de costumbre, el lugar y la hora de este tipo de conciertos nunca son publicitados con antelación, e incluso esperan hasta el mismo día para, mediante internet u otros medios “rápidos” de difusión, hacer llegar a sus simpatizantes esta información. “Por desgracia, estamos acostumbrados a este tipo de gestiones, debido al intento por parte de los grupos fascistas de que nuestra ciudad sea un punto de encuentro para ellos. Pero, como hemos demostrado, estamos preparados para educar, denunciar y actuar contra estos actos”

En el otro lado, el de los grupos que iban a tocar, han emitido un comunicado en el que afirman que “hasta el último momento se ha estado peleando pero ha sido imposible ante la imposibilidad de tocar en ninguno de los lugares que teníamos previstos”. Batallón de castigo reconoce en el comunicado que se han visto cercados hasta límites asfixiantes, y terminan afirmando que “días hay todavía muchos, eso os lo aseguro”. Al respecto, la Coordinadora Antifascista afirma que no va a descansar y que se va a mantener alerta ante estas declaraciones de intencionalidad, “y más si cabe cuando han manifestado en su comunicado que el concierto en Zaragoza no se suspende, más bien se aplaza, por lo que dan a entender que querrán volver a intentarlo en cualquier momento.”

Desde la Coordinadora se felicitan ya que “nuevamente la gente de Zaragoza ha demostrado que no los quiere, que quiere una ciudad sin fascismo y sin racismo. Además, sin necesidad de ningún tipo de acción violenta, este concierto no se ha celebrado.” El colectivo pide a todos los ciudadanos que se sigan involucrando contra este auge del fascismo, que se mantenga alerta ante cualquier previsión de actos de este tipo y que no mire para otro lado puesto que “el hecho de que grupos de ideologías de extrema derecha se reúnan en nuestra ciudad es peligrosísimo. Solo hay que mirar a los actos acaecidos en Noruega, donde un joven ultraderechista ha sido capaz de asesinar a decenas de jóvenes sin que nadie lo esperase. No podemos correr ese riesgo en nuestra ciudad, no los queremos ni aquí ni en ningún lado”, sentencian desde el colectivo antifascista.

Coordinadora Antifascista de Zaragoza

martes, 26 de julio de 2011

Se cumple 70 años de Radio España Independiente Estación Pirenaica


No puede entenderse la larga y tenaz lucha contra la dictadura franquista sin la contribución de Radio España Independiente, bautizada La Pirenaica por Dolores Ibárruri, su primera directora. Si el PCE fue el Partido del Antifranquismo, La Pirenaica fue la Radio del Antifranquismo. Empezó a emitir hoy hace justo 70 años, el 22 de julio de 1941, un mes después de la agresión nazi contra la Unión Soviética y cuando en España el terror fascista había asesinado, encarcelado o enviado al exilio a centenares de miles de dirigentes, militantes y simpatizantes del Frente Popular.

No había esperanza para los vencidos. E inicialmente ésa fue la primera victoria de La Pirenaica con sus precarias emisiones, al principio desde Moscú y después –cuando las columnas nazis se aproximaban a la capital soviética- desde Ufá: insuflar esperanza al único pueblo europeo que hasta aquellos días había sido capaz de plantar resistencia al fascismo. ¡Cuántos de nosotros y nosotras no hemos escuchado a nuestros padres y abuelos hablar de cómo intentaban sintonizar La Pirenaica por las noches como quien busca una estrella en la oscuridad!

Después de que Pasionaria (quien en aquellos primeros años escribió los diálogos “Ventana a ventana”), Enrique Castro Delgado, Jacinto Barrio y José Sandoval la dirigieran durante su primera década, en 1952 se hizo cargo de la emisora Ramón Mendezona, conocido como “Pedro Aldamiz” por los oyentes, quien la dotó de un tono más informativo. En 1955, La Pirenaica se trasladó a Bucarest (Rumania) y poco a poco fue ampliando sus emisiones hasta superar las 16 horas diarias y en ocasiones excepcionales (asesinato de Julián Grimau, tiranicidio de Carrero Blanco, muerte de la momia) llegó a emitir las 24 horas del día. Sus programas tenían nombres como “Nota Internacional”, “Onda Deportiva” o “El Correo de La Pirenaica”, en el que se leía una selección de las decenas de cartas que durante la década de los 60 llegaban semanalmente –por diferentes conductos- a la redacción.

Una mención especial, como siempre, merece el heroísmo de los presos políticos comunistas que, si fueron capaces de editar Mundo Obrero con papel cebolla en la prisión de Burgos, también se arriesgaron a “producir” de manera regular entre octubre de 1963 y julio de 1966 el programa “Antena de Burgos”, en el que los locutores de la radio difundían la información que de manera muy rápida y clandestina les hacían llegar nuestros camaradas presos.

Desde el primer momento la dictadura franquista hizo lo imposible por neutralizar las emisiones de Radio España Independiente. Por ejemplo, el 1 de septiembre de 1941 un decreto personal y reservado (nunca publicado en el BOE) firmado por el subsecretario de la Presidencia, Luis Carrero Blanco, creó el Servicio de Interferencia Radiada. Años después el régimen recibió financiación y apoyo tecnológico de Estados Unidos para intentar interferir estas emisiones. Pero el empeño del régimen por impedir que la voz de la “única emisora española sin censura de Franco” recorriera el país fue estéril.

La Pirenaica decidió clausurar sus emisiones el 14 de julio de 1977, una vez que se habían constituido las Cortes Generales elegidas en las elecciones legislativas del 15 de junio. Su monumental archivo forma parte del Archivo Histórico del PCE y ha permitido multitud de trabajos, entre ellos una excelente tesis doctoral a cargo de Luis Zaragoza Fernández, quien la ha sintetizado en un libro muy recomendable pero lamentablemente ya agotado en las librerías: Radio Pirenaica. La voz de la esperanza antifranquista (Marcial Pons).

En las conclusiones de su libro, Zaragoza Fernández remarca: “La existencia de REI es un elemento fundamental para explicar la implantación del PCE por todo el territorio español y su permanencia a lo largo del franquismo, a pesar de las caídas. Y es que La Pirenaica fue un instrumento privilegiado no sólo para los simpatizantes que todavía no estaban encuadrados, sino también para los militantes que quedaban temporalmente aislados a consecuencia del desmantelamiento de sus organizaciones por parte de la policía”. Porque junto con la movilización del pueblo español contra la dictadura y la orientación teórica e ideológica, uno de los objetivos centrales de la emisora fue contribuir a la organización del Partido en el interior del país.

“La Pirenaica fue una emisora comunista, desde luego, que nunca ocultó sus señas de identidad y cuya trayectoria estuvo ligada a la historia del Partido, a su línea política, a su evolución interna y a su concepción de las tareas propagandísticas”, escribe Zaragoza Fernández. “Pero en la práctica acabó siendo la voz del antifranquismo porque los demás grupos de oposición no pudieron, no supieron o no quisieron poner en marcha estaciones similares. La Pirenaica sirvió para decir a quienes combatían que no estaban solos en la lucha, para explicar a quienes no combatían que había gente que lo hacía, para recordar que el pueblo español había sido libre y para anunciar que en el futuro –un futuro que los redactores de REI consideraban siempre como inmediato- volvería a serlo. El triunfalismo que tantas veces se ha achacado a la emisora tal vez era necesario para seguir manteniendo esa moral, esa fe –con perdón del socialismo científico- que permitía resistir año tras año, caída tras caída”.

Como escribió Marcel Plans, durante muchos años La Pirenaica fue “para los vencidos una voz de esperanza”, la voz que anunciaba que con lucha, sacrificio y organización España podría superar las tinieblas del fascismo. Por eso, su memoria y la de los camaradas que la hicieron posible día tras día durante 36 años no debiera extinguirse jamás.

Fuente: Mario Amorós (Mundo Obrero)

El PP retira en Granada la placa a los fusilados

Familiares y grupos de memoria la colocaron hace 6 días para homenajear a las víctimas de la represión franquista

Publico/ AMINA NASSER /Granada 26/07/2011 Los 3.968 fusilados en la tapia del cementerio de Granada durante la Guerra Civil y la represión franquista no tienen ningún lugar para la memoria. La placa-homenaje a las víctimas, colocada por las asociaciones de víctimas el pasado día 20 de julio, fue retirada ayer por el Gobierno municipal conservador que, sin embargo, mantiene el monolito fascista dedicado a José Antonio Primo de Rivera en pleno centro de la ciudad.

Cada verano se repite la misma historia. La Asociación Granadina para la Recuperación de la Memoria Histórica (AGRMH) y familiares de las víctimas homenajean a los republicanos asesinados en el llamado muro del terror y colocan una placa para recordar a sus allegados. Y en cuestión de días, el Ayuntamiento, gobernado por el PP, la desmonta. Es el cuarto año consecutivo que el equipo del alcalde conservador, José Torres Hurtado, retira la placa. Lo hace sin importarle las peticiones de los familiares de las víctimas, para quienes ese objeto conmemorativo tiene un gran valor simbólico. No se trata de ningún mural que recuerde a los fusilados con nombres y apellidos sino de una modesta inscripción: "A las víctimas del franquismo, fusilados en esta tapia por defender la legalidad democrática de la República".

Gesto de generosidad

"Esperábamos un gesto de generosidad y sensibilidad por parte del PP", señaló ayer el portavoz de la Asociación Granadina para la Recuperación de la Memoria Histórica, Francisco Vigueras, para quien el PP "ha vuelto a responder con prepotencia para borrar la memoria de las víctimas del franquismo". "Es un guiño a los fascistas de Granada para captar el voto en las próximas elecciones", dijo.

En su opinión, la actitud del Gobierno municipal es, además, un agravio a las víctimas del franquismo y a todos los alcaldes y concejales que fueron fusilados por defender el orden constitucional de la II República, mientras que los fallecidos del bando golpista se encuentran dignamente enterrados en el patio de Santiago, dentro del camposanto, con una placa en la que reza la leyenda: "A los caídos por Dios y por la patria".

El Gobierno municipal se escudó en que el cementerio ya dispone de un conjunto escultórico, denominado La piedad, en homenaje a "todas las víctimas de la Guerra Civil". "Ellos no quieren piedad, quieren justicia y dignidad", dijo el representante de la AGRMH.

Sin consultar

"Ni siquiera nos consultaron", señaló Gabriel Fernández Valladares, un octogenario que tenía seis años cuando fusilaron a su padre, el concejal socialista Juan Fernández Rosillo, asesinado el 7 de agosto de 1936. "Llevo 75 años esperando que se dignifique el lugar y ni siquiera permiten una placa en memoria de los que asesinaron por defender la legalidad democrática",comentó.

Tanto él, Fernández Rosillo, como la Asociación Granadina para la Recuperación de la Memoria Histórica confían en que el próximo 2 de agosto, el Gobierno andaluz declare por fin la tapia del cementerio como lugar de memoria histórica para protegerla de una vez y evitar así el ya tradicional espectáculo estival.

Homenaje en Utoya a los brigadistas noruegos de 1936

Los jóvenes del Partido Laborista noruego homenajearon a los cuatro brigadistas noruegos que murieron en la Guerra Civil española

Público / DIEGO BARCALA/Madrid 26/07/2011 Los jóvenes del Partido Laborista noruego reunidos en la isla de Utoya homenajearon el pasado 18 de julio a los cuatro brigadistas noruegos que murieron en la Guerra Civil española luchando "por la democracia y la justicia", según afirmó el líder juvenil Eskil Pedersen al descubrir la placa que clavaron en un árbol como recuerdo.

"Unos 35.000 voluntarios viajaron a España para ayudar al Gobierno contra las fuerzas rebeldes del general Franco y sus valedores, Hitler yMussolini. De los muertos, cuatro eran jóvenes demócratas socialistas noruegos", añadió Pedersen en referencia a Gunnar Skjeseth, Martin Schei, Torbjorn Engebretsen y Odd Olsen, que perecieron luchando en la batalla del Ebro.

Schei viajó a España con apenas 18 años sin avisar a sus padres. "La pérdida de la guerra no sólo significa la dictadura fascista en España, o más bien la llegada de una colonia de los Estados fascistas, sino una victoria del fascismo en nuestro propio país", escribió este joven brigadista a su hermano antes de morir en el frente. Schei profetizó la invasión de Noruega por parte de las tropas de Hitler en la Segunda Guerra Mundial.

lunes, 25 de julio de 2011

El legado de la memoria


Este reportaje radiofónico quiere recuperar la memoria de nuestros mayores, para que sepamos lo que han vivido, para que no se nos olvide que en este país hubo una guerra, para que no se pueda volver a repetir. Ese es el mensaje que nos quieren dejar los que la han vivido. Es su legado. Ese, y también la democracia de la que ahora disfrutamos. Una democracia mejorable, reconocen, pero una democracia por la que ellos han tenido que luchar y que, en su opinión, no valoran lo suficiente quienes se la han encontrado sin tener que pelear por ella.


oir
El legado de la memoria

domingo, 24 de julio de 2011

Aniversario de la Inauguración del Monumento en Uncastillo

Rescatando la Memoria de Uncastillo 24/07/2010

Hoy es un día para recordar y agradecer públicamente a todos los que hicieron posible, que hace un año el 24 de julio de 2010 se inaugurara el Monumento Memorial con todos los nombres de mujeres y hombres de Uncastillo y pueblos cercanos que fueron asesinados y fusilados por defender sus ideales y la libertad durante y después de la Guerra Civil.

Fue un día de intensa emoción, el reencuentro con amigos, familiares, vecinos y amigos virtuales que tuve el gran privilegio de conocer en persona, fueron muchos los que estuvieron acompañándonos y viviendo de cerca nuestra emoción, todos unidos compartiendo la misma causa. Difícilmente olvidarlo, la emoción fue inmensa ante las muestras de cariño y de agradecimiento de tantas personas.

Momento difícil de narrar; Al escuchar en voz alta el nombre de mi padre, de mis familiares y de los vecinos del pueblo, fue como retroceder en el tiempo y lo que no pude hacer siendo un niño, lo hice ahora de viejo, con el nudo en la garganta, con el corazón palpitando acelerado y llorando como un niño, pude balbucear ¡Había valido la pena luchar, habían salido del OLVIDO y del SILENCIO!

Al fin una reparación moral, un reconocimiento, el derecho de que sus nombres figuren en Monumento Memorial en el Cementerio de Uncastillo, un espacio físico y público dónde sus descendientes podrán visitarles, al fin el SILENCIO SE HA ROTO, al fin se ha cerrado un capítulo de mi vida que ha sido mi fiel compañero durante 74 años.

Aún queda por hacerles JUSTICIA a todos aquellos que siguen en fosas comunes y que no sabemos dónde están.

Queda mucho camino por hacer, pero estoy seguro que hay muchos que seguirán trabajando para no olvidar la Memoria, que es la Memoria de todos. Yo simplemente he aportado mi Memoria personal a la Memoria colectiva de aquellos hechos que ocurrieron en Uncastillo y que ha permitido que muchos conozcan esa parte de la historia que se mantuvo silenciada, acallada y olvidada.

No olvidemos que la Memoria siempre termina por estallar hasta vencer a aquellos que la aplastan. La memoria debe ser libre como el viento. La Memoria es nuestra seña de identidad. Que sería yo, sin la memoria del recuerdo de mi padre. “No sería nada”

A mis 90 años, simplemente quiero daros las gracias a todos los que nos acompañaron ese día, que fueron muchos y en especial mi agradecimiento emocionado a los miembros de la Charata que hicieron posible que este Reconocimiento público se hiciera realidad.

Jesús Pueyo Maisterra

sábado, 23 de julio de 2011

III Aniversario

Estimad@s seguidores y lectores,

En estos tres años de trabajo memorialista on line tengo que resaltar que dentro de nuestra causa todo sigue igual, por una parte es lógico pensar que lo que estaba atado y bien atado durante 75 años no iba a dejar de estarlo en tan solo tres.

El año pasado me refería al texto del primer aniversario, este año me referiré a los dos pero incluyendo algunas actualizaciones que con el tiempo se van observando poco a poco y regularmente, una sería la ausencia de la izquierda en el partido en el poder, nada desconocido por tod@s nosotr@s; otra característica la cual levantará ampollas, es el machismo en este “mundillo”, reflejo de la sociedad en la que vivimos; vivimos en una sociedad que a pesar de sentirnos profundamente de izquierdas nos hemos criado bajo el yugo educativo del fascismo, ya no las generaciones nacidas hasta los setenta sino trasmitido a las más jóvenes.

A nadie le suele gustar reconocerlo, pero ser mujer y no morir en el intento es una frase verídica en el mundillo memorialistico, no se trata de personalizar, ya que esta característica la fui vislumbrando a medida que iba conociendo a un@s y otr@s. No voy a entrar en detalles pero tod@s sabemos que a la hora de darnos por inocentes corremos como loc@s pero…sí se trasmite efectivamente el machismo, igual que intereses profesionales y otros de menor baja mentalidad.

A tod@s est@s que lo niegan, un@s por ignorancia de si mism@s y otr@s por escurrir el bulto, decirles que la no ruptura con el estado franquista nos dejó estos lodos en todas las facetas sociales,así que no vale decir “yo no” si no que cada un@ de nosotr@s hagamos aquello, que aun siendo en lenguaje religioso se llamaba “examen de conciencia”. Aquí no vendría nada mal, tampoco vendría nada mal que el Estado central se hiciera por fin cargo de dar Justicia en todas sus modalidades a las víctimas y sus familiares así nos ahorraríamos toda clase de desavenencias que existen entre nosotros, y los profesionales, también por fin ocuparían su lugar así como nadie ocuparía el lugar de las familias.

Creo en la necesidad de saber sin tapujos ni hipocresías sociales como nos desenvolvemos, y por desgracia nos desenvolvemos como fiel reflejo de la sociedad en la que estamos inmersos.

Llevo 49 años lidiando con los tópicos sociales así que si alguien se quiere rasgar las vestiduras por sacarle los colores a más de un@ lo lamento por él o ella, así no vamos a ninguna parte.

Represento por más que le disguste a un@s y otr@s a dos familias de represaliad@s, por lo cual ni estoy por motivos personales ni mucho menos profesionales. La empresa de la cual vivo bajo nomina nada tiene que ver con el mundo memorialístico, solo el afán de que se haga justicia me hace trabajar constantemente en ello, no solo on line, que es la tarea más vistosa si no en la vida real, lo que si saben los más cercanos que me ven. A pesar de puñaladas y zancadillas ocasionadas por múltiples factores voy a continuar por muchas razones, algúnas de ellas son:

• Por el dolor que mi madre nos trasmitió siendo una niña

• Por el dolor que vi en los ojos de mi padre al preguntarle por su hermano

• Porque soy una de esas personas a las que las injusticias no dejan impasibles

• Porque mi trabajo del cual vivo me permite no bajar el lomo ni la guardia ante nadie

• Por la Vedad, Justicia y Reparación

• Por todas las Víctimas del fascismo español voy a continuar a pesar de difamaciones y calumnias, cizañas y malas artes.

• Porque somos las mejores

¡A por el cuarto aniversario!

Ya que por desgracia no creo que antes del 23 de julio de 2012 se hayan resuelto la reivindicaciones que exigimos al Estado español.

MJBarreiroLG

viernes, 22 de julio de 2011

Carta en contestació a l'impresentable discurs del President del Congrés dels Diputats, José Bono


Companyes i companys, els amics del Fòrum per la Memòria d'Eivissa i Formentera han redactat una carta en contestació a l'impresentable discurs del President del Congrés dels Diputats, José Bono, amb motiu del 75 aniversari de cop d'Estat, a la qual la nostra associació s'hi ha sumat. Adjuntam la carta per si la voleu signar i enviar a :

Salut i Memòria!!

Memòria de Mallorca
------------------------------------------------------------------------------------

A la atención de D. José Bono Martínez, Presidente del Congreso de los Diputados:

Su personal discurso del 75 aniversario del golpe de estado ha sido una nueva oportunidad perdida para que, en calidad de presidente del Parlamento Español y depositario de la soberanía nacional, condenase usted y rompiese lazos con el régimen franquista, una dictadura fascista que se alzó contra el gobierno legítimo y contra la República, a la cual tanto Franco como el resto de militares golpistas habían jurado fidelidad. Su discurso volvió a colocar al mismo nivel moral y político a aquellos que permanecieron fieles a la legalidad y a la voluntad popular expresada en las urnas y a aquellos que fueron autores de crímenes de rebelión militar, genocidio, tortura, desapariciones forzadas o crímenes contra la humanidad.

Justifica usted su posición con un fragmento de un discurso del presidente Azaña, totalmente fuera de contexto. Azaña era muy pesimista respecto de la evolución de la guerra y en julio de 1938 intervino en el Ayuntamiento de Barcelona, donde pronunció su famosa frase: “paz, piedad, perdón”, invocando la generosidad del bando franquista ante un eventual desenlace fatal. Pero usted instrumentaliza este fragmento para justificar nuevamente el abandono de las víctimas republicanas. A su condena a muerte les añade usted la condena al olvido, Sr. Bono.

Cuando acabó la guerra los vencedores utilizaron todos los recursos del Estado para localizar, identificar y reparar las víctimas de la parte vencedora. Contra los vencidos hubo la Ley de Responsabilidades Políticas, la Causa General, el Tribunal para la Represión de la Masonería y el Comunismo, los campos de concentración, las prisiones, el exilio, etc. Hoy, 36 años después de la muerte del dictador, todavía quedan más de cien mil víctimas de la barbarie franquista enterradas en fosas comunes sin identificar; el único juez que se atrevió a admitir denuncias por los crímenes del franquismo se sentará en el banquillo, acusado por Falange Española; quedan todavía calles y plazas que ensalzan a los autores del golpe de estado, Franco todavía es hijo ilustre o alcalde honorario de varias ciudades, la ley de la Memoria Histórica ha tenido un desarrollo tan pobre que ha quedado reducida a unas indemnizaciones puntuales, el gobierno continua sufragando el Valle de los Caídos y financiaba un Diccionario Historiográfico que decía que el dictador era Negrín y no Franco. Conviene recordar las palabras de Eduardo Galeano: “la dictadura nos hacía sordos y mudos y la democracia nos condena a la amnesia, pero no hay un lugar suficientemente grande para esconder toda la basura de la memoria”.

Su discurso, Sr. Bono, atenta gravemente contra el honor de las víctimas del terror fascista y contra sus familiares. Únicamente aquellos sectores políticos que no quieren romper sus lazos con la dictadura pueden sentirse satisfechos. Pero sobretodo vuelve usted a decir a los familiares de las víctimas republicanas que han de renunciar a su recuperación y rehabilitación y olvidarlas, que han de asumir las sentencias de los tribunales franquistas, que han de renunciar a la justicia y continuar disimulando su dolor. No entiende usted que la reivindicación de su memoria no se agotará hasta que sean reconocidas, hasta que realmente se practique una política de verdad, justicia y reparación. Solo entonces se podrán cerrar las heridas y pasar página.

Atentamente:

Nombre:
DNI:

Desmantelada la tumba de Hess, lugarteniente de Adolf Hitler

El País / JUAN GÓMEZ - Berlín - 22/07/2011
La sepultura del gerifalte nazi Rudolf Hess en Wunsiedel (Baviera) fue desmantelada en la madrugada del miércoles. Desaparece así la tumba del hombre al que Adolf Hitler dictó Mi lucha, el programa político del régimen que organizó el Holocausto. Sus despojos serán quemados y las cenizas esparcidas en alta mar después de que la comunidad cristiana evangélica del lugar denegara a los descendientes de Hess prorrogar el arrendamiento del sepulcro.

Desde que Hess se ahorcó en 1987 en la cárcel de Spandau, Wunsiedel se había convertido en meca de los neonazis. Los ultraderechistas del partido NDP y otros grupúsculos neonazis organizaban una marcha cada 17 de agosto para homenajear al mártir Hess.

Según el diario Süddeutsche Zeitung, una de las nietas de Hess se opuso a que removieran los restos de su abuelo. Las autoridades locales lograron convencerla para que aceptara la exhumación y evitar así que el lugar siguiera atrayendo la atención neonazi.

jueves, 21 de julio de 2011

Las víctimas del franquismo ven "vergonzosa" la actitud de Bono

El presidente del Congreso elabora personalmente un texto en el 75 aniversario del 18 de julio en el que usa a Azaña para no condenar el golpe de Estado fascista
Público.es /JUANMA ROMERO/ Madrid 19/07/2011
Imposible. 75 años después de que un golpe de Estado truncara la corta historia de la Segunda República y desencadenara la Guerra Civil y la dictadura, el pleno del Congreso de los Diputados sigue sin condenar de forma expresa la sublevación militar. Hoy la oportunidad se volvió a escapar de las manos. Y todo por decisión del presidente de la Cámara, José Bono. Su actitud llenó enseguida de indignación a la izquierda parlamentaria, a parte del Grupo Socialista y sobre todo a las víctimas de la represión franquista y sus familiares.

Pasaban pocos minutos de las 19.30 horas. Bono llamó a votación. Ese era el momento elegido por él mismo para dar lectura a una declaración revestida con el apodo de institucional en la que teóricamente se iba a condenar la insurrección del 18 de julio y el franquismo, por primera vez en el pleno de la Cámara baja. Al menos, esa era la encomienda que le hicieron llegar el jueves pasado los diputados de IU-ICV, Gaspar Llamazares y Núria Buenaventura, que de hecho ya habían elaborado un documento. Bono, en aquella reunión extraordinaria de la Junta de Portavoces, recogió el guante y se comprometió a redactar él mismo un texto "equilibrado, ponderado", y no de partido, que leería en el primer pleno que sucediera al 75º aniversario del golpe de Estado. Y así lo hizo.

Bono no consultó con los portavoces parlamentarios hasta última hora, bien avanzada la sesión plenaria, como censuraron a la salida algunos de ellos. "¿No haces una condena del franquismo?", le preguntó Llamazares cuando vio el texto, según su propio relato. "No", le respondió el jefe de la Cámara. El diputado de IU se quedó perplejo.

El presidente procedió. Leyó la "declaración del Congreso al cumplirse 75 años del inicio de la Guerra Civil". Solapó ese aniversario con los 73 años que el lunes también cumplía el discurso que pronunció Manuel Azaña en el Ayuntamiento de Barcelona, en plena contienda. Bono reprodujo las últimas palabras del entonces presidente de la República.

"Si el genio español vuelve a enfurecerse con la intolerancia y con el odio y con el apetito de destrucción -advertía Azaña-, que piensen en los muertos y escuchen su lección: la de esos hombres que han caído embravecidos en la batalla [...] y que ahora ya no tienen odio, ya no tienen rencor, y nos envían el mensaje de la patria eterna que dice a todos sus hijos: paz, piedad y perdón". Palabras que debían servir, según Bono, para "rendir homenaje a quienes murieron en defensa de sus ideales" y que "ojalá" puedan emplearse para "desterrar el odio y la intolerancia".

Y punto. Ninguna referencia al Gobierno legítimo de la República, ni al golpe de 1936, ni a Francisco Franco, ni a la dictadura, ni a la represión. Ni tan siquiera una diferencia entre los que defendieron al Estado republicano frente al ataque de los rebeldes. PSOE y PP respondieron con un aplauso. La izquierda minoritaria se negó a replicar el gesto.

Hasta la dimisión

Igual hicieron las víctimas. El presidente de la Asociación por la Recuperación de la Memoria Histórica, Emilio Silva, tachó de "vergonzosa" la intervención de Bono, porque tal tibieza no se reproduce ni con los que murieron en el Holocausto o por actos terroristas. "Me parece una vergüenza que diga eso ante el delito mas grande del Derecho Penal", el de genocidio. El portavoz de la Asociación Granadina para la Recuperación de la Memoria, Francisco Vigueras, también deploró que el Congreso aún no haya condenado el golpe. "Me parece bien que se recuerde a Azaña, pero la Cámara debería condenar de forma contundente a los militares golpistas, que no tuvieron ni piedad ni clemencia con el vencido", aseguró.

A Josep Cruanyes, portavoz de la Comissió de la Dignitat, las palabras de Azaña le dejaron "frío". "Este día me evoca a decir que esperamos que nunca más vuelva a pasar que las tropas reaccionarias utilizan la fuerza en contra de la libertad de expresión y de la democracia. El discurso de Azaña es de 1938, y pesimista, cuando ya se veía que perdía la guerra. No es el momento de hacer este discurso. Es hora de afrontar las cosas como son", dijo.

José María Pedreño, presidente de Foros por la Memoria, pidió directamente la dimisión de Bono: "Es el clásico heredero ideológico del fraquismo que se ha situado en un partido autoproclamado de izquierdas. Parece mentira que miembros del PSOE hagan tal ejercicio de neofranquismo cuando tienen miles de compañeros en fosas comunes". Pedreño lamentó, como Cruanyes, que el presidente de la Cámara descontextualizara el alegato de Azaña, pronunciado en plena guerra y para "negociar la paz".

Para Julián Rebollo, de la Plataforma contra la Impunidad del Franquismo, que el Estado aún no condene una sublevación que se cobró "cerca de 200.000 víctimas", prueba el sentido de las movilizaciones, "para que se sepa la verdad, que fue un genocidio".

Matías Alonso, coordinador del Grupo para la Recuperación de la Memoria Histórica y exedil socialista, se fijó en las palabras finales de Azaña. Paz, piedad y perdón, las que no tuvieron "miles y miles de vencidos, y las que necesitarían las legiones de ancianos que no han recuperado los restos de sus familiares". Alonso achacó la imposibilidad de alumbrar un texto "más contundente" a la "correlación de fuerzas actual, con el PP y los nacionalismos de derechas". "Ojalá seamos capaces de votar un Congreso que condene el golpe. El problema es que media Cámara no siente de verdad esos valores", agregó.

"Agua bendita"

Al final, todo fue "agua bendita", según tuiteó al instante un decepcionado Llamazares. "Bono al final no ha sabido salir del jardín en el que él mismo se metió, ha utilizado a Azaña para no criticar el golpe, de una forma muy jesuítica", añadió, en declaraciones a Público. "Así estamos, entre la amnesia del PP y la debilidad del PSOE. Por eso seguiremos dando la batalla".

Buenaventura se hacía cruces. Recordaba que ella y el portavoz de IU, en su borrador de la pasada semana, tomaban como base la proposición no de ley que la Comisión Constitucional del Congreso aprobó por unanimidad -hasta con el PP, por tanto- el 20 de noviembre de 2002, con la que se condenó el franquismo y se reconocía a sus víctimas. Hilo del que tiró la Ley de Memoria Histórica, de 2007, fustigada por los conservadores. "Ahora no hemos llegado ni a eso. Es miedo, cobardía del PSOE y esa falsa equidistancia entre vencedores y vencidos".

El republicano Joan Ridao intentaba verle alguna arista positiva a la polémica: que Bono se apoyara en Azaña, y "no en una solución creativa de las suyas". Pero había que aprender del error: "Era un riesgo innecesario trasladarle este cometido al presidente. Habría sido mejor que todos los portavoces hubiéramos pactado un texto". Francisco Jorquera, del BNG, remarcaba el hecho "inaudito" e irrefutable: que 75 años después el golpe aún quede limpio de todo reproche del Parlamento. Y entre pasillos algunos diputados del PSOE no ocultaban, mientras, su malestar.

miércoles, 20 de julio de 2011

Declaración del Congreso al cumplirse 75 años del inicio de la Guerra Civil

fecha 19/07/2011

La Junta de Portavoces acordó que el presidente del Congreso hiciera pública una declaración en el Pleno de la Cámara, con motivo de que ayer se cumplieron 75 años del inicio de la Guerra Civil.

Ayer también se cumplieron 73 años de que el Presidente de la República don Manuel Azaña, pronunciara un discurso en el Ayuntamiento de Barcelona, cuyas últimas palabras, de ese discurso, en plena guerra civil, fueron estas:

"...cuando la antorcha pase a otras manos, a otros hombres, a otras generaciones, ..., si alguna vez sienten que les hierve la sangre iracunda y otra vez el genio español vuelve a enfurecerse con la intolerancia y con el odio y con el apetito de destrucción, que piensen en los muertos y que escuchen su lección: la de esos hombres, que han caído embravecidos en la batalla luchando magnánimamente por un ideal grandioso y que
ahora, abrigados en la tierra materna, ya no tienen odio, ya no tienen rencor, y nos envían ... el mensaje de la patria eterna que dice a todos sus hijos: Paz, piedad, y  perdón".

Sirvan, señorías, estas palabras del presidente Azaña para rendir homenaje a quienes murieron en defensa de sus ideales y ojalá sirvan también para desterrar el odio y la intolerancia de nuestras vidas.

Bono rechaza condenar el golpe de Estado de 1936

El presidente del Congreso se basa en un discurso de Azaña en la declaración con motivo del 75 aniversario de la sublevación militar que originó la Guerra Civil

PUBLICO.ES/EFE Madrid 19/07/2011- El célebre discurso de Manuel Azaña en el que pedía "paz, piedad y perdón" ha sido el eje de la declaración que el presidente del Congreso, José Bono, ha leído para conmemorar el 75 aniversario del golpe de Estado militar que propició la Guerra Civil.

En las palabras del socialista no se ha incluido una declaración explícita de condena del golpe ni de la violencia, algo que esperaban los grupos de izquierda del hemiciclo en este acto realizado al finalizar el Pleno. El texto, de apenas 17 líneas, ha sido elaborado por Bono, según ha explicado él mismo, lo que suscitó las quejas de varios grupos por no haberles consultado este extremo. Casi la mitad de la redacción es la transcripción literal del discurso del presidente de la República.

El presidente del Congreso ha iniciado la declaración recordando que ayer no sólo se cumplieron 75 años del inicio de la guerra, sino también 73 años del discurso que Manuel Azaña, presidente de la República, dio en pleno conflicto en el ayuntamiento de Barcelona.

Ha reproducido buena parte de aquel discurso, en el que Azaña señalaba que si el "genio español vuelve a enfurecerse con la intolerancia y con el odio" hay que pensar "en los muertos", los hombres que cayeron "luchando magnánimamente por un ideal grandioso" y que "ahora ya no tienen odio, ya no tienen rencor".

Los mismos muertos, que, dijo Azaña y ha continuado leyendo Bono, "nos envían el mensaje de la patria eterna que dice a todos sus hijos paz, piedad y perdón".

"Sirvan estas palabras" de Azaña, ha concluido el presidente del Congreso, "para rendir homenaje a quienes murieron en defensa de sus ideales y ojalá sirvan también para desterrar el odio y la intolerancia de nuestras vidas".

La declaración de Bono ha sido aplaudida sobre todo por el PSOE y algunos diputados populares, pero no por los parlamentarios de la izquierda minoritaria.

Al finalizar su discurso, un hombre que estaba sentado en la tribuna de invitados se ha puesto en pie y ha exhibido una fotografía de una víctima de la Guerra Civil con la leyenda: "Asesinado el 16 de septiembre de 1936. 75 años sin justicia".

El presidente del Congreso ha conminado a este invitado y a su acompañante a que se abstuviesen de más manifestaciones y se sentasen.

Los diputados de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, e ICV, Nuria Buenaventura, han expresado su disgusto tras la declaración leída por Bono, porque no recoge en ningún momento la condena al golpe de estado.

"Me ha costado no aplaudir las palabras del presidente Azaña. Pero ya no eran las suyas" ha dicho Llamazares en su cuenta de Twitter, en la que también ha señalado que, en vez de condenar a los golpistas, Bono ha recordado a las víctimas. "Agua bendita", ha añadido.

Por su parte, Nuria Buenaventura ha subrayado que la declaración de Bono "no era el espíritu de nuestra propuesta" porque no se ha referido en ella al "golpe fascista" que provocó la guerra.

Al mismo tiempo, el diputado socialista Juan Moscoso ha llamado la atención sobre el hecho de que ningún diputado de la primera fila de la bancada del PP, donde se sienta la dirección del grupo parlamentario, haya aplaudido la declaración de Bono.

La Ley de Amnistía no se reformará para juzgar los crímenes franquismo

PSOE, PP y CiU rechazan en el Congreso una iniciativa que pretendía modificar la norma de 1977 y posibilitar la investigación de los delitos de la dictadura

PUBLICO.ES/EFE Madrid 19/07/2011 La iniciativa que planteó el BNG de modificar la Ley de Amnistía de 1977 para poder, de esta manera, investigar y juzgar los crímenes del franquismo, no ha salido adelante por oposición del PSOE, PP y CiU en el Congreso.


El diputado del Bloque Francisco Jorquera ha defendido la propuesta aclarando que no se trata de abrir heridas "sino de cerrarlas", algo que, a su juicio, "no se puede hacer desde el olvido y la impunidad" sino reparando la memoria de las víctimas y "corrigiendo esos hechos vergonzosos".

La modificación pretendía excluir de la Ley de Amnistía los crímenes de lesa humanidad y evitar que prescriba su aplicación, porque según Jorquera no es lógico que tras 75 años del alzamiento militar y 36 de la muerte de Franco no haya sido posible revisar "las atrocidades" de la dictadura.

Ha recordado que España ha firmado diferentes convenios internacionales que establecen que los crímenes de lesa humanidad no pueden quedar impunes e incluso Naciones Unidas "ha amonestado" al Gobierno español varias veces por la aplicación de esta ley.

Tampoco ve lógico que jueces españoles hayan investigado crímenes contra la humanidad de otros países que tenían leyes de punto final y en cambio no puedan hacerlo aquí e incluso algunos acaben en el banquillo por intentarlo, en alusión a Baltasar Garzón.

Los socialistas han rechazado la iniciativa porque, según el diputado Jordi Pedret la reforma resulta "prácticamente innecesaria".

Discusión "no adecuada"

Tras enumerar varios "inconvenientes jurídicos", como la imposibilidad de que sea retroactiva una ley penal no favorable, Pedret ha concluido que "no es adecuada" esta discusión 34 años después de la aprobación de una ley promovida, ha recordado, por todos los grupos menos la antigua Alianza Popular.

El diputado socialista ha rememorado aquel debate de octubre de 1977 en el que, intervinieron, entre otros, Marcelino Camacho y Xabier Arzalluz.


Ha citado así a Camacho cuando dijo que la amnistía era la única forma "consecuente" de "cerrar una etapa de guerras civiles y cruzadas" y a Arzalluz, quien dijo que la amnistía es "el olvido de todos y para todos" y los diputados debían "dar ejemplo de dicho olvido mutuo".

También ha sido rotundo en su rechazo el diputado del PP Jorge Fernández, quien ha subrayado que la Ley de Amnistía fue una pieza clave para la Transición y ha criticado al BNG por cuestionar su legitimidad.

Fernández también ha citado las palabras de Marcelino Camacho: "Cómo podríamos reconciliarnos los que nos estábamos matando si no borrábamos ese pasado para siempre".

CiU ha votado también en contra por entender que sí ha habido avances en la reparación de las víctimas del franquismo, según el diputado Jordi Xuclá.

Aún reconociendo que la Ley de Amnistía supuso un "techo de cristal" para la evolución de otras leyes, Xuclá ha recordado que su grupo logró incluir en la Ley de Memoria Histórica la ilegitimidad de los tribunales del franquismo y dicha norma también excluye del ordenamiento jurídico las sentencias emitidas durante la dictadura.

En su apoyo a la iniciativa, el portavoz de ERC, Joan Ridao, ha señalado que sería "deseable políticamente" porque la Ley de Amnistía "no sólo impide investigar crímenes aberrantes" sino que tampoco permite la "rendición de cuentas por los abusos del pasado".

Ridao ha añadido el "asombro" que tienen muchos países democráticos que pensaban que España "había hecho los deberes" y ahora comprueban que se "abandona miserablemente" a las víctimas del franquismo y por eso ha insistido en que tiene que ser posible la "rendición de cuentas por los abusos del pasado".

Este debate llega después de que España contestara a la justicia argentina que sí se están investigando los crímenes franquistas, dentro de la investigación que lleva a cabo el país suramericano tras la denuncia que algunas víctimas presentaron acogiéndose al principio de la justicia internacional.

martes, 19 de julio de 2011

La justificación del genocidio franquista llega a la Fiscalía

Denuncian a la RAH por difundir informaciones injuriosas y por intentar rehabilitar un régimen genocida

Público- AMINA NASSER GRANADA 19/07/2011
La justificación del genocidio franquista ha llegado a la Fiscalía Superior de Andalucía. Un grupo de ciudadanos de Granada ha interpuesto una denuncia contra los responsables de la Real Academia de la Historia y nueve autores de varias de las entradas del Diccionario Biográfico Español por un supuesto delito de difusión de informaciones injuriosas y otro de difusión de ideas o doctrinas que justifiquen el genocidio.

Los denunciantes consideran que varias de las entradas de la citada publicación son injuriosas para las víctimas de franquismo y que justifican el genocidio que practicó el régimen franquista. "La justificación del genocidio franquista supone rehabilitar su régimen represivo faltando manifiestamente a la verdad histórica y atentando gravemente a la dignidad, la fama y la propia estima de quienes fueron sus víctimas, a quienes se les niega esta condición y, por tanto, se silencia su existencia", indica el escrito.

"Invocar la libertad de expresión o la libertad de cátedra es algo más que una burla a las víctimas del ominoso régimen franquista, supone asesinarlas doblemente", opinó el catedrático de Lengua de la Universidad de Granada, Emilio García Wiedeman, en representación de las más de 800 personas que se han adherido a la denuncia. "Entendemos que las entradas del Diccionario Biográfico Español que denunciamos son injuriosas para todas y cada una de las víctimas del franquismo que no tuvieron oportunidad de defenderse", añadió.

Con conocimiento, o desprecio

Los denunciantes consideran, además, que la Real Academia de la Historia ha difundido esas informaciones injuriosas "con conocimiento de su falsedad o temerario desprecio a la verdad" (artículo 510.2 del Código Penal) y que justifican y amparan prácticas genocidas para rehabilitar el régimen franquista (artículo 607.2 del Código Penal).

En el escrito, de 50 folios, más anexos, el colectivo se remite también a la Ley de la Memoria Histórica y recuerda que esa norma recoge cuál es la postura oficial del Estado español sobre el régimen de Franco, que lo cataloga claramente como dictadura, y que condena las violaciones de derechos humanos cometidas entre 1939 y 1975. "Es una norma de obligado cumplimiento para todos los españoles y de exigible conocimiento para quien se denomina historiador y se especializa en la figura del dictador", insisten.

El colectivo destaca que el Diccionario Biográfico Español silencia la naturaleza de víctimas del régimen franquista y omite "cualquier intento de recuperación de su memoria personal y reparación moral". "Al contrario de lo que algunos partidos y organizaciones políticas proclaman, el olvido de la naturaleza represiva del régimen franquista y de sus víctimas contribuye a mantener abiertas las heridas que la Ley de Memoria Histórica pretende cerrar", señala el escrito.Los denunciantes solicitan a la Fiscalía que se proceda al secuestro de la publicación (artículo 15 de la Ley de Memoria Histórica y 13 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal), y que se inste el procedimiento ante la autoridad competente para exigir la devolución de las subvenciones públicas que recibió la RAH para financiar la publicación.

La fecha para presentar la denuncia fue elegida ex profeso al conmemorarse los 75 años en los que el pueblo se rebeló contra el golpe de estado fascista de 17 de julio de 1936. "Como entonces, ciudadanos anónimos, de buena fe, con las únicas armas de la verdad y la buena voluntad intentamos poner coto a quienes pretenden rehabilitar un régimen genocida", explicó García Wiedeman. Para él, como para los más de 800 ciudadanos que se han adherido a la denuncia, "las consideraciones hagiográficas que se encuentran en las biografías, las ocultaciones sistemáticas sobre la represión franquista, las calificaciones de enemigos, rojos o bandidos de los luchadores del bando republicano, y, en general, el falseamiento de la verdad histórica es de tal magnitud que solo es entendible desde la adscripción ideológica de los autores a un régimen que nació dando vivas a la muerte y mueras a la inteligencia".

lunes, 18 de julio de 2011

Retirada en Madrid de la placa de la Calle Doctor Vallejo-Nájera

Foro por la Memoria de la Comunidad de Madrid, - 18 Julio 2011

También se renombró el ‘Polideportivo Municipal Criminal Moscardó’ en Usera

LA MADRILEÑA CALLE DOCTOR VALLEJO-NÁJERA CAMBIA DE NOMBRE
Dentro de la campaña ‘Limpia tus calles de Fascismo’, el Foro por la Memoria de la Comunidad de Madrid retiró en la madrugada del 18 de julio de 2011 varios ejemplos de simbología fascista en Madrid. En concreto, el Foro retiró una placa en la calle Doctor Vallejo-Nájera, esquina con calle de Toledo, renombrándola como ‘Calle contra la impunidad’. En otros tramos de la calle, el Foro por la Memoria tapó placas existentes con otras propuestas como ‘calle 14 de abril’ y ‘calle de la Libertad’.
Además, el Foro por la Memoria de la Comunidad de Madrid quiso llamar la atención sobre el Polideportivo Municipal Moscardó, al que renombró como ‘Polideportivo Municipal Criminal Moscardó’.

Quién fue Antonio Vallejo Nájera

Antonio Vallejo Nájera fue el director de los servicios psiquiátricos del ejército franquista, primer catedrático numerario de Psiquiatría en España. Vallejo Nájera fue el responsable de la justificación que llevó al robo de niños o al encierro en psiquiátricos de madres solteras tras la guerra civil.
Vallejo Nájera: “La idea de las íntimas relaciones entre marxismo e inferioridad mental ya la habíamos expuesto anteriormente en otros trabajos. La comprobación de nuestras hipótesis tiene enorme trascendencia político social, pues si militan en el marxismo de preferencia psicópatas antisociales, como es nuestra idea, la segregación de estos sujetos desde la infancia, podría liberar a la sociedad de plaga tan terrible.”

Quién fue el Ex – Coronel Moscardó

Traicionando el juramento prestado, Moscardó se sublevó el 18 de julio de 1936 en Toledo, contra el Gobierno legítimo de España refrendado en las urnas. Durante el asedio del Alcázar utilizó numerosos rehenes, trabajadores y familiares de dirigentes republicanos y obreros toledanos, de cuyo paradero no volvió a tenerse conocimiento, tras el fin del asedio.

Simbología fascista en Madrid y el resto de España

El presidente de la Federación Estatal de Foros por la Memoria, José Mª Pedreño, manifestó que “son aquellos hombres y mujeres que lucharon por la libertad y por defender los deseos del pueblo expresados en las urnas los verdaderos merecedores de honores y reconocimiento”. Además, emplazó a las autoridades de Madrid y de toda España a cumplir la ley y proceder a la retirada de simbología fascista de una vez por todas. “Es una cuestión de legalidad y de higiene democrática. Que la ciudadanía contemple que los valores y actitudes fascistas no tienen cabida en nuestra sociedad.”
La Ley 52/2007, de 26 diciembre, insta en su Artº 15.1 a que “Las Administraciones públicas, en el ejercicio de sus competencias, tomen las medidas oportunas para la retirada de escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación, personal o colectiva, de la sublevación militar, de la Guerra Civil y de la represión de la Dictadura”.
Sin embargo, en España todavía hay muchas calles que siguen recordando a los asesinos, violadores y torturadores que dieron el golpe de estado, que exterminaron a centenares de miles de personas, hicieron presas a otras muchas. Su único ‘delito’ había sido luchar por defender la democracia frente a un régimen impuesto a sangre y fuego.
Además de tener calles, monumentos, polideportivos y otros edificios públicos que les honren, los criminales franquistas siguen gozando de impunidad.
El alcalde de Madrid, Sr. Alberto Ruíz Gallardón (PP), la presidenta de la comunidad, Sra. Esperanza Aguirre (PP) y los representantes políticos de muchos otros ayuntamientos y comunidades de toda España permiten que, desde la simbología pública se siga humillando a las víctimas del franquismo y se siga haciendo apología de crímenes contra la humanidad.

Federación Estatal de Foros por la Memoria
El Foro por la Memoria de la Comunidad de Madrid forma parte de la Federación Estatal de Foros por la Memoria, formada por personas que luchan contra la impunidad de los crímenes del franquismo.
Desde la Federación se ha pedido reiteradamente la retirada de todo tipo de simbología fascista de las calles de toda España. En su sitio web mantiene el espacio de denuncia ‘A la caza del monumento fascista’ http://www.foroporlamemoria.info/simbolos_franquistas.php

Foro por la Memoria de la Comunidad de Madrid

Para la Libertad, Miguel Hernandez

domingo, 17 de julio de 2011

Seis testigos del golpe contra la democracia

Gervasio Puerta

Los testigos del 18 de julio de 1936 relatan los recuerdos de aquel sábado veraniego en el que la derecha española consiguió el objetivo con el que trabajaba desde febrero, dar un golpe de Estado que reventara al Gobierno de izquierdas

PÚBLICO 17/07/2011 El 18 de julio de 1936 no fue un sábado más del verano de hace 75 años. Aquella jornada de verano congeló la esperanza modernizadora de los españoles para los siguientes 40 años. Lo peor fue la violencia que desde las primeras horas inundó los hogares de todos los que se opusieron a que España tirase por la borda su futuro.
Los golpistas irrumpieron a sangre y fuego eliminando a sus enemigos. Desde la misma madrugada del 18 de julio comenzó la represión. El capitán republicano Virgilio Leret, semidesnudo y herido, era fusilado por los sublevados en Melilla. El método sería repetido en miles de ocasiones hasta que el 27 de septiembre de 1975 un piquete de la Policía Armada fusilaba en un paredón al militante del FRAP José Luis Sánchez-Bravo. Fue la última de las víctimas por las que los franquistas nunca han sido preguntados en un juzgado democrático.
Los seis testimonios del golpe de Estado seleccionados por Público son el reflejo de la pesadilla violenta que ensombreció España de un día para otro. Recuerdos de un sábado de muerte de familiares, cambio de hogares, vidas truncadas, ilusiones perdidas, cárcel e injusticia. Público analiza en 15 páginas las causas y consecuencias del golpe de estado explicadas con la opinión de los especialistas.

"Las monjas se pusieron locas de contentas"

Francisco Rodríguez. Ebanista y tallista. 85 años. Escuchaba cada noche los gritos de los fusilados, junto a su casa

OLIVIA CARBALLAR
"¡Que me juzguen! ¡No he cometido ningún delito! ¡No quiero morir!". Los gritos de horror del 36 resuenan aún en sus oídos. Francisco Rodríguez Nodal, de Carmona (Sevilla), tenía sólo 10 años. Vivía junto al rellano de los fusilamientos, al lado del cementerio. "Sus lamentos me despertaban en el silencio de la noche. Yo vi las tres fosas", recuerda hoy con 85 años en su taller de muebles de ensueño. "Imagínate lo que supuso para mí hacer ese cuadro", dice señalando un Guernica tallado en madera... que ni Picasso. A él le mataron a cuatro familiares, entre ellos a su abuelo, concejal republicano.
El 18 de julio, Francisco estaba en Chipiona (Cádiz) de campamento. "Las monjas se pusieron locas de contentas. Nos llevaban a la playa muy temprano y nos leían el periódico. Los rojos eran los malos, los incultos, los culpables, los revolucionarios... Nos amedrentaban. Muchos niños salían llorando. Allí fuimos con los rojos y volvimos con los falangistas. Al recogernos, nos dijeron que tenían una ametralladora y que quien fuera comunista o republicano se lo quitaban del medio", cuenta este hombre lúcido, entrañable, con unas ganas de vivir inmensas a pesar de lo sufrido.
Todo ese dolor lo ha recogido en un libro. No olvida ni un detalle, no puede olvidar un "genocidio como ese", un "holocausto". "Se creían héroes y no siento que los esté ofendiendo llamándoles fascistas", insiste. Recuerda cómo paseaban a mujeres rapadas por el pueblo. "O una vez que llegó una señora vestida de negro al Ayuntamiento y alardeó uno de ellos: ¿veis a esa señora tan guapa? Pues es viuda. A su marido lo fusilamos a tal hora tal día". Ahora, sostiene, no se trata de hurgar en la herida, "como dice Rajoy", sino de cerrarla para siempre: "Hay que honrar a las víctimas y dejar claro que no eran delincuentes, sólo republicanos, nada más que eso". Y con los ojos llorosos, coge una vieja armónica y toca el himno de Riego, como hacía de muy niño. "Estuvo oculta 70 años, mi madre me la escondió para que no me pasara nada".

"Fui comprar ‘La Hora’ para ver qué estaba pasando"

Gervasio Puerta. Fotógrafo. 90 años. El Golpe de Estado le sorprendió recién llegado a Madrid

DIEGO BARCALA
Para un muchacho de Milagros (Burgos) que acababa de llegar a Madrid con apenas 15 años, el 18 de julio de 1936 fue algo inolvidable. “Había llegado hacía dos meses y recuerdo que al desatarse todo mi jefe me mandó a un quiosco de la calle de General Ricardos a comprar el periódico La Hora, para enterarnos de los detalles”, rememora Gervasio Puerta, de 90 años. “Recuerdo cómo comenzaron a organizarse los milicianos y la violencia de los días posteriores. Se contaba que habían matado a un general que se había distinguido en los sucesos de Asturias”, relata Puerta. Con apenas 15 años tuvo que dejar su trabajo en la tienda de ultramarinos de Carabanchel donde había encontrado trabajo. Con 15 años se fue a vivir a casa de un tío republicano, que fue quien le inició en sus ideas republicanas.
“Yo era un imberbe, no tenía la más mínima formación ideológica, política o cultural. Después me alisté voluntario y estuve luchando los tres años de guerra. Para ello tuve que pedir permiso a mi padre y mentir, porque dije que tenía 17 años”. El golpe de Estado supone para Puerta “el recuerdo del dolor de la guerra”. “A mi padre le pilló segando en la sierra de Guadarrama y a mi madre en Burgos. Mi familia quedó separada y mi madre murió enferma intentando llegar a Madrid”.
Para Gervasio, en la posguerra un destacado luchador antifranquista que fue a prisión en dos épocas diferentes, “todas las guerras son malas. Repudio y aborrezco la violencia. La que hicieron cualquiera de los dos bandos, que yo no digo que no hubiera casos incontrolados de violencia en todas partes”. Como presidente de la Asociación de expresos antifranquistas, Puerta está volcado en que la historia recuerde lo que el vivió “tal y como pasó”. “Que se sepa quiénes fueron los culpables. Que se llame a Franco dictador y asesino y se cuente que era él el que firmaba las actas de muerte”, reivindica.

"Colocaron los cañones apuntando hacia la ciudad"

Alejandra Soler. Profesora. 97 años. Comunista desde 1937, sufrió el exilio durante más de tres décadas

BELÉN TOLEDO
Alejandra Soler tiene dos aniversarios negros que lamentar cada 18 de julio. Ese mismo día del año 1986 murió su marido, con el que compartió militancia comunista y exilio durante décadas. Antes, en 1936, el golpe de Estado de esa misma fecha echó por tierra “todas las ilusiones que había traído la República, y nos dejó completamente rotos”. En aquel momento, Alejandra tenía 23 años. “Me acababa de licenciar en Filosofía y Letras. Estaba muy al corriente del movimiento fascista en Europa. Y ataba muchos cabos”.
En Valencia, donde Alejandra vivía, hubo “prolegómenos” al golpe durante los días previos. De entre ellos, destaca la ocupación de la sede de Radio Valencia por parte de varios falangistas armados. “Radiaron amenazas, dijeron que esto se iba a acabar pronto”, en referencia a la República. A las puertas de la emisora, situada en el centro de la ciudad, comenzó a llegar gente de forma inmediata. Entre ellos, Alejandra, que estaba en ese momento en la sede del Partido Comunista, situado a pocos metros. “Íbamos desarmados, y les gritamos, les dijimos que no servían para otra cosa nada más que para eso”. Los ocupantes resolvieron marcharse. “Pero eso dejó el miedo”, recuerda.

Poco después llegó el golpe del 18 de julio. “El cuartel de artillería se sublevó. Dirigieron los cañones hacia la ciudad”, recuerda. El acontecimiento cambió la vida de Alejandra. Dejó de trabajar en su tesis de doctorado, que no llegó a ver la luz. La victoria de Franco en la guerra la obligó a exiliarse a Francia desde 1939. Estuvo en campos de concentración y vivió forzosamente alejada de su familia durante más de 30 años, en la antigua URSS. Después de relatar sus recuerdos, Alejandra hace un último apunte, “muy importante”: “Lo que quiero que quede claro es que, a pesar de toda la rabia y la desesperación, a mí no se me ocurre pensar en una revancha. Yo lo que quiero es que se sepa la verdad. Evitar que vuelva a suceder algo tan malo en la historia de nuestro país”.

"En el mercado se preguntaban qué era un falangista"

Manuel López. Trabajaba de electricista. 90 años. De la ‘quinta del biberón’, sólo disparó 15 veces antes de llegar al frente del Ebro

JOAO FRANÇA
Cuando Manuel López dejó los estudios para ponerse a trabajar, el maestro insistió en que no debía hacerlo, que era un chico muy interesado en la historia. De esa inclinación dice Manuel que le vino su simpatía por la República, aunque sentía más interés por el fútbol que por la política. Era curioso y aprovechaba su trabajo de electricista para pasear por toda Barcelona.
La mañana del sábado 18 de julio estuvo trabajando y cuando volvió a su casa del barrio de Gràcia su madre le pidió que la acompañara al mercado. Había rumores. Algunos se preguntaban qué era un falangista y otros respondían que eran hombres con camisa azul que llevaban pistola. Con 16 años, Manuel no le dio más importancia y se fue a jugar. Su padre, que trabajaba de noche, tardó en llegar a casa la mañana siguiente. Los milicianos lo habían parado tres veces, hasta que un guardia civil (en Barcelona siguieron leales a la República) le dio un pañuelo blanco para llevar en alto. Horas después recibían entre vítores a un vecino que era teniente de la Guardia Civil. La situación estaba controlada, explicó, poco antes de que oyeran por la radio la rendición del general Goded, llegado desde Mallorca para alentar la sublevación.

Al salir de casa, Manuel se topó con unos milicianos que montaban un cañón delante de una capilla. Había muchos coches circulando y otros estampados contra las farolas. Dos años después fue alistado en la quinta del biberón, pero antes de llegar al frente del Ebro recorrió toda Catalunya, en una experiencia que considera caótica. Hoy sonríe al explicar que guarda una bandera republicana. Y asegura que no tiene nada contra nadie.

"Mi padre tuvo que esconderse en el monte"

Esperanza Martínez. Exguerrillera. 84 años. El golpe obligó a su familia a refugiarse de la represión franquista

D.B.Esperanza Martínez, de 84 años, contaba con apenas 9 cuando el estallido de la guerra sorprendió a su aldea cercana a Villar del Saz (Cuenca). Sus escasos recuerdos del día concreto se entrelazan con los antecedentes y consecuencias del golpe de Estado que en su caso familiar supuso la frontera entre la esperanza y la desgracia. “Mis padres eran votantes del Frente Popular. Recuerdo la gran alegría que supuso la victoria electoral que en mi casa se celebró bastante y cómo la sublevación nos ponía en el punto de mira”, relata. “Mi madre había votado a la izquierda y, después de que mi padre se escondiera en el monte, mi casa se convirtió en un punto de apoyo de la guerrilla”, recuerda. “Me acuerdo de una gran tortilla que hizo mi madre para los guerrilleros que iban al exilio y que nos dejaron un caballo enfermo”, explica.
Antes de aquello, su padre, agricultor, tuvo que marcharse a otro pueblo por las exigencias laborales del terrateniente. “Nos tuvimos que cambiar porque mi padre no pudo cosechar lo suficiente para pagar la renta de la tierra. Nos tuvimos que ir a casa de unos tíos y después mi padre volvió a la tierra, donde le sorprendió la sublevación”, detalla.

Durante la guerra no hubo grandes movimientos en su pueblo, pero recuerda nítidamente cómo retumban los cristales con los bombardeos sobre Cuenca. “Se notaban los zumbidos”, rememora. Esperanza quedó marcada por el conflicto y en la posguerra desarrolló su activismo comunista, que le hizo ser la guerrillera Sole. Su labor en la Agrupación de Levante consistió en servir de enlace entre el Partido Comunista en Francia y los guerrilleros en España.

"Aquel día el fascismo demostró que era siniestro"

Marcos Ana. Poeta y político. 91 años. Dirigente juvenil comunista en la guerra, el poeta pasó luego 23 años en prisión

MAITE INIESTA
“Antes del 18 de julio solo teníamos un concepto de lo que era el fascismo, pero aquel día nos demostró que era una cosa real, material y absolutamente siniestra”. Así recuerda Marcos Ana, seudónimo de Fernando Macarro, el inicio de una dictadura que le arrebató 23 años de vida en lo que él denomina su “periodo de turismo penintenciario”. Con 15 años descubrió la política y al año siguiente ya era secretario de las Juventudes Socialistas Unificadas en Alcalá de Henares. “Sabíamos que había un complot contra la República, ya existía un precedente de algo parecido. Querían cerrar a sangre y fuego el proceso democrático porque veían peligrar sus intereses”, expone.
Días antes de la sublevación ya se sospechaba que algo iba a ocurrir, “llevábamos varias noches durmiendo por turnos en la calle, vigilando los cuarteles”, rememora. “De repente, un día, se abrieron las puertas del cuartel y apareció un comandante con sus tropas, pero con la bandera republicana. Nos sentimos aliviados, pero era una manera de escamotear la verdad”.

A partir de ese momento empezaron las delaciones y la brutal represión: “Uno de los hechos más significativos es que los maestros nacionales de cada pueblo fueron inmediatamente detenidos”, algo que demuestra, en opinión del poeta, que la cultura es incompatible con la doctrina fascista. “La cultura tiene vocación de libertad y eso era contrario al régimen”.Marcos Ana, detenido con 18 años, salió de prisión a los 41. “En los años que estuve condenado a muerte di el último abrazo a cientos de compañeros que fueron fusilados de madrugada”.

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++